El embajador argentino en Venezuela avaló los dichos de Nicolás Maduro y trató a Milei de “fascista”

El funcionario se sumó a las descalificaciones del presidente chavista y sumó sus propios agravios. Aún es funcionario en servicios.

El embajador argentino en Venezuela avaló los insultos de Nicolás Maduro a Javier Milei. Imagen de archivo.
El embajador argentino en Venezuela avaló los insultos de Nicolás Maduro a Javier Milei. Imagen de archivo.

El actual embajador argentino en Venezuela, el dirigente kirchnerista Oscar Laborde, avaló los insultos que el presidente Nicolás Maduro había lanzado contra Javier Milei la semana pasada al tratarlo de “neonazi” y lo trató de “fascista”.

La frase del embajador fue dicha durante una entrevista televisiva en la que Laborde iniciaba su despedida de la función que cumplió a lo largo del gobierno de los Fernández. El funcionario argentino no solo avaló las descalificaciones de Maduro contra el presidente electo democráticamente, sino que las sostuvo con conceptos propios.

“Es verdad que lo es (neonazi). La mayoría del pueblo argentino votó a un candidato que es un fascista”, dijo Laborde. “Lo que ha prometido y lo que está haciendo en estos primeros días aún sin ser presidente va a destruir mucho los derechos”, agregó el representante diplomático en funciones.

Las controversias de Oscar Laborde en Venezuela

El paso de Laborde por la embajada argentina en Caracas ha estado más de una vez atravesada por las controversias. De militancia kirchnerista, el funcionario defendió varias veces a Maduro y consideró como un “secuestro” la retención del avión venezolano iraní en Ezeiza.

Según lo destacó Clarín, la activista y abogada venezolano-argentina Elisa Trotta Gamus cuestionó que “Oscar Laborde, en vez de impulsar los intereses de los argentinos, estos años que estuvo en Caracas se dedicó a hacer propaganda chavista, defender a la dictadura y promover que se retomaran los opacos negocios entre el chavismo y el kirchnerismo, que durante años han estado envueltos en sospechas de corrupción. Más que un representante de los argentinos, fungió como un representante de Nicolás Maduro”.

Destacó que mientras esto ocurría en Venezuela, en paralelo “en Argentina se permitió que operara libremente la embajadora chavista Stella Lugo, una miliciana, cuyo clan familiar ha sido señalado por formar parte del aparato represor de la dictadura y por estar vinculada con escándalos de corrupción, narcotráfico y, más peligroso aún, con Irán. Esta persona ha estado operando durante estos cuatro años en Argentina, promoviendo además actividades junto a los regímenes de Cuba y Nicaragua”.

“Yo me voy con la idea de que hemos colaborado desde nuestro modesto lugar a poder acercar las partes para que desde el diálogo encuentren la solución”, dijo Laborde en su entrevista de despedida.

Seguí leyendo

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA