El mercado tembló por la falta de acuerdo con el FMI y Central subió tasas para facilitar el acercamiento

Fernández encabeza el acto en el Museo del Bicentenario junto al ministro Guzmán (Foto: Presidencia de la Nación)
Fernández encabeza el acto en el Museo del Bicentenario junto al ministro Guzmán (Foto: Presidencia de la Nación)

Los activos locales registraron pérdidas tras la exposición del ministro de Economía, Martín Guzmán, quien blanqueó que no hay avances por las diferencias sobre el nivel del ajuste fiscal. Cambios en los plazo fijo y en los rendimientos de la Leliq.

El mercado expuso su malestar y sus temores luego de escuchar al ministro de Economía, Martín Guzmán, blanquear que las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para reestructurar la deuda de 45.000 millones de dólares no avanzan por las diferencias en torno al nivel del ajuste fiscal que debe aplicar el Gobierno nacional.

Las acciones locales operaron con caídas de hasta el 1%, mientras que los bonos soberanos en dólares registraron pérdidas que superaron el 2%. La incertidumbre se materializó además en un considerable salto del Riesgo País de la Argentina, que representa la referencia sobre el riesgo de default.

Ese indicador, que elabora el banco estadounidense JP Morgan, llegó a saltar por encima de los 1.820 puntos básicos (p.b.) y volvió a tocar el nivel que perdió a principio de diciembre pasado, aunque luego revirtió su avance y finalizó la jornada en 1.786 p.b, con una suba de 31 unidades respecto al miércoles.

El sacudón en el mundo bursátil se enmarcó en una jornada compleja en las plazas internacionales, donde se siguen de cerca las noticias de la Reserva Federal de los Estados Unidos (Fed, por sus siglas en inglés) respecto a la eliminación de estímulos económicos y a la suba de tasas.

Pero las desalentadoras novedades sobre las tratativas con el Fondo también alimentaron la presión cambiaria: en el mercado informar, el denominado dólar blue ganó $1, cerró a $208,5 y quedó a un paso de su máximo histórico ($209), y los dólares financieros terminaron con subas acumuladas de hasta el 2%, como fue el caso del MEP que se obtiene mediante la compra y posterior venta del bono GD30, que avanzó de los $199 hasta los $203.

Los movimientos se produjeron tras la exposición que realizó Guzmán, el jueves ante los gobernadores oficialistas y los enviados de los mandatarios provinciales radicales, en la que blanqueó que la discusión con el FMI entró en una suerte de punto muerto.

“El sendero fiscal es el punto donde hoy no hay acuerdo”, apuntó el titular de la cartera económica al hablar junto al presidente Alberto Fernández. En otras palabras, indicó que la falta de entendimiento radica en el nivel de ajuste que se deberá aplicar y en el cómo, que no precisó porque evitó revelar números.

El presidente Fernández prometió que se continuará conversando, a sabiendas de lo que significa no acordar con el Fondo para conseguir un programa para modificar el esquema de pagos que se tornó incumplible para la Argentina: solamente este año habrá que devolverle al organismo multilateral de crédito más de U$S19.000 millones.

El jefe de estrategia de GMA Capital, Nery Persichini, analizó, en declaraciones a la agencia EFE, que la presentación de Guzmán “estuvo lejos de las expectativas en términos de convergencia al equilibrio fiscal, y aleja la posibilidad de que el Gobierno encuentre puentes de entendimiento tanto con la oposición como con el FMI”.

“La dilatación de un acuerdo más allá de marzo es un riesgo debido a la delicada posición de reservas netas. La disyuntiva entre cumplir y ceder reservas ó defaultear y generar una crisis más profunda gana cada vez mayor intensidad”, alertó.

El jueves, la portavoz presidencial Gabriela Cerrutti reforzó la posición oficial al señalar que la “Argentina tiene claro que no va a llevar adelante ningún tipo de ajuste” y que espera que “el FMI flexibilice el pedido respecto de este tema”. La funcionaria se mostró confiada en que el país “no va a entrar en default”.

Por su parte, Guzmán continuó con la ronda de contactos para repasar las asignaturas pendientes. Recibió en el Palacio de Hacienda a empresarios y a referentes de la CGT, entre ellos el secretario general Héctor Daer, quien ratificó que la central obrera respalda la postura de la administración de Fernández.

“Nosotros somos conscientes de las dificultades y acompañamos la posición de que no puede haber un plan que genere recesión y mayor pobreza en la Argentina”, dijo el gremialista del área de Sanidad.

En paralelo, el Banco Central le envió otro gesto al FMI en pos de acercar posiciones. Luego de un año, la autoridad monetaria que conduce Miguel Angel Pesce anunció una suba de tasas para los plazo fijo y para las Leliq, las letras de referencia en la política monetaria.

“El Directorio del BCRA elevó los límites mínimos de las tasas de interés sobre los plazos fijos. Para personas humanas, el nuevo piso se fija en 39% anual para las imposiciones a 30 días, mientras que para el resto de los depositantes del sistema financiero la tasa mínima garantizada se establece en 37% anual”, informó el Central a través de un comunicado.

En tanto, se estableció un aumento de 2 puntos porcentuales de la tasa de interés de la LELIQ a 28 días de plazo, pasando de 38% a 40% anual. Según ponderó el BCRA, las medidas tienen como objetivo seguir “acompañando el sendero de recuperación y reforzar las condiciones de estabilidad monetaria, cambiaria y financiera”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA