La millonaria pérdida detrás de los camiones varados en el paso a Chile

Camiones en la zona de la refinería de Luján de Cuyo a la espera de que se destrabe el conflicto con Chile.
Foto: Ignacio Blanco / Los Andes
Camiones en la zona de la refinería de Luján de Cuyo a la espera de que se destrabe el conflicto con Chile. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes

Son 2.700 los vehículos que esperan una solución por parte del país trasandino. Desde provincia y Nación aguardan medidas en el gobierno chileno. Se especula que podrían incrementarse los centros de testeos en Los Libertadores.

El conflicto entre los choferes de camiones y las autoridades de Chile, que tiene como eje el paso internacional Cristo Redentor, en el límite entre nuestra provincia con el país trasandino, sigue escalando, y aún no se vislumbran soluciones inminentes. Desde la Asociación de Propietarios de Camiones de Mendoza (Aprocam) estiman que cada día que pasa representa un costo extra de entre U$S 2 y U$S 3 millones para las empresas, si se tiene en cuenta que hay unos 2.700 choferes varados en distintos puntos de la provincia a la espera de una solución, y también debido a la medida de fuerza protagonizada por los propios camioneros, que en su mayoría decidieron no salir a Chile hasta que no resuelvan los problemas de demoras en la aduana por los controles por coronavirus.

En el Gobierno de Mendoza hay preocupación, pero aseguran que las gestiones ya están hechas, y lo mismo sostienen desde Nación, por lo que se aguarda algún tipo de medida del país chileno, que atraviesa conflictos sindicales y también una transición de su gobierno nacional. Mientras tanto, se especula que Chile podría abrir más casillas de testeos para aumentar la agilidad de los controles.

El problema comenzó días atrás cuando el Gobierno trasandino determinó la obligatoriedad de un test de antígenos para cada uno de los conductores (antes eran aleatorios), que se realizan en la aduana Los Libertadores, como consecuencia de dos situaciones: por un lado, la escalada de casos positivos en nuestro país; y por otro lado un brote de contagios en el personal de Los Libertadores, que provocó también conflictos con el gobierno que está dejando el presidente Sebastián Piñera. Esta medida se tomó de forma complementaria al test PCR que debe realizarse cada chofer en origen (desde donde sale) y cuyo resultado no debe ser mayor a 72 horas.

Esto provocó fuertes demoras en el paso de Alta Montaña, ya que no se testea lo suficientemente rápido para que crucen los camiones que lo hacían a diario, aún con restricciones. En ejemplos, según Gendarmería Nacional, pasaban 900 camiones por día de Argentina a Chile por el túnel Cristo Redentor, mientras que del país trasandino hacia Mendoza lo hacían 500.

Actualmente hay 5 casillas en las cuales personal de Salud chilena realiza los test de antígenos, lo que da en promedio 150 resultados diarios, menos de un 20% de los camiones que normalmente pasaban en 24 horas.

Según información que maneja Gendarmería, una de las soluciones que Chile planea es incrementar de 5 a 14 casillas para hacer testeos. Si bien Aprocam señala que no deja de ser un problema la falta de agilización (se podrían realizar a lo sumo entre 450 y 500 test diarios), ven con buenos ojos algún intento de mejora de la situación.

Pérdidas millonarias

Daniel Gallart, presidente de Aprocam, sostuvo que es difícil calcular cuánto se pierde por este conflicto, que afecta no sólo a camioneros argentinos, sino también de toda la región, como Brasil, Uruguay y Paraguay, porque la mercadería que se transporta es muy variada.

No obstante, señaló que son unos U$S 3 millones ($660 millones si se calcula al dólar blue) los costos extra diarios que están disponiendo las empresas en total, así como también los independientes o pymes, que tienen que correr con todos los gastos de los choferes en Mendoza. A esto se le suma el hecho de tener el camión sin producir dinero, lo que acrecienta la pérdida a futuro por la paralización de la situación.

Por otro lado, la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (FADEEAC), sostiene que cada día de detención de un camión en frontera “representa un costo extra de US$ 700 diarios” de acuerdo con datos del Departamento de Transporte Internacional de la Federación que nuclea a 43 cámaras de transporte de la Argentina. Si lo calculamos con los 2.700 camiones varados, esta suma da casi U$S 2 millones diarios ($440 millones).

En tanto, Aprocam agregó que se calcula que, en términos de mercadería que se comercializa y que hoy está en esos 2.700 camiones varados, hay unos U$S 200 millones, entre alimentos perecederos y no perecederos, más otro tipo de mercadería. “No sabemos cuánto de todo eso se puede echar a perder”, reconoció.

Medidas de fuerza

Lo cierto es que el gobierno nacional, local y Aprocam, destacaron a Los Andes que no hay noticias oficiales de cómo intentará solucionar el conflicto las autoridades chilenas.

Gallart sostuvo que “la llave la tiene Chile” y que, por el momento, seguirá la medida de fuerza de los camioneros, quienes si bien ya no están cortando las rutas nacionales (como sí ocurrió la semana pasada en ambos países) decidieron quedarse en las zonas de espera de Mendoza sin cruzar el túnel internacional, hasta que haya nuevas acciones de la aduana trasandina.

“No están viajando los camiones. Prácticamente no hay tráfico ida y vuelta a Chile, es una pérdida grandísima en términos económicos. Nos afecta a todos”, marcó el presidente de Aprocam.

Esta información fue validada desde Gendarmería Nacional, quienes afirmaron que solamente algunos camioneros chilenos son los que están volviendo a su país. También dijeron que hay una merma muy grande de choferes que cruzan de Chile a Argentina, a sabiendas que para volver se encontrarán con estos mismos problemas.

Varados en mendoza

Según los datos del jefe del Centro de Fronteras y Coordinador General del Paso Internacional Cristo Redentor, Justo José Báscolo, los 2.700 camioneros se encuentran distribuidos en distintos puntos de Mendoza.

En Uspallata hay 890 camiones (en el área de Control Integrado, la YPF y el parador Carmen), mientras que 1.010 están en la zona de la destilería de Luján de Cuyo (de los cuales 410 están estacionados a la vera de la ruta provincial 84 (calle Brandsen).

En tanto, hay otros 805 vehículos de carga distribuidos en la zona Este, tales como en las estaciones de servicio Guerrero (545), La Verde (199), Axion (55), y la de La Dormida (5), en Santa Rosa.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA