Detuvieron al jefe de la barra brava de Vélez por golpear al Spider-Man del Trencito de la Alegría y agredir a un turista

“Raulo” Ciminelli cometió una ola de actos violentos mientras se encontraba en la ciudad balnearia de Villa Gesell. El hombre, además, le propinó una golpiza a un trapito. Tenía 1,34 gramos de alcohol en sangre.

Eduardo Raúl “Raulo” Ciminelli fue detenido por una serie de actos violentos el fin de semana pasado en Villa Gesell.
Eduardo Raúl “Raulo” Ciminelli fue detenido por una serie de actos violentos el fin de semana pasado en Villa Gesell.

En enero 2021 Eduardo Raúl “Raulo” Ciminelli ascendió a la máxima posición de la barra brava de Vélez luego de que el histórico Pedro Paz decidiera bajarse debido al gran pasar económico que había logrado, lo que suponía inversiones en importantes barrios de Buenos Aires. El fin de semana pasado, Ciminelli fue detenido en Villa Gesell luego de golpear a un joven animador en un trencito de alegría y agredir también a un turista y un cuidacoche momentos después.

Todo ocurrió mientras el líder barrabrava se tomaba unos días de descanso en la ciudad costera junto a su pareja. Mientras ambos circulaban en su camioneta Dodge Ram, sobre la calle 110 en el cruce de la esquina 4, se toparon con el famoso tren infantil, que estaba detenido para que pudieran subir los niños y niñas que lo esperaban.

Según lo que contaron varios testigos, “Raulo” se mostraba apurado y bajó de su vehículo para patotear e increpar al joven que vestía de Spiderman, exigiéndole que apurara o corriera el trencito. Cuando el “superhéroe” se negó, el barra lo golpeó retiradamente, lo que le provocó hematomas, cortes y luxaciones.

Pero las cosas no terminaron allí. Luego de la golpiza, siguió en su camioneta unas cuadras más y, en esta ocasión, se cruzó a un turista que estaba tratando de estacionar. Esta persona debió realizar varias maniobras y tardó un rato, por lo que Ciminelli se acercó a y la golpeó. Un trapito de la zona quiso interceder, pero también terminó siendo agredido.

En ese momento, un móvil policial circulaba por la zona y advirtieron la situación. Así, los agentes redujeron al violento y le hicieron un control alcoholemia, que arrojó un resultado positivo con 1,34 gramos de alcohol en sangre. A raíz de esto, intervino la fiscal Verónica Zambroni.

La magistrada, quien es la misma que actuó en el caso de Fernando Báez Sosa, determinó que se lo aprehenda por el delito de lesiones leves.

Ante su aprehensión, “Raulo” gritaba que era el jefe de la barra brava de Vélez, pero esta advertencia o amenaza no surgió efecto ya que los efectivos finalmente lo trasladaron a la EPC 1ra de Villa Gesell. Sin embargo, el delito es excarcelable.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA