La boleta única implicaría un ahorro de más del 90% en el gasto de impresión

Con Boleta Única se dio la votación en las cárceles de Mendoza. Gentileza Penitenciaría de Mendoza.
Con Boleta Única se dio la votación en las cárceles de Mendoza. Gentileza Penitenciaría de Mendoza.

El dato se desprende de un estudio realizado por la Fundación Pensar Mendoza que determinó que el sistema alternativo a la lista sábana demandaría un costo de $9,5 millones.

El último domingo los mendocinos volvieron a participar de una elección para votar en las PASO de las legislativas 2021. Una vez más se encontraron en el cuarto oscuro con la clásica lista sábana de cada una de las fuerzas políticas en competencia. Durante el desarrollo de los comicios se reflotó el debate acerca de la necesidad de reemplazar ese cuestionado sistema por el de la boleta única, que para muchos sectores implica mayor transparencia y un mayor ahorro presupuestario.

Desde las primeras horas de la jornada, distintas espacios comenzaron a reportar irregularidades por faltantes de boletas en los cuartos oscuros y en las escuelas, un suceso lamentablemente habitual. Pero otro aspecto fundamental relacionado a la reforma del sistema de votación tiene que ver con el significativo ahorro que implicaría para el Estado.

Según un estudio elaborado recientemente por la Fundación Pensar Mendoza, la implementación de la boleta única papel hubiera reducido en más del 90% el gasto en impresión de las papeletas en los últimos comicios.

Durante la última semana se publicaron en el Boletín Oficial los decretos con los montos de dinero que el Estado provincial le otorgó a los frentes y partidos políticos que compitieron en Mendoza a cargos provinciales y municipales en estas primarias. En total, destinó casi $80 millones, tal como había adelantado Los Andes en su edición del 15 de agosto de 2021. A esa cifra resta sumar el desembolso correspondiente al Estado nacional para pagar los cuerpos correspondientes a las categorías de senadores y diputados nacionales, que supera los $30 millones.

Para realizar estos aportes Nación y Provincia tienen diferentes criterios en sus legislaciones. En la provincia, se paga el equivalente a un padrón electoral por cada lista oficializada. En tanto, la Nación cubre una cantidad de boletas equivalente a un padrón electoral por frente y el monto debe distribuirse entre todas las listas internas que se presenten. Vale resaltar que en la provincia el padrón de electores habilitados para votar en estas legislativas 2021 es de 1.438.410 personas.

Asimismo, la Dirección Nacional Electoral fijó en $1.330 el costo de la impresión de mil ejemplares de cada tramo de la lista sábana, es decir, del cuerpo correspondiente a una sola categoría. Esto implica un valor de $1,33 por cada tramo y teniendo en cuenta que en Mendoza se votan cinco categorías distintas (senadores y diputados nacionales; senadores y diputados provinciales; y concejales) el costo de impresión de una boleta completa es de $6,65.

Una particularidad que tuvieron las elecciones PASO del último domingo en fue la enorme cantidad de listas colectoras que compitieron en distintos departamentos de la provincia, lo que aumentó considerablemente el gasto en impresión de boletas.

El ahorro de la boleta única

La Fundación Pensar Mendoza, usina de ideas del Pro, elaboró un estudio sobre el gasto real destinado a la impresión de boletas comparando el costo de la lista sábana versus la boleta única.

La investigación estuvo a cargo de Fernando González Villanueva y arrojó que el costo total de impresión de la boleta única en Mendoza hubiera sido de $9.565.423 para esta elección. Esto significaría un ahorro de más del 90% en el presupuesto destinado por el Estado a solventar ese gasto electoral.

En diálogo con Los Andes, el diputado nacional y referente del Pro mendocino, Omar de Marchi, explicó que “elaboramos este informe a los efectos de poner blanco sobre negro los costos reales que implican boleta única versus lista sábana”.

Indicó que en el estudio se analizó el costo total de la impresión de las listas sábanas tomando en cuenta lo que paga el Estado y valorando también las impresiones extra que realizan las distintas fuerzas políticas con fondos propios.

“Consideramos que la impresión real, independientemente de lo que cada uno pueda manifestar, es de dos padrones por cada una de las listas. Lo que significa que el número final, haciendo un análisis detallado departamento por departamento con 258 listas en competencia, arrojó un número de casi $300 millones solamente en costo de impresión de boletas. Mientras que si en esta elección hubiera existido boleta única el costo hubiera sido de casi $10 millones”, manifestó el ex intendente lujanino.

Sin embargo, el dirigente resaltó que la ventaja de la boleta única no tiene que ver solamente con el ahorro de dinero, sino con el aporte a la transparencia que implica, en comparación con la lista sábana.

Con la boleta única desaparece el robo de boletas en el cuarto oscuro, con lo cual, los partidos chicos compiten en igualdad de condiciones con los partidos grandes. Con lo cual, elector tiene frente a sí el menú completo electoral y no solamente a aquel que tiene mayor estructura para sostener boletas en los cuartos oscuros y poder fiscalizar”, sostuvo.

Agregó que también “desaparece la distribución domiciliaria del voto” y que “simplifica de manera contundente el recuento de votos y su transparencia”.

La aplicación en Mendoza

La Ley 8.967, que modificó en 2017 la legislación electoral provincial, dispone que “la emisión de sufragio en sostén papel, donde aún no se implemente el voto electrónico se podrá concretar por vía de boletas individuales, correspondientes a cada Partido Político o Alianza Electoral o bien por vía del sistema de BOLETA ÚNICA. El diseño, formato, medidas y cualquier especificación relacionada a la misma la establecerá el Poder Ejecutivo Provincial al momento de convocar a las elecciones, donde ejercerá la facultad de elección de dicho sistema. En el caso de implementarse el sistema de BOLETA ÚNICA el Gobierno Provincial asumirá el pago de los gastos que la confección de la misma requiera”.

Esto quiere decir que a nivel local está en manos de Suárez la posibilidad o no de tener boleta única, aunque en este proceso no se podría haber implementado porque se unificaron los comicios provinciales con los nacionales y, en este caso, rige la legislación nacional.

El intendente de Godoy Cruz y presidente de la UCR mendocina, Tadeo García Zalazar, es uno de los impulsores del cambio de sistema electoral. Destaca que además del ahorro presupuestario, la boleta única agiliza los tiempo, mejora la fiscalización y termina con los problemas de faltantes de boletas. Sin embargo, advierte que lo ideal sería que la reforma se produzca a nivel país.

“Lo ideal es que haya boleta única nacional, que esté en el Código Electoral de la Nación y cuando haya elecciones, ya sea unificadas o desdobladas, las provincias tengan que seguir ese sistema”, expresó el dirigente oficialista.

Resaltó que en Mendoza hubo una buena experiencia cuando se utilizó la Boleta Única Electrónica en las elecciones a intendente de Santa Rosa en 2017. " Pero aparte de decisión política tenés que tener presupuesto nacional, es muy difícil la implementación para un municipio o una provincia. Y a nivel nacional hoy no se da básicamente porque el kirchnerismo que tiene mayoría no lo aprueba”, sostuvo.

Por otra lado, el titular del partido de gobierno local señaló que la utilización de este sistema en Mendoza debería ir acompañado por una modificación de los distritos electorales, algo que se planteó en la reforma constitucional que envió Rodolfo Suárez a la Legislatura. “La representación debería ser, en al menos una de las cámaras, departamental para que la gente identifique a su representante y no a una lista, sino sería como hacer una mini lista sábana adentro de la boleta única”, explicó.

¿Boleta única en 2023?

Respecto de la posibilidad de modificar el sistema de votación en Mendoza para las elecciones del 2023, García Zalazar dijo que “de acá al 2023 creo que se va a insistir para que sea el mismo mecanismo en todo el país. Y si no, habrá que analizar específicamente Mendoza, en función de algunos indicadores, no tan solo presupuestarios y económicos sino el tema de la pandemia, para ver si da el contexto para hacer cuatro elecciones o no”.

Por su parte, el diputado De Marchi resaltó que la decisión está en manos del Gobernador y manifestó que “aspiramos a que la elección que acaba de suceder y la que viene en noviembre sean las últimas de lista sábana, por lo pronto en Mendoza”.

Apuntamos a que esto sea a nivel nacional, pero en la provincia solamente dependemos de la decisión del Gobernador”, subrayó y agregó: “Ya no hay más excusas para que no se incorpore, Mendoza en el 2023 debe votar ya con boleta única”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA