Fuerte respaldo de empresarios mendocinos a las reformas económicas de Milei

La Unión Comercial e Industrial de Mendoza (UCIM) y el Consejo Empresario Económico (CEM) celebraron las medidas que el presidente dispuso a través del DNU, dictado la semana pasada.

Javier Milei. Presidente de la Nación Argentina (Télam/Archivo).
Javier Milei. Presidente de la Nación Argentina (Télam/Archivo).

Luego de que el presidente Javier Milei plasmara decenas de reformas económicas en el mega decreto que dictó la semana pasada, los empresarios mendocinos salieron en bloque a darle su respaldo y pidieron que profundice ese rumbo “con más medidas de fondo” que beneficien al sector privado. Así lo expresaron tanto la Unión Comercial e Industrial de Mendoza (UCIM), como el Consejo Empresario Mendocino (CEM).

Desde la UCIM destacaron, junto a la Cámara Argentina de Comercio y Servicios, anuncios tales como la derogación de las leyes de alquileres, de abastecimiento y de góndolas, como así también la supresión del observatorio de precios. “Asimismo, aplaudimos que se haya decidido implementar una modernización laboral, que tantas veces reclamamos”, indicó el titular Daniel Ariosto.

Por su parte, el Consejo Empresario Mendocino valoró que las medidas dispuestas por el gobierno libertario “comienzan a corregir las enormes distorsiones generadas por políticas intervencionistas, y a reducir el peso de un Estado elefantiásico con gastos ineficientes e insostenibles”.

“Es clave quitar el peso de las regulaciones que impiden el desarrollo del sector privado, fuente de generación de riqueza de una Nación. El sector productivo ha sido sometido por años a injerencias estatales indebidas como ha sido los controles de precios, las restricciones en materia de comercio exterior, la Ley de Abastecimiento, solo por mencionar algunas”, manifestó el CEM en concordancia con lo expuesto por la UCIM.

Para Ariosto, en las últimas décadas el Estado “fue más un estorbo que un aliado para buena parte del sector privado. Los escandalosos indicadores económicos y sociales que registra Argentina demuestran que un sector público omnipresente no garantiza el progreso, más bien todo lo contrario”.

Ante este panorama, la UCIM reclamó “más medidas de fondo cuyos efectos derramarán beneficios al resto de las variables desequilibradas” de la economía. Por esto remarcaron que el “crecimiento genuino en el país” generaría un impacto directo en el nivel de actividad, es decir en el empleo, con un consecuente aumento de los niveles de producción y disponibilidad de bienes y servicios (crecimiento económico, aumento de la recaudación asociado a mayores niveles de producción, impacto directo en la disminución del déficit fiscal y la inflación).

Desde el CEM aportaron que “es necesario generar más competencia como eje central para lograr en el mediano plazo una baja sustentable del costo de productos y servicios consumidos por toda la población. Es muy importante la libertad para contratar productos y servicios, para incentivar la oferta y demanda de bienes a precios razonables, habiendo comprobado en reiteradas ocasiones que los controles y regulaciones solo llevan a la escasez”.

También pidieron un Estado que brinde “servicios de calidad a sus ciudadanos” y colabore mejorando el clima de negocios, para que las empresas argentinas sean “cada vez más competitivas” y los productos y servicios lleguen a mercados internacionales. “Para ello, es necesario también agilizar y facilitar los trámites burocráticos nacionales, provinciales y municipales”, focalizaron.

El CEM también agregó que el paquete de reformas significará que empresarios “prebendarios” dejen de sostenerse “a costa de los negocios que han acordado con el Estado” y deban “reconvertirse” para producir de manera eficiente y competitiva.

De la misma forma apuntaron que las desregulaciones tendrán un impacto sobre “sectores que por años se han sostenido de manera artificial a costa del Estado” y lanzaron una crítica ante medidas que aún se mantienen: “Otros, continuarán desfavorecidos por las retenciones y el impuesto PAÍS, entre otras más, mientras el tamaño del Estado se reduce a niveles sostenibles”.

“En esta transición estamos dispuestos a contribuir con el esfuerzo que sea necesario, cada uno desde el lugar de grandeza que le toque asumir en este momento tan crítico de nuestra querida Nación, para hacer viable este difícil pero esperanzador camino”, completaron desde el CEM.

Por su parte, Ariosto se encargó de detallar una serie de medidas “imprescindibles” en las que debería avanzar el Ejecutivo y también sostuvo que “el esfuerzo va a ser muy grande” para aplicar las reformas, pero “esta senda permitirá al sector privado despegar para poder finalmente derramar la riqueza producida en la comunidad nacional”.

Las medidas que reclama la UCIM

- Reforma impositiva integral: los empresarios entienden que el país cuenta con una estructura impositiva que “roza la inviabilidad” y con una presión fiscal entre las mayores a nivel mundial. Por eso piden el estudio y la reconfiguración del sistema impositivo de forma tal que “no desincentive la producción ni le agregue costos adicionales que quiten competitividad”.

- Incentivos fiscales: apuntados a actividades que ayuden a lograr niveles de actividad crecientes. Las herramientas para lograr esto van desde moratorias accesibles hasta condonación de deudas fiscales, señalaron.

- Incentivo a la contratación formal: se trata de beneficios concretos en las nuevas contrataciones que motiven al empleador a optar por la formalidad al momento de contratar nueva mano de obra.

- Sistema financiero al servicio del capital productivo: tanto las herramientas de financiamiento públicas como privadas “deben estar configuradas para apalancar al sistema productivo en todos sus niveles”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA