Relevamiento: 47,34% de los mendocinos cree que es muy difícil o imposible tener casa propia

Los datos sociales que reveló la encuestadora Demokratia son preocupantes. Al 36% de los consultados no le alcanza para llegar a fin de mes y 56% no recuerda cuándo fue la última vez que se fue de vacaciones.

El acceso a la vivienda es traumático.
El acceso a la vivienda es traumático.

En la víspera de las elecciones del domingo, que definirán quién se sentará en el sillón de Rivadavia, la encuestadora mendocina “Demokratia” actualizó un relevamiento de los problemas sociales que afectan a los mendocinos. Hizo dos sondeos anteriores, uno antes de las primarias abiertas nacionales y el otro antes de las elecciones generales.

Uno de los datos más llamativos que surgió de la encuesta es que el 47,34% de los mendocinos cree que es imposible o muy difícil llegar a tener un techo propio. Y sólo el 39,76% dijo que tiene vivienda propia.

En cuanto a la percepción que tiene el mendocino acerca de la posibilidad de acceder a un lugar propio en un futuro, únicamente el 11,23% del total de los encuestados cree que puede llegar a tener un lugar propio. Los datos se completan con el 1,67% que indicó que no le interesa la idea de ser propietario de un inmueble.

La temática de la vivienda propia también nos permite observar cómo se contrasta este dato según el género. Mientras que el 41,04% de los hombres tiene una vivienda propia, la disparidad mientras que 38,87% de las mujeres informó que posee una.

Los varones son tienen un poco más de esperanza en llegar a la vivienda propia: 26,87% considera que es inalcanzable, mientras que, en el caso de las mujeres es el porcentaje sube a 29,41%.

A partir de 713 entrevistas presenciales realizadas en los departamentos del Gran Mendoza (Capital, Godoy Cruz, Guaymallén, Las Heras, Luján y Maipú), entre el 6 y 10 de noviembre, se pueden observar cuáles son los problemas sociales que mayormente afectan a los vecinos de la provincia: imposibilidad de llegar a fin de mes y dificultades para el acceso a la vivienda y para el ocio.

A modo de explicación los encuestadores lo que intentan demostrar es lo que la gente cree, lo que la gente siente. “Buscamos poder contrastar lo que la gente siente con lo que los indicadores que brinda el Estado nos dan”, explicó el titular de la consultora y el ex secretario de Gobierno de Guaymallén, Nicolás González Perejamo.

Llegar a fin de mes y ahorrar

Llegar a fin de mes es cada vez más complicado, de acuerdo con esta encuesta: al 36,28% directamente no le alcanza con sus ingresos para poder llegar a fin de mes. El 36,52% de la población llega, pero sin poder ahorrar.

El 14,79% de los mendocinos llega únicamente gracias a la ayuda de otra persona. De este universo de datos surge, entonces, que el 51,07% de los mendocinos tienen dificultades para poder cubrir sus gastos mensuales por cuenta propia.

Quienes pueden llegar a fin de mes, representan el 7,62%, y únicamente el 4,77% tiene capacidad de ahorro.

La encuesta también relevó cinco categorías de consumo para determinar cuáles son las que los mendocinos perciben con mayor dificultad para acceder: servicios e impuestos, alimentación, vivienda (alquiler, cuota o mantenimiento), vestimenta y créditos (tarjetas o préstamos).

En el caso de la primera categoría, el 53,46% de los encuestados respondió que ve con dificultad o le resulta imposible pagar los impuestos. El dato que sigue es dramático: al 48,93% de los mendocinos les resulta complicado acceder a la compra de comida.

Con respecto a la vivienda, el 46,06% informó que tiene problemas para pagar el alquiler o realizar mantenimientos en su casa.

En tercer lugar está la vestimenta, donde al 39,14% le resulta engorroso poder acceder a la compra de prendas de vestir, y en cuanto al acceso a créditos o al pago de las tarjetas, el 27,68% enfrenta dificultades.

El acceso a la vestimenta también es un problema. Foto: Pexels
El acceso a la vestimenta también es un problema. Foto: Pexels

También surgió una cuestión poco medida por las encuestas y que, desde Demokratia lograron relevar, que es la preferencia de la modalidad de trabajo de los mendocinos. De acuerdo a los datos relevados, 62,21% de la población prefiere trabajar de forma independiente con una profesión u oficio (36,1%) o, bien, ser propietaria de un emprendimiento (26,09%). Solo el 14,87% prefiere trabajar en relación de dependencia a tiempo completo, y únicamente el 14,57% prefiere un trabajo en relación de dependencia pero que le permita manejar su tiempo.

Completan los datos: el 6,68% quienes prefieren tener dos trabajos a medio tiempo y el 1,67% que prioriza trabajos en relación de dependencia pero que le permitan ir rotando de empresa en empresa.

“Al medir este dato lo que queremos demostrar es que hay un error entre las necesidades y las cuestiones que hay de propuestas generales”, analizó Perejamo.

Es interesante el análisis por grupo etario que también hace Demokratia. Los más jóvenes (entre 15 y 30 años) son los que prefieren ampliamente una profesión u oficio (25,62%), un emprendimiento propio (19,7%); trabajo en relación de dependencia que permita manejar tiempos (27,08%) o más de un trabajo de medio tiempo (29,54%), incluso rotar entre diferentes empleos en relación de dependencia (27,27%), mientras que la opción de trabajo estable de tiempo completo sólo la elige 15,31%.

La percepción que tiene el mendocino de la seguridad también está entre sus preocupaciones más grandes: sólo el 21,96% de la población se siente entre algo seguro y muy seguro. El restante 78,04% tiene miedo de salir a la calle por los robos o llegar a su casa y no encontrar sus pertenencias.

En el área de salud, el 51,90% informó que dependería de la cobertura de la obra social o prepaga para poder cubrir gastos en caso de enfermarse o tener un accidente. El 44,31% dijo que dependería totalmente del sector público. Y solo un 3,79% podría costear el tratamiento sin problema.

Es un dato llamativo el de la cobertura de salud en el contexto electoral, ya que 96,21% de los mendocinos depende del sistema que brinda el Estado o de las prestaciones que realizan, en su mayoría, los sindicatos a través de las obras sociales de los trabajadores o prepagas.

Al respecto, el análisis que hace González Perejamo es que, al observar este dato y considerando lo que el mendocino votó en las urnas en las elecciones generales presidenciales, donde Milei obtuvo el 42,35% de los votos, es que el voto al libertario tiene que ver con que el mendocino entiende que “la esperanza que depositaron con su voto tiene que ver con cambiar los protagonistas que resuelven las cosas, y no tanto con sus medidas”.

Lo mismo se observa acerca de la educación, la encuesta determinó que el 68,44% elegiría instituciones públicas para estudiar, mientras que el otro 31,56% dijo que preferiría optar por un establecimiento privado.

Viajes y esparcimiento

Demokratia también sondeó cuán probable es que el mendocino pueda irse de vacaciones o hacer una escapada a algún lugar por placer o turismo. El dato inquietante es que el 56,75% no recuerda cuándo fue la última vez que pudo ir a disfrutar de un paseo.

El 36,42% dijo que realiza un viaje por año. Solo el 3,64% se va de vacaciones 2 veces al año. En último lugar quedan quienes hacen escapadas o viajes con frecuencia, representando sólo el 3,19% de los mendocinos.

Si el dato se desagrega por género, 59,85% de las mujeres encuestadas no recuerdan cuando se fueron por última vez de vacaciones; mientras que entre los hombres que responden de esta manera, el dato baja a 52,24%.

La encuesta también relevó con qué frecuencia los mendocinos realizan alguna actividad de esparcimiento al aire libre o en establecimientos comerciales cerrados. El 34,37% tiene momentos de esparcimiento una o más veces por semana. El 25,06% sólo una vez al mes. Completan aquellos que salen cada 15 días, representando el 21,24%, y quienes no recuerdan cuándo fue la última vez, que representa el 19,33%.

Una de las conclusiones que Perejamo aporta, a modo de cierre, para entender el humor social de la población a pocos días de acudir a las urnas es que “la gente se siente hastiada, agobiada, no llega a fin de mes, pensó en irse afuera, cree que Argentina no puede salir del pozo y que siempre está en estas crisis cíclicas”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA