Massa cierra el período de anuncios con un nuevo “IFE” de $94.000 y un bono de $20.000 para desocupados

A partir del miércoles el ministro ya no podrá comunicar medidas de gestión, tal cual lo dispone la Ley Electoral. En las próximas horas también se conocerá la tasa de pobreza.

Sergio Massa en La Rioja
Sergio Massa en La Rioja

A pocas horas de la finalización del plazo autorizado para realizar anuncios de gestión, el ministro de Economía, Sergio Massa, comunicó el pago de $94.000 a personas sin ingresos, lo que representaría una nueva versión del IFE (Ingreso Familiar de Emergencia que se aplicó durante la cuarentena contra el coronavirus) y de $20.000 para quienes estén cobrando el seguro de desempleo.

El bono adicional para quienes no cuentan con ninguna entrada de dinero se hará en dos cuotas de $ 47.500. Podrán cobrarlo aquellas personas entre 18 y 64 años sin trabajo registrado o asistencia económica por parte del Estado.

“Hemos tomado la decisión de reforzar sus ingresos con dos canastas básicas que representan 47.000 pesos para un adulto, para los meses de octubre y noviembre que se tramitará desde mañana (jueves) en la Anses”, dijo Massa.

Para percibir este dinero los interesados deberán inscribirse, desde las 14 y hasta las 22, en la página oficial de la ANSES. Los pagos comenzarán a partir del 9 de octubre.

La ANSES indicó que para acceder a este beneficio quienes se inscriban no deberán tener: Trabajo registrado (relación de dependencia, autónomos, monotributo, monotributo social y casas particulares); jubilación o pensión; AUH, AUE, Asignaciones familiares o Progresar; Planes sociales (por ejemplo, Potenciar Trabajo); prestación por desempleo, obra social o prepaga.

Tras la solicitud vía web ANSES hará una auditoría y confirmará la aprobación. Para poder cobrar este beneficio quienes lo soliciten deberán tener un CBU o clave bancaria a nombre de quien pida el bono.

Massa comunicó la decisión durante un acto que compartió con la titular de ANSES Fernando Raverta, organismo que tendrá a su cargo la implementación de la medida. Según estimaciones oficiales se verían beneficiadas cerca de 2,5 millones de personas.

De esta forma, Massa completó la asistencia económica por parte del Estado a un amplio espectro social, cuyo objetivo fue paliar el impacto de la devaluación que se produjo el 14 de agosto y generó una inflación que apunta al 25% en el bimestre.

De acuerdo a la Ley Electoral a partir de mañana Massa no podrá realizar anuncios de gestión dado su carácter de candidato a presidente por Unión por la Patria (UP).

La medida se suma a la suma fija otorgada a trabajadores privados, la devolución de 21% en compras de productos de la canasta básica, la modificación del impuesto a las Ganancias, y una serie de beneficios tributarios para monotributistas y pymes.

Con este paquete, Massa busca amortiguar el impacto que tendrá mañana la difusión de la tasa de pobreza por parte del INDEC que se acercaría al 40%, según ya se desprendió de mediciones paralelas que realiza el organismo.

El nivel de indigencia y de pobreza que se conocerá mañana tiene como fecha de corte el 30 de junio, ya que se refiere a datos al primer semestre.

En consecuencia, el estudio no captará el efecto que tuvo la devaluación y la disparada de precios de las últimas semanas. Pero por otra parte, será un indicador de resultados de la gestión de Massa al frente del Ministerio de Economía.

Ayuda a desempleados

Bajo la misma lógica, el Gobierno dispuso un pago extraordinario de $ 20.000 para los trabajadores que actualmente estén cobrando el seguro de desempleo.

Esta suma se pagará en dos cuotas de $ 10.000 a través de ANSES según dispuso el Ministerio de Trabajo por medio de la Resolución 1209/2023, publicada este martes en el Boletín Oficial.

En los considerandos de la resolución el Poder Ejecutivo justificó esta decisión al señalar que “en el contexto de la situación socio económica imperante, con aceleración del nivel de precios, se ha comenzado a desplegar una serie de medidas dirigidas a reforzar los ingresos de aquellos sectores de la población más afectados por la disminución de su poder adquisitivo”.

La prestación por desempleo alcanza a trabajadores que fueron despedidos sin justa causa o por fuerza mayor. En septiembre, el monto mínimo de ese beneficio es de $32.771 y el máximo, de $54.628, que se calculan según los ingresos y meses trabajados con aportes durante los últimos tres años.

Seguí leyendo

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA