A cambio de las vacunas, Rusia busca instalar centrales nucleares en Argentina

A cambio de las vacunas, Rusia busca instalar centrales nucleares en Argentina
El embajador ruso en Argentina, Dmitry Feoktistov (El Trece)

Así lo admitió el embajador del Kremlin en Argentina, según lo revelado por Jorge Lanata en “PPT” (El Trece).

A cambio de las vacunas Sputnik V, Rusia busca instalar centrales nucleares de alta potencia en Argentina. Así lo admitió el propio embajador ruso en Buenos Aires, Dmitry Feoktistov, en diálogo con “Periodismo para todos” (El Trece), conducido por Jorge Lanata.

“Propusimos a la Argentina la construcción de una central grande, una segunda opción es que la construcción de reactores medianos y como tercera opción una central nuclear flotante”, detalló Feoktistov en la última emisión del ciclo periodístico.

“Rusia es un país de altas tecnologías y desde hace varias décadas está en el mercado de la energía. Nuestras centrales son muy seguras y eficaces, como Sputnik”, subrayó.

Más allá del criterio económico y simbólico de la Argentina para adquirir las Sputnik V, la contraprestación en este caso sería un contrato a largo plazo que no solo habilitaría la construcción de las centrales nucleares y su mantenimiento, sino también ciertas condiciones beneficiosas para su instalación.

Esto se explica en un concepto conocido en el mundo de las relaciones internacionales: “La diplomacia de vacunas”. El exembajador Diego Guelar explicó: “Es algo que pueden hacer pocos países en el mundo y funciona de la siguiente manera: yo te doy algo y vos me das algo a cambio”.

Vladimir Putin y Cristina Kirchner (Télam/Archivo)

Centrales nucleares como las proyectadas son cuestionadas por distintas razones. La ambiental es la considerada más potente. Actualmente hay una sola central nuclear flotante en el mundo. Es rusa y cuenta con una potencia conjunta de 70 megavatios y 50 gigacalorías. Greenpeace la denominó la “Chernobyl flotante”.

La estrategia rusa forma parte de un plan global que busca aprovechar los estragos de la pandemia en América Latina. En ese sentido, el competidor de Rusia es China.

Según Jorge Lanata, el kirchnerismo busca desde 2008 cerrar contratos con los rusos. Ese año, el entonces secretario de Energía, Daniel Cameron, avanzó con las primeras negociaciones. En 2011 se reflotó y en 2014 Cristina Fernández de Kirchner anunció en una visita oficial de Vladimir Putin que se empezaría a construir una central nuclear rusa en Argentina.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA