El sencillo modo para tener tu propio árbol de naranjas en tu casa: necesitas una semilla

Con las altas temperaturas, las frutas y verduras no pueden dejar de ser parte de nuestras comidas y es por eso que no hay nada mejor que una huerta propia.

Este es el modo de poder tener tu propio árbol de naranja.
Este es el modo de poder tener tu propio árbol de naranja.

Las naranjas son uno de frutos que más vitamina C contiene por lo que son de las más consumidas sobre todo en época de invierno, pues ayuda a combatir las enfermedades virales, como la gripe. Pero en verano, son las aliadas de la ensalada de fruta y el jugo para el desayuno.

Su consumo puede ser complementario a la primera comida del día, que debe ser combinado algún tipo de proteína. Además, tiene la gran ventaja de ser muy dulce en ocasiones por lo que no requiere de otro tipo de endulzantes.

Este es el modo de poder tener tu propio árbol de naranja.
Este es el modo de poder tener tu propio árbol de naranja.

La manera de tener naranjas propias en tu casa

La naranja es uno de los pocos frutos que se pueden cosechar en cualquier época del año, por lo que su cultivo resulta sumamente fácil.

Para poder cultivar tu propio naranjo, es necesario adquirir una semilla de alguna que hayas consumido con anterioridad, puesto que en cada fruta de este tipo puedes encontrar un promedio de 4 o 5 semillas.

Este es el modo de poder tener tu propio árbol de naranja.
Este es el modo de poder tener tu propio árbol de naranja.

Toma al menos cuatro semillas e intenta humedecerlas en un vaso con agua, dejándolas reposar al menos media hora, después sácalas y con sumo cuidado, retira la primera capa que las cubre, dejando al descubierto la parte tierna de la semilla- puede llegar a ser de tonos blancos-.

Luego, deberás colocar las semillas ya peladas en un papel absorbente o servilleta de cocina, envolviéndolas perfectamente para que no llegue a salirse, después, con la ayuda de un rociador, humedece el envoltorio.

Coloca tus semillas junto con su envoltorio en un frasco con tapa -preferentemente de vidrio-, por al menos una semana, para que pueda llegar a germinar. Para acelerar el proceso podés dejarlo al borde de una ventana o un lugar en donde pueda llegar a recibir algunas horas de sol.

Este es el modo de poder tener tu propio árbol de naranja.
Este es el modo de poder tener tu propio árbol de naranja.

Pasados unos días, con mucho cuidado retira el papel absorbente y notarás que tus semillas han germinado, por lo que será hora de pasarlas a una maceta con tierra fértil. Ahí, las debes posicionar en el centro de la misma, pero con espacio entre ellas para su correcto crecimiento y riega la tierra con ayuda de un rociador.

Al cabo de unas semanas notarás como brotan pequeños retoños que después se convertirán en un gran árbol de naranjas. Cabe destacar que, mientras llegas a crecer de manera correcta, tendrás en tu hogar un rico a olor a cítricos que llenará todo tu ambiente.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA