Discutió con la esposa, salió a dar una vuelta para “calmarse” y caminó 450 kilómetros

Un hombre de 48 años caminó más de 450 kilómetros tras discutir con su esposa, para poder “calmarse”.

Discutió con la esposa, salió a dar una vuelta para “calmarse” y caminó 450 kilómetros
Discutió con la esposa, salió a dar una vuelta para “calmarse” y caminó 450 kilómetros

La tensión y el estrés han llevado a que las técnicas de relajación se conviertan en aliadas fundamentales. En este contexto, algunas personas recurren a hábitos poco saludables, como el consumo de tabaco o alcohol, mientras que otras, con un conocimiento profundo de sí mismas, aplican estrategias que les brindan tranquilidad incluso en los momentos más desafiantes. La variedad de opciones es sorprendente.

Un hombre residente de la ciudad de Como, en la región de Lombardía, Italia, demostró una forma inusual de combatir el estrés. Ante una situación límite en su hogar, en lugar de intensificar el conflicto, aplicó su mantra antiestrés de manera extraordinaria: después de una discusión con su esposa, decidió dar un paseo para calmarse y caminó aproximadamente 450 kilómetros durante una semana.

Durante su extensa travesía, que ocurrió en 2020 pero recién ahora se hizo viral en redes, este hombre de 48 años recorrió un promedio de 60 kilómetros diarios, culminando su viaje en Fano, una ciudad en la región italiana de Marcas, que se asoma al mar Adriático. Su caminata solitaria llamó la atención de los policías en un control de carretera, quienes lo detuvieron cuando caminaba por una ruta nacional a las dos de la madrugada.

Sorprendidos al verlo caminar solo a lo largo de la carretera, los agentes le preguntaron si tenía algún problema con su vehículo, a lo que él respondió que había llegado desde Como sin utilizar otro medio de transporte que sus propias piernas.

En su declaración, explicó que no se percató de haber recorrido una distancia tan considerable y mencionó haber recibido ayuda, en forma de alimentos y bebidas, de varias personas que conoció durante su travesía, según informó el periódico Il Resto del Carlino. A pesar de su cansancio, afirmó sentirse bien y, lo más importante para él, de buen humor.

La historia se difundió rápidamente a nivel mundial a través de las redes sociales, y el caminante fue apodado el “Forrest Gump italiano”. Aunque admitió sentirse “un poco cansado”, expresó su buen estado de ánimo. Después de ser identificado, las autoridades italianas lo trasladaron a un hotel y, al día siguiente, su esposa, quien había reportado su desaparición, acudió a buscarlo.

A pesar de la factura del establecimiento y la multa de 400 euros (alrededor de 480 dólares) impuesta a su esposo por violar el toque de queda debido a la pandemia de COVID-19, la historia tuvo un desenlace feliz.

Seguí leyendo:

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA