Tras la derrota, Fernández Sagasti cede el protagonismo hacia el 2023: “Empieza una nueva etapa y quiero ser una más”

Anabel Fernández Sagasti, presidenta del PJ, se corrió de la carrera a la gobernación y dijo que se necesitan "nuevos actores construyendo el proyecto provincial. Contarán con todo el apoyo del partido".

Foto: Orlando Pelichotti
Anabel Fernández Sagasti, presidenta del PJ, se corrió de la carrera a la gobernación y dijo que se necesitan "nuevos actores construyendo el proyecto provincial. Contarán con todo el apoyo del partido". Foto: Orlando Pelichotti

La presidenta del PJ lanzó un mensaje al interior del espacio. Sin nombrar a los destinatarios, las miradas están puestas en los intendentes Aveiro (Tunuyán) Félix (San Rafael) y Righi (Lavalle), quienes no tienen más reelecciones en sus cargos.

Luego de la dura derrota que tuvo el Frente de Todos en Mendoza el domingo, comenzó un proceso de análisis en el cual la presidenta del PJ y principal figura del espacio, abrió el juego hacia el 2023 y se corrió -de momento - de ser la posible figura para disputar la gobernación de la provincia.

La Senadora Nacional, que asumirá en diciembre un nuevo mandato por seis años más en la Cámara Alta del Congreso, consideró que se necesitan “nuevos actores” para construir el proyecto provincial, pero también expresó que en el peronismo “empieza una nueva etapa” y que ella quiere ser “una más”. De esta manera dio a entender que dará paso al resto de los funcionarios que tiene el partido, ya pensando en el futuro eleccionario del 2023, donde los mendocinos elegirán cargos ejecutivos como el próximo gobernador e intendentes.

“Cada elección configura una nueva etapa hacia el futuro de cada partido. En el peronismo empieza una nueva etapa. En esa nueva etapa yo quiero ser una más. Necesitamos nuevos actores construyendo el proyecto provincial. Contarán con todo el apoyo del partido”, declaró ayer por la mañana a radio Nihuil.

Sin dudas este anuncio impacta dentro del Frente de Todos, que ha tenido a Fernández Sagasti como figura importante desde que asumió como diputada nacional en 2011, sobre todo por su vínculo cercano con la hoy vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, pero que fue preponderante desde el 2019, cuando ganó la interna al peronismo orgánico en la primaria abierta a gobernador.

Ya como presidenta del PJ, también fue la candidata más fuerte que tuvieron en estas elecciones, junto a Adolfo Bermejo, que lideró la categoría a diputado nacional. En estos comicios quedaron lejos de Cambia Mendoza, que consiguió el 49,5% de los votos, mientras que el Frente de Todos obtuvo el 26,1%.

Mensaje interno

En este mensaje, si bien no se trata a secas de un “renunciamiento”, sí se está anticipando a marcar un camino en el que no tiene pensado ser candidata, principalmente por los últimos resultados esquivos, y por ende lanzó la intención de ceder protagonismo de cara al 2023.

Dentro del espacio aseguran que se trata también de un mensaje a los dirigentes fuertes que tiene el PJ, sobre todo los intendentes, en el cual hay una marcada tensión entre el espacio kirchnerista -alineado a Fernández de Kirchner-; y el del peronismo más tradicional, quienes en su momento protagonizaron esa interna recordada del 2019, pero que luego de perder se alinearon.

Así todo, y a sabiendas que el contexto influía en términos negativos al peronismo, en lo que más kirchnerista del Frente de Todos reprochan una falta de acompañamiento o de “cargarse al hombro la campaña” por parte de otros caciques, como aseguran que puede haber sido el caso de Emir Félix (San Rafael), que no aceptó ser el candidato a diputado nacional como terminaría siendo Bermejo; y también de Roberto Righi (Lavalle), que fue candidato pero en tercer lugar, también de diputados.

“Lo que hizo Anabel fue ‘apurar’ a los intendentes al pedir oficialmente que se metan en el rearmado del peronismo”, analizaron. De hecho, con estas declaraciones de la senadora, creen que lo que hace es “descongestionar” hacia adentro del propio partido, y anticiparse a posibles futuros planteos o críticas sobre nuevas candidaturas y renovación de lugares.

“Anabel tiró el guante, el tema es ahora saber quién lo recoge”, agregaron, sobre todo en este contexto en el cual ya se repartieron los propios espacios en las cámaras legislativas, y que de ahora en más se prepara un nuevo escenario político con más tiempo de trabajo. De todas maneras expresaron que no se trata de apuntarse unos a otros, sino que destacaron que con más participación quizás la situación pueda empezar a cambiar a futuro.

Fernández Sagasti, por otro lado, añadió que esta reconfiguración del peronismo “tiene que ver con que necesitamos varios actores caminando la provincia, liderando procesos y después será el mejor o la mejor que vaya en 2023. Dentro de esos proyectos es donde se va a encuadrar nuestra fuerza, y yo como presidenta del partido tengo que encargarme que todos tengan las mismas condiciones y apoyar a todos los que quieran construir, porque para el 2023 tenemos que construir una fuerza provincial, no es de un día para el otro”.

No se festeja nada”

Por otro lado, el senador provincial y electo diputado nacional, Adolfo Bermejo, insistió en que la tarea del frente a futuro “es generar más adhesiones, renovar figuras y poner en valor a los intendentes, sobre todo los que no renuevan”, en referencia a Martín Aveiro, de Tunuyán, más Righi y Félix.

Ellos van a tener que cumplir un rol importante en la reconstrucción del peronismo a futuro. Les ha ido bien históricamente en sus comunas y son figuras que tienen que aparecer en este próximo tiempo sin que nadie se tenga que correr de algún lugar”, consideró en diálogo con radio Aurora Argentina.

Además apoyó la idea de Righi de convocar a un frente más amplio, con Compromiso Federal, el Partido Federal y el Partido Verde. “Con ellos se fue mucha gente del peronismo, ese fue nuestro primer error, no supimos convocar a todos”, manifestó con autocrítica.

Por otro lado, respecto al gran acto del día de la militancia que se realizará en Santa Rosa, Bermejo destacó que “no se está festejando nada” y que solamente se trata de un “agradecimiento” a la militancia. “Se merecen que estemos todos juntos, nos vamos a mostrar después de esta derrota electoral unidos, trabajando hacia el futuro”, añadió.

“Todos los años participo de esta fecha que se celebra en todo el país. No estamos festejando nada desde lo electoral, solo es un agradecimiento a la militancia con todo el trabajo que hacen”, finalizó.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA