Truco de ahorro: así podés hacer que la cebolla dure meses guardada

En las épocas de crisis y las situaciones más complicadas económicamente siempre es aconsejable contar con algunos trucos que faciliten el ahorro.

Cebolla
Cebolla

Las cebollas, ese ingrediente esencial en la cocina española que aporta sabor y aroma a nuestras recetas, pueden ser complicadas de conservar en su frescura por largo tiempo.

A menudo, compramos grandes cantidades, y la falta de cuidado al almacenarlas puede llevar al desperdicio. Sin embargo, existen trucos prácticos para prolongar la vida útil de las cebollas frescas sin recurrir al congelador.

Timothy Kinyua descarga sacos de cebollas etíopes en un mercado al aire libre en Nairobi, Kenia, el martes 12 de septiembre de 2023. Las restricciones sobre la exportación de ese vegetal en la vecina Tanzania han multiplicado por tres los precios en Kenia. (AP Foto/Brian Inganga)
Timothy Kinyua descarga sacos de cebollas etíopes en un mercado al aire libre en Nairobi, Kenia, el martes 12 de septiembre de 2023. Las restricciones sobre la exportación de ese vegetal en la vecina Tanzania han multiplicado por tres los precios en Kenia. (AP Foto/Brian Inganga)

Al comprar cebollas, es fundamental elegir aquellas con piel seca y sin manchas. Evitemos las que presenten brotes verdes, señal de que han madurado demasiado. Un buen inicio garantiza una conservación más exitosa.

Las cebollas deben guardarse en un lugar fresco y oscuro para mantener su frescura. Una despensa o la zona más fresca y oscura de la cocina son opciones ideales.

Cáscara de cebolla
Cáscara de cebolla

Evitemos almacenarlas cerca de patatas, ya que estas aceleran el proceso de maduración. Además, la luz directa puede estimular el crecimiento de brotes, por lo que la oscuridad es clave.

El lugar de almacenamiento debe permitir la circulación de aire alrededor de las cebollas. Utilicemos verduleros, cajas de madera, bolsas de tela calada o malla, pero evitemos envolverlas en plástico. La acumulación de humedad puede propiciar el desarrollo de hongos y bacterias.

Evitemos apilar diferentes variedades de cebollas y procuremos que no estén apiladas. La circulación de aire fresco y seco alrededor de cada cebolla favorece su conservación.

Verdulería cebolla Productos de almacen de la canasta  ( Ramiro Pereyra / La Voz)
Verdulería cebolla Productos de almacen de la canasta ( Ramiro Pereyra / La Voz)

Contrariamente a la creencia popular, las cebollas no deben guardarse en la nevera. El ambiente húmedo interno puede propiciar el ablandamiento y la aparición de moho.

Revise las cebollas de vez en cuando, retirando aquellas en mal estado para evitar que afecten a las demás. Si alguna comienza a brotar, sepárela para consumirla rápidamente, ya que indica que ha madurado más que las demás.

Cortar cebolla
Cortar cebolla

Así se puede conservar la cebolla cortada

Si cortamos una cebolla y no la usamos completa, guárdela en un recipiente hermético en la nevera. Evitemos contenedores abiertos para evitar que los olores impregnen otros alimentos.

Estos sencillos pasos no solo prolongarán la frescura de las cebollas, sino que también contribuirán al ahorro económico al reducir el desperdicio de alimentos. Con estos consejos, disfrutaremos de cebollas frescas durante períodos más extensos, facilitando nuestra vida cotidiana en la cocina.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA