Un enorme y lujoso crucero llegó a Buenos Aires y se volvió viral debido a la experiencia de sus pasajeros

Una gran cantidad de turistas navegan a bordo y cuesta 60 mil dólares por persona. Los pasajeros eligieron viajar por 9 meses. La historia de Jenny es una de las que mas resuena en TikTok.

El Serenade of de Seas amarrado en el Puerto de Buenos Aires, este viernes. Gentileza: Clarín.
El Serenade of de Seas amarrado en el Puerto de Buenos Aires, este viernes. Gentileza: Clarín.

Durante la madrugada del viernes, el inmenso crucero Serenade of the Seas llegó al Puerto de Buenos Aires. Este barco es el más conocido entre los demás que dan “la vuelta al mundo”. Además, es furor en TikTok ya que los cruceristas comparten historias de diversión en su recorrido.

Una gran cantidad de turistas navegan a bordo y cuesta 60 mil dólares por persona. Asimismo, los pasajeros eligieron viajar por 9 meses para conocer más de 60 países de los cinco continentes.

En medio de la temporada récord de cruceros en Argentina, este gigante, que inició viaje el 10 de diciembre en Miami, no se iba a privar de recibir una placa de agradecimiento por recalar por primera vez en el puerto porteño.

Este viernes se realizaron controles médicos a los pasajeros antes que que pudieran bajar del barco. Gentileza: Clarín.
Este viernes se realizaron controles médicos a los pasajeros antes que que pudieran bajar del barco. Gentileza: Clarín.

Sin embargo, la noticas es que varias personas siguen las historias de los pasajeros a bordo a través de las redes. Dramas relacionados al porque se acabó el mejor vino; peleas maritales en la lavandería; el error de que a una pareja la tomaron por swinger y mucho más.

La historia de una pasajera que se volvió viral en TikTok

Jenny es investigadora nivel PDH, es oriunda de Estados Unidos, en 2021 junto a su marido renunciaron a sus trabajos, vendieron sus pertenencias y se mudaron a un “hogar-camioneta”. Ella, desde el quinto piso del crucero ya anticipaba las actividades que realizarían en Buenos Aires.

“Muchos me preguntan por qué nosotros no vamos a las Cataratas de Iguazú. Es una excursión cara, que no está incluida en las 7 Nuevas Maravillas del Mundo, que tienen pagas quienes compraron el status Platinum. Un gran grupo viajó allá el jueves, se fueron desde Uruguay (la escala anterior fue en ese país). Y quienes compraron la excursión con el crucero van a viajar hoy (por el viernes) desde Buenos Aires, que incluye los pasajes y las entradas al parque nacional Iguazú”, detalló.

A Jenny le pareció tan “épico” conocer esa atracción turística que no eligió ninguna de esas posibilidades. Como otros cruceristas que prefirieron no subirse a un vuelo esta vez, eligió hacer un tour por la City Porteña. Además de su marido, la acompañará una “amiga” que conoció en Curazao, “de casualidad”.

“Esto es lo que pasa cuando dejás las cosas abiertas (a la suerte) y sos espontánea. Nos contactamos por redes sociales, nos vamos a encontrar en Buenos Aires y nos va hacer un tour por la Ciudad”, explicó Jenny a sus más de 6 mil seguidores.

Ella conoció a esta nueva amiga por fuera de la nave royal, pero a bordo hay muchas personas compatibles con su estilo de vida. Aunque manifiesten su libertad de distintas formas.

A bordo del del barco viajan 2.490 pasajeros. Gentileza: Clarín.
A bordo del del barco viajan 2.490 pasajeros. Gentileza: Clarín.

“Por supuesto que hay altibajos en un viaje tan largo, pero nosotros la estamos pasando genial y hay gente a la que le gusta quejarse. Creo que a este crucero le están agregando drama los ticktockers que NO están a bordo y quieren recibir visualizaciones”, contó Jenny en díalogo con Clarín.

Después de completar el larguísimo itinerario, en el que solo una noche de junio, en Venecia, Italia, planean dormir en un hotel, ascenderán al status Diamond. Hoy tienen 50% de descuento en restaurantes especiales.

La mujer, de 34 años, apenas escuchó en vivo algunos problemas de convivencia. “Me sorprende que tanta gente elija ir lavar la ropa por su cuenta, cuando tenemos ese servicio incluido tres veces por semana. Yo también lo hago. Sí pasa que muchos dejan en el lavarropas sus cosas demasiado tiempo (demorando al próximo pasajero que necesita la lavandería)”, describe.

En cuanto a altibajos, un problema del que sí fue protagonista su marido no tuvo que ver con personas pero sí con las fuerzas de la naturaleza. “Mientras estábamos en navegación, entre Río de Janeiro y Montevideo, yo estaba en el gimnasio y empezó a llover tan fuerte que el agua entraba por los ventanales”, contó el marido de la mujer.

Además, expresó que otra cuestión que excede a la gente es que “hubo casos de Covid desde que arrancó el viaje”. Se siente aliviada de que aún no tuvo problemas como gastritis y que ya se está acostumbrando al movimiento del mar, por lo que no tiene que tomar pastillas contra el mareo.

“El barco no está completo en capacidad, lo sabíamos desde el inicio. Y nos dijeron que entre todos los pasajeros, solo unos 700 compraron el viaje de 9 meses. Buenos Aires es uno de los 17 puertos en los que sube gente nueva, unas 800 personas más. Pero desembarcaron otras 600″, remarcó.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA