Cómo llegó el mendocino Carmona a la secretaría de Malvinas que dejó Filmus

Carmona, con años en la política, ha sabido moverse para seguir estando en la función pública.
Carmona, con años en la política, ha sabido moverse para seguir estando en la función pública.

La carrera política de Guillermo Carmona tiene algunos giros interesantes. De dilatada trayectoria, ha vivido de cerca las diversas transformaciones del peronismo

Guillermo Carmona seguirá engrosando su currículum en el sector público luego de que se confirmara su llegada a la Secretaría de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, dependiente de la Cancillería que lidera Santiago Cafiero.

La salida de Daniel Filmus quien asumió como ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación abrió la vacante por la que contactaron a Carmona. Actualmente, y hasta que asuma, se desempeña en el Ministerio de Defensa. Sin embargo, su trayectoria política tiene algunos condimentos políticos interesantes.

Oriundo de Guaymallén, vivió en Dorrego y Rodeo del Medio. En este último distrito empezó su militancia social con el retorno de la democracia, que fue complementada por la partidaria, en el justicialismo. Abogado formado en la Universidad de Buenos Aires, se especializa en Derecho Público y culmina con diversos posgrados.

Fue presidente del Partido Justicialista en Mendoza y ha ocupado diversos cargos legislativos y ejecutivos, tanto en la provincia como en la Nación.

Su vínculo con Néstor y el bastión kirchnerista en Mendoza

Según su propio relato, a Néstor Kirchner lo conoció a fines de los ‘90 cuando el ex presidente era gobernador en Santa Cruz. “Junto con un reducido grupo de compañeros y compañeras conformamos en Mendoza el primer núcleo kirchnerista en diciembre del 2000″, recuerda.

“El encuentro con Néstor Kirchner ha sido un momento decisivo en mi vida personal y política que ha marcado mi trayectoria con una fuerte pertenencia al proyecto nacional, popular y progresista que expresa el peronismo kirchnerista”, solía decir.

Desde el 93′ impulsó Confluencia que era una de las usinas de pensamiento del PJ y que se mantuvo hasta el 2001. En 1998 llegó al Concejo Deliberante de Maipú y se quedó hasta el 2002. Pegó el salto a la Cámara de Diputados entre 2003 y 2007, llegado a ser Vicepresidente del órgano. También tuvo la representación legislativa en el Consejo de la Magistratura.

En 2007 puja por la candidatura a Gobernador desde el peronismo en las internas partidarias (no existían las PASO aun) y pierde con Celso Jaque. El ex intendente de Malargüe no sólo ganó la pulseada, sino que además terminaría dando el batacazo ante la desazón de la Concertación (radicales K) con César Biffi a la cabeza.

Sin embargo, Jaque lo integró al gabinete asumiendo como Secretario de Medio Ambiente y finalizando el mandato en 2011. El Frente para la Victoria aglutinaba al kirchnerismo y Carmona encabezó la lista de Diputados Nacionales desembarcando en el Congreso en 2011.

Con la sangre en el ojo por lo sucedido ante Jaque, el flamante Secretario de Malvinas vuelve a la carga por la candidatura al sillón de San Martín con la bandera peronista. Ya con las PASO, la batalla librada llevaba tres nombres: el de Carmona, Matías Roby y Adolfo Bermejo. Finalmente el ex intendente de Maipú triunfó pero luego perdería a manos de Alfredo Cornejo.

La interna en Capital y su paso por la conducción del PJ

Las ideas y venidas lo ubicaron nuevamente en una interna peronista en 2019, aunque tenía la misión de unir a los distintos sectores siendo la máxima autoridad del Partido Justicialista.

En aquel momento, el kirchnerismo avanzaba en busca de protagonismo y el peronismo tradicional resistía con la figura de Alejandro Bermejo, ex jefe comunal maipucino. En las boletas municipales, Carmona lideraba la de aspirantes a la intendencia.

Fue conocido el batacazo de Fernández Sagasti a Bermejo en la interna, y también el que recibió Carmona. Su contrincante en ese momento, con la bendición kirchnerista, era Martín Sevilla, hoy al frente del PAMI, una de las áreas que maneja La Cámpora.

Mientras fue presidente del partido convivió con una camada K que salió a comerse la cancha. Y si bien públicamente se mantuvieron las formas, puertas para adentro hubo diferencias. El nuevo gabinete que armaron Cristina Fernández y Alberto Fernández llevaba al kirchnerista Agustín Rossi al ministerio de Defensa.

Con vínculo desde hace años, Carmona pegó cargo en el Instituto de Ayuda Financiera para Pago de Retiros y Pensiones Militares (IAF). La salida de Rossi permitió el ingreso de Jorge Taiana, y si bien cuentan que tienen muy buena relación, la Cancillería que hoy comanda el albertista Santiago Cafiero lo llamó para hacerse cargo de la Secretaría de Malvinas.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA