Cornejo advirtió que la recaudación ha caído y pidió “sensatez” a los gremios estatales

Tras adelantar el llamado a paritarias, el gobernador les sugirió que “no generen expectativas que el Gobierno no va a poder satisfacer”

El gobernador entregó viviendas junto a Esteban Allasino y la funcionaria provincial Marité Badui.
El gobernador entregó viviendas junto a Esteban Allasino y la funcionaria provincial Marité Badui.

Un día después de haber convocado con mucha anticipación a paritarias a los gremios estatales, debido a la explosiva inflación de diciembre, el gobernador Alfredo Cornejo mandó crudo mensaje a los sindicatos.

“La oferta que le hagamos tiene que ver mucho con la recaudación. Que sean sensatos los dirigentes sindicales y no generen expectativas que el Gobierno no va a poder satisfacer. Que sean muy sensatos a la hora de sentarse a negociar porque dependemos de la recaudación”, advirtió Cornejo durante un acto de entrega de viviendas en Luján.

El mandatario también puso en valor la decisión de adelantar la convocatoria. “A pesar de que tenemos 60 días para convocar a paritarias lo vamos a adelantar para la primera semana de febrero porque creemos que es una inflación mucho más alta que la se convino en la última paritaria”.

En efecto, ni bien se conoció que la medición del Indec daba una inflación del 25,5% a nivel nacional y del 25,3% a nivel provincial (registro de la Deie) para el último mes vencido, el Gobierno oficializó la reapertura de paritarias. La última vez que hubo negociación salarial, se fijó que la próxima reunión iba a ser en abril.

La propuesta de aumento había sido en aquel momento del 15% en noviembre y 15% en diciembre. Para el 2024, se había acordado 5,8% de suba salarial para enero; y el mismo incremento tanto para febrero como para marzo.

Sin embargo, el desfasaje entre aumentos e inflación obligó a anticipar el llamado. No obstante, Cornejo señaló que Gobierno tiene “muy poco margen de maniobra” e insistió en la sensatez de la dirigencia gremial.

“La Provincia ha tenido un gesto simbólico de sensibilidad concreta”, expresó . Y enseguida explicó cuáles serán los límites del Poder Ejecutivo en la negociación: “Nosotros no imprimimos billetes, no tenemos la facultad de inventar dinero y la verdad es que la recaudación viene cayendo y la proyección inmediata es de caída, por dos motivos: nos han sacado Ganancias, que es una merma importante para Provincia y municipios; e incipientemente se están dando los resultados de la estanflación (estancamiento y alta inflación). Estos efectos influyen”.

Según la explicación oficial, el panorama es complejo. “Menos mal que Mendoza se ha mantenido ordenada en sus cuentas, porque si no estaríamos con problemas para pagar sueldos y proveedores”, sostuvo Cornejo. Y lanzó: “Por un tiempo podemos aguantar, pero la merma de Ganancias es muy brava”.

“En algunos meses tendríamos problemas importantes si no se mejora la recaudación”, agregó. Recordó en ese sentido que uno de los factores que afectó la recaudación es que todavía no se concreta la idea nacional de revertir la exención del Impuesto a las Ganancias para los sueldos más altos.

Milei considera que había que restablecer Ganancias pero no lo ha enviado en el paquete de medidas”, resaltó Cornejo, y se quejó de que a nivel nacional existan un montón de impuestos que aumentan la presión tributaria y además no coparticipables, sino que “son todos para Nación”.

Según informó el Ministerio de Hacienda esta semana, la caída de la coparticipación federal fue en diciembre del 6% en términos reales. A esto se sumó que todos los tributos provinciales cayeron también en términos reales, entre 10 y 16%.

El menú de datos oficiales terminó este viernes con la advertencia de Cornejo a los gremios. “Cuando la inflación era del 5%, necesitaban un bono de $70 mil pesos y ahora cuando es del 25%, necesitan también un bono de $70 mil. O antes estaban mal o lo están ahora. Tenemos que ser sensatos en los números”, los criticó el mandatario.

PANORAMA DIFÍCIL EN VIVIENDAS

El gobernador ofreció este panorama luego de entregar 36 viviendas en Drummond, Luján. Se trató del Barrio Ruta 82, donde fueron relocalizadas familias a raíz de la ejecución de la obra de la nueva Panamericana.

Cornejo afirmó que el barrio lo ejecutivó el IPV, con dinero del BID y de la Provincia. “El 90% de la gente necesita un crédito para tener una casa y la mayoría no califica para tener un crédito bancario”, analizó sobre el panorama de vivienda en general, y reclamó otra vez “orden macroeconómico” para que haya acceso al financiamiento.

“Quisiéramos subsidiar tasa en el futuro y que cada uno tome su propio riesgo”, agregó, en referencia a su anhelo para el IPV, un aspecto de su gestión que todavía no ha sido lanzado.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA