El PJ padeció una “fuga de votos” de las colectoras en las elecciones generales

El Frente de Todos no pudo retener el caudal de votos alcanzado en las PASO en siete departamentos donde había tenido competencia interna. Foto Ignacio Blanco /  Los Andes
El Frente de Todos no pudo retener el caudal de votos alcanzado en las PASO en siete departamentos donde había tenido competencia interna. Foto Ignacio Blanco / Los Andes

Una de las razones que explica la derrota electoral del peronismo mendocino fue la pérdida de sufragios respecto de las PASO. Esta sangría se dio principalmente en las comunas que tuvieron internas.

Las elecciones legislativas del 14 de noviembre significaron un duro golpe para el peronismo mendocino, que sufrió una derrota inapelable por más de 20 puntos contra Cambia Mendoza. Una de las razones que explica la abultada diferencia fue el avasallante respaldo en las urnas que tuvo la fuerza ganadora, pero también el estancamiento del Frente de Todos que perdió sufragios respecto de las PASO.

Esta fuga de votos se dio fundamentalmente en los departamentos en los que hubo competencia de colectoras en las primarias. El dato surge del análisis del escrutinio definitivo, publicado por la Justicia Electoral días atrás, y comparando los números con el recuento final de las primarias.

En ese cotejo se observa que Anabel Fernández Sagasti, quien encabezó la boleta del Frente de Todos, obtuvo en septiembre 259.901 votos y el 14 de noviembre logró 259.054, es decir que sufrió la pérdida de 847 sufragios. Pero al centrar la lupa en cada comuna queda en evidencia que la dispersión se debió en buena medida a que el espacio no pudo retener los votos donde hubo internas municipales.

La utilización de colectoras fue una estrategia diseñada por la conducción del PJ con el objeto de incrementar la base de apoyos al frente desde los departamentos, sumando listas de concejales y multiplicando las boletas para el resto de los cargos electivos.

Para las PASO, además de la lista “oficial”, se presentaron otras con distintos postulantes a ediles en Tupungato (6), San Carlos (5), Luján (5), Guaymallén (4), San Martín (4), Rivadavia (2), Malargüe (2), Godoy Cruz (1), Las Heras (1) y Alvear (1).

Luego de la primera derrota electoral, el peronismo decidió cambiar de jefe de campaña y reemplazó al senador provincial Lucas Ilardo por el intendente de Tunuyán y candidato a senador nacional, Martín Aveiro. Uno de los primeros desafíos que asumió el jefe comunal fue la misión de retener los votos de las colectoras. No obstante, conocidos los resultados definitivos, el justicialismo no logró cumplir con ese objetivo en la gran mayoría de los departamentos donde hubo competencia interna.

Votos en fuga

La fuga de votos más significativa se registró en San Carlos. La lista encabezada por Fernández Sagasti sufrió la pérdida de 2.448 votos respecto de las PASO. De los 5911 conseguidos en septiembre pasó a contar con 3.463 en noviembre. Mientras que en la categoría de concejales, en la que se había dado una nutrida disputa previa, la sangría fue de 4.023 sufragios, bajando de 7.531 a menos de la mitad, 3.508.

En este departamento el Frente de Todos ganó las primarias y en las generales quedó tercero, por detrás del triunfador Cambia Mendoza y del Partido Verde, que llevaba al sancarlino Marcelo Romano como candidato a senador nacional.

Otro elemento que, al parecer, pesó en la votación fue que la interna entre los precandidatos a ediles la ganó una de las listas no oficiales, que llevaba como principal postulante a un funcionario del gobierno municipal, aliado de Cambia Mendoza. Martín Ferreyra, director de Juventud de la comuna, fue quien lideró una lista opositora, pese a estar identificado políticamente con el intendente Rolando Scanio.

Variación de votos de senadores en las PASO y en las Generales.
Variación de votos de senadores en las PASO y en las Generales.

En Tupungato también hubo una disminución significativa en el respaldo al Frente de Todos. La principal candidata de la fuerza tuvo 1.290 votos menos que en los comicios anteriores. En tanto, las listas de concejales del frente habían obtenido, entre todas, 5.918, mientas que en la votación general el peronismo obtuvo 3.951 sufragios, es decir 1.967 menos. En esta comuna también triunfó una lista no oficial, encabezada por un docente y dirigente de la CTA, Marcelo Sánchez.

Siguiendo en el Valle de Uco, en Tunuyán el Frente de Todos ganó la elección del 14 de noviembre, pero se produjo un hecho llamativo. Pese a que no hubo competencia de colectoras, la fuerza perdió votos respecto a las primarias.

El intendente Aveiro figuraba en la boleta como candidato a senador nacional en segundo término, pero a pasar de ello esa categoría sacó 1.154 sufragios menos que en septiembre. Mientras que para la lista de concejales la caída fue de 1.075.

Los resultados obtenidos en las PASO habían hecho ilusionar al peronismo con poder dar una sorpresa en el Este provincial. En Rivadavia y San Martín el recuento final había arrojado una diferencia de 2 puntos respecto del oficialismo de Cambia Mendoza. No obstante, para las generales la distancia se acrecentó, a raíz de la pérdida de votos del Frente de Todos.

En Rivadavia se produjo un descenso de 1.127 sufragios para la categoría de senadores nacionales, a la vez que para concejales la disminución fue de 1.599, siendo que habían tenido solo dos colectoras además de la oficial.

Por el lado de San Martín la caída no fue tan brusca en cuanto a los cargos nacionales, donde el Frente de Todos perdió solo 454 votos, pero en la carrera por las bancas al Concejo Deliberante sí hubo una fuga considerable de 2.397 sufragios entre una votación y la otra.

En los departamentos del Gran Mendoza se registraron los resultados electorales más contundentes a favor de Cambia Mendoza e implicaron un revés histórico para el peronismo en muchos casos. El binomio Fernández Sagasti-Bermejo tuvo una pérdida de votantes entre las PASO y las generales de 1.107 en Guaymallén y 1.014 en Luján de Cuyo.

En cuanto a la categoría de concejales, en la primera de las comunas las distintas listas del Frente de Todos habían acumulado en septiembre 34.553 sufragios, pero en noviembre logró 32.506, es decir que tuvo una dispersión de 2.397 electores. En el caso del otro municipio, los espacios en disputa habían sumado 16.420 votos y en la última votación el frente alcanzó 14.966, unos 1.454 menos.

A su vez, en Godoy Cruz el declive fue menor, ya que tuvieron solo 215 sufragios menos en la principal categoría nacional y respecto del cuerpo municipal el descenso fue de 538.

Municipios en alza

Además de Tunuyán, el FdT ganó solo en otros tres departamentos gobernados por el peronismo y en ellos se dio un aumento del apoyo en las urnas tras las PASO. En Santa Rosa subió más de 300 votos en las categorías nacionales y municipales; y en Lavalle el incremento fue de 295 en la de senadores nacionales y 385 en concejales. En tanto, en La Paz fue más tímido, registrándose 23 y 61 votantes más, respectivamente.

Sin embargo, el mayor crecimiento de votos del justicialismo se dio en San Rafael. Si bien el oficialismo municipal fue derrotado en la general tuvo una suba de más de 3.000 votos en comparación con septiembre. Fernández Sagasti obtuvo 3.178 sufragios más y la lista de concejales creció en 3.499 adhesiones.

En Maipú, otra comuna donde el peronismo gobierna y perdió, el aumento de votos no sirvió para achicar la contundente ventaja que sacó Cambia Mendoza, que despojó al oficialismo de la mayoría en el Concejo Deliberante. Hubo 478 respaldos más para los senadores nacionales el 14 de noviembre y 1.762 más para los ediles.

En estos cinco municipios no hubo colectoras del FdT en septiembre, al igual que en el caso de Junín y Capital. En el territorio del Este el espacio opositor creció en más de 500 votos para la elección definitiva. A su vez, en la Ciudad de Mendoza hubo una variación positiva de apenas 800 sufragios para los cargos nacionales y de 724 para los municipales.

Un hecho particular se dio en Malargüe, lugar en el que el voto en blanco para las categorías nacionales había arrasado en las primarias. En la reciente votación, el FdT logró sumar 709 votos más para senadores, pero a nivel concejales ocurrió lo contrario. El espacio tuvo para este cuerpo de la boleta 686 votos menos que en septiembre.

Completando el panorama departamental, en Alvear y Las Heras el peronismo evitó la fuga de votos de la colectoras de Protectora que se habían presentado dos meses atrás. En la comuna del sur se dio un crecimiento de más de 900 votos en todas las categorías y en la del Gran Mendoza la suba fue de 590 en la principal y de 413 en la municipal.

Cambia Mendoza decreció en un departamento

El oficialismo provincial obtuvo un triunfo categórico en los últimos comicios legislativos y mejoró su performance respecto de las PASO en 17 de los 18 departamentos.

Solo perdió votos en Alvear, donde en septiembre las dos listas internas habían alcanzado 10.751 sufragios en la categoría de senador nacional y 11.305 en la de concejales. Pero en las generales, pese a que la asistencia de electores fue mayor, el frente tuvo una disminución del respaldo para todos los cargos registrando poco más de 8.900 votos.

A su vez, en Santa Rosa se dio un hecho llamativo, ya que el espacio creció en todas las categorías , salvo en la de concejales, donde hubo 60 votos menos en las generales.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA