Truco viral: cinco formas útiles para “revivir” las verduras moribundas en la heladera

Si alguna vez te has encontrado con vegetales marchitos y a punto de perderse en el fondo de tu heladera, no te preocupes, existen varias formas de rescatarlos y aprovechar al máximo su frescura y sabor.

El ahorro es una prioridad por eso traemos 5 consejos para rescatar la verdura antes de que vaya a la basura
El ahorro es una prioridad por eso traemos 5 consejos para rescatar la verdura antes de que vaya a la basura

Los vegetales marchitos y a punto de perderse en el fondo de la heladera pueden tener vida ya que existen varias formas de rescatarlos y aprovechar al máximo su frescura y sabor.

Casos como el de las zanahorias que se ponen blandas y oscuras son ejes de varios videos en TikTok donde muestra cómo recuperarlas para que estén firmes nuevamente. Ese consejo es parte de estas cinco formas sencillas para revivir verduras. Desde rehidratarlos hasta preparar caldos deliciosos, vale la pena descubrir cómo mantener verduras y hortalizas en buen estado y sacarles el máximo provecho.

  • Rehidratación: Si los vegetales están marchitos y deshidratados, colócalos en un recipiente con agua fría durante unas horas. Esto ayudará a que recuperen su turgencia y frescura. Se puede hacer con zanahorias, brócoli, pepinos, pimientos, apio y la mayoría de vegetales con hojas verdes.
  • Blanqueado: Para aquellos vegetales que han perdido su color y vitalidad, sumérgelos en agua hirviendo por unos segundos y luego en agua helada para detener la cocción. El blanqueado revitalizará su aspecto y sabor. Este procedimiento lo podes realizar con brócoli, repollitos de Bruselas, arvejas, zanahorias, acelga, espinaca, coliflor, repollo y espárragos.
  • Congelación: Si ves que los vegetales están a punto de echarse a perder, congélalos para evitar su deterioro completo. Lava y corta los vegetales en trozos, colócalos en bolsas aptas para congelación y guárdalos en el frezzer. Casi todas los vegetales son aptos para realizar este proceso a excepción de las papas, los camotes, los tomates, las berenjenas, los pepinos y los pimientos.
  • Preparar caldo: Si tienes vegetales que ya no lucen frescos pero aún son comestibles, úsalos para preparar caldo casero. Hierve los vegetales con agua y condimentos para obtener un caldo delicioso y nutritivo que te servirá como base para una sopa o para otras comidas. El caldo preparado tambien puede congelarse en cubos para saborizar otras preparaciones.
  • Compostaje: Y si finalmente los vegetales están en un estado avanzado de descomposición, no los desperdicies. Aprovecha para crear compost casero, que servirá como abono para tus plantas y jardín. Este es un proceso natural que puede llevar varias semanas o meses. Una vez que el compost esté oscuro, mullido y con olor a tierra, está listo para usar.

Todos estros trucos nos permiten reutilizar, salvar y hasta ahorrar a la hora de hacer una limpieza en los cajones de la heladera.

Seguí leyendo

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA