Guaymallén: quiénes asoman para suceder al intendente Marcelino Iglesias en 2023

Candidatos intendente Guaymallén. Nicolás González Perejamo, Evelin Pérez y Marcos Calvente
Candidatos intendente Guaymallén. Nicolás González Perejamo, Evelin Pérez y Marcos Calvente

A pesar de que el jefe comunal actual les tiene prohibido hacer política, dos funcionarios de la comuna y una diputada provincial han picado en punta para la próxima elección. El departamento en el que el radicalismo no tiene internas y posee manchas en el pasado.

Guaymallén es un mar de tranquilidad política. Hay rumores acerca de quiénes pueden ser los sucesores del actual intendente Marcelino Iglesias. Pero cualquier rumor es acallado porque la orden del jefe comunal es no hacer política. Sólo se habla de gestión.

Como sucede en varias comunas, Iglesias está transitando su segundo mandato y la enmienda constitucional impulsada por Alfredo Cornejo en 2018, que limita las reelecciones de los intendentes, deja al jefe comunal guaymallino sin otra chance.

Pero, a diferencia de otras comunas, donde aparecen los aspirantes casi inevitablemente, el Guaymallén de Iglesias parece una excepción. Es que, quienes conocen al intendente señalan que “el sucesor lo elegirá él y lo anunciará un día antes que cierre el plazo de presentación de listas”.

Él será el gran elector municipal. Esos mismos conocedores de la trastienda política del departamento indican que nada hace presumir, al menos por ahora, que aparezca algún radical a disputarle el rol de elector a Iglesias. Sería una decisión personalísima del actual intendente.

Marcelino Iglesias Intendente de Guaymallen
Marcelino Iglesias Intendente de Guaymallen

Eso no significa que no aparezca algún precandidato por fuera del equipo de gestión municipal. Son conocidas las pretenciones de un reiterado aspirante: Fabián Manzur. Ya fue precandidato en las PASO 2015 y 2019; en la última lo hizo como parte de la boleta que llevaba como candidato a gobernador al líder del Pro local Omar de Marchi. En las dos oportunidades fue derrotado por Iglesias.

Manzur ahora tiene vínculos estrechos con un precandidato a gobernador: es uno de los asesores políticos del intendente de Las Heras Daniel Orozco. ¿Volverá a intentar en una eventual interna de candidatos a la gobernación en una boleta que encabece Orozco? Por ahora todo es especulación.

Los probables elegidos

El secretario de Gobierno de Iglesias es Nicolás González Perejamo. Es uno de los que aparecen como posible delfín de Iglesias. El funcionario también es el presidente del Comité Departamental de la UCR. Él es uno de los que suena como posible sucesor.

Candidatos intendente Guaymallén. Nicolás González Perejamo.
Candidatos intendente Guaymallén. Nicolás González Perejamo.

Otro de los que podría ser, al menos en la mirada de los observadores de la rosca municipal, es el secretario de Infraestructura Pública Marcos Calvente. Es ingeniero civil, egresado de la Universidad Nacional de Cuyo en 2007. Cursa una maestría en Energía, también en la UNCuyo, y tiene un postgrado en la Universidad de Chile en mecánica de suelos aplicada.

Candidatos intendente Guaymallén. Marcos Calvente.
Candidatos intendente Guaymallén. Marcos Calvente.

Una mujer también es incluida en la sucesión de Guaymallén. Se trata de la diputada Evelin Pérez. Hasta el 30 de abril fue la presidenta del Concejo Deliberante de Guaymallén. Fue electa concejal en 2013; el 28 de noviembre de 2015 Luis Lobos terminó su mandato de concejal (estaba a cargo de la intendencia por la partida de Alejandro Abraham a la Cámara de Diputados de la Nación), Pérez fue elegida presidenta del Concejo y se hizo cargo de la comuna hasta el 10 de diciembre de 2015, cuando asumió el electo Iglesias.

Candidatos intendente Guaymallén. Evelin Pérez.
Candidatos intendente Guaymallén. Evelin Pérez.

Hay un cuarto nombre que circula, pero parece difícil que sea el elegido por Marcelino Iglesias. “No le faltan méritos, pero tiene un karma por el que difícilmente el intendente lo señale”, dicen los conocedores. Se trata de Mauricio Iglesias y es hijo del jefe comunal.

En 2016 llegó a ser director de la Dirección de Administración de Activos de ex Bancos Oficiales (Daabo), luego cuando Martín Kerchner se fue del Ministerio de Hacienda al de Economía, Infraestructura y Energía, se lo llevó como director General de Control de Gestión y en esa función sigue actualmente.

Es licenciado en Administración y antes de esas tareas trabajó en la UNCuyo y en la comuna de Godoy Cruz (asesor del Concejo Deliberante y jefe de división de inventario).

Un detalle que tal vez sea indicador de por dónde van las preferencias de Marcelino Iglesias. Cuentan que, al arranque de su primer mandato, Iglesias no conocía a una parte de los funcionarios que lo acompañan en la gestión. “El hecho de haber ganado las intendencias de Guaymallén y Las Heras, además de la históricamente radical de Capital, y la gobernación, hizo que hubiera una fuerte escasez de funcionarios. En el caso de Guaymallén, Marcelino no conocía a gente que nombró en Rentas y varias direcciones del área de obras”.

En este escenario, los cercanos dicen que el intendente destaca mucho el equipo de obras que encabeza el ingeniero Calvente. Cuentan que dice que es “el mas sólido de toda la provincia”. ¿Será por ahí?

El fin de la vieja interna radical y las manchas del pasado

En la escena partidaria de la UCR no se visualizan espacios internos de peso, como los había en 2015. Quizá el sector departamental más poderoso de esos tiempos lo lideraba Juan Narváez, un heredero de lo que era el viejo sector Causa Nacional, que encarnaba en la provincia José Genoud. Narváez falleció en 2019.

El ex concejal dejó un hijo, Pablo Narváez. Es un fiel cornejista; fue diputado provincial, delegado de la Dirección Nacional de Migraciones y actualmente es secretario Habilitado de la Cámara de Diputados. Cuentan que “heredó” algo de la estructura partidaria del padre, pero para varios de los conocedores de la rosca departamental, “no le alcanza para ser un dolor de cabeza para Marcelino”.

El otro hombre de Causa en el departamento es un viejo amante de las internas, que se presenta en todas las que puede: Fernando Armagnague. El ex diputado nacional y ex convencional constituyente no parece tener el peso suficiente como para montar una resistencia sólida a Iglesias.

Según cuenta la leyenda guaymallina, unos días antes de la asunción de Iglesias en diciembre de 2015, el entonces intendente electo convocó a todos los dirigentes partidarios del departamento y les habría dicho, palabra más, palabra menos: “van a tener que desaparecer los grupos internos. El que tenga tiempo para andar en un grupo, le va a quitar tiempo a la gestión, así que decidan”.

Para muchos la leyenda es cierta. Si no es cierta, sólo el mito ha bastado para que los espacios internos del radicalismo desaparezcan de la escena, a pesar de la rica tradición en fracturas que exhibe la Unión Cívica Radical.

Quizá por la veracidad de la leyenda, quizá porque la primera línea de gestión del departamento es muy joven, en los corrillos departamentales advierten que no parece haber en el entorno de Marcelino Iglesias, dirigentes de experiencia, con el cuero curtido de muchos años.

Marcelino Iglesias
Marcelino Iglesias

“El salto generacional es grande. Hay algunos que tienen unos diez años menos que el intendente, son radicales, pero tienen perfil técnico, no tienen militancia política. Hay que saltar dos generaciones para encontrar los que son más políticos” dice un observador.

Tal vez hay otra explicación, acerca de la falta de personas con extenso currículum: hubo cierta connivencia de los viejos radicales (y de de los demócratas también) con las gestiones peronistas, incluida la de Luis Lobos, dejando de lado el control de la administración.

En aquellos años se hablaba de “la cooperativa”, que solía acompañar en el Concejo Deliberante todo lo que proponía Lobos, a veces con entusiasmo, a veces mirando para otro lado. Esos nombres están olvidados. En el “infiernillo” se dice que algunos de esos viejos radicales son fantasmas que lograron una beca en las catacumbas de la Administración Pública a condición de mantenerse en la tierra del olvido

.

Entonces los que aparecen como posibles elegidos para suceder a Iglesias son muy jóvenes. La verdad es que nadie asoma claramente como candidato, por la negativa del propio Iglesias de que haya gente pensando en hacer política por fuera de las tareas de gestión. “Será Marcelino el que haga la campaña para poner a su delfín en la comuna, por eso cree que no hace falta que el elegido tenga alto perfil”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA