Crimen en la Cuarta Sección: se disfrazaron de repartidores de comida para asesinar y huir

Matías Miralles murió de tres disparos el pasado 9 de junio, a días de cumplir 34 años. - Los Andes
Matías Miralles murió de tres disparos el pasado 9 de junio, a días de cumplir 34 años. - Los Andes

Matías Miralles (33) fue hallado sin vida en su casa en la calle Montecaseros, de Ciudad. En las últimas horas se conocieron imágenes trascendentales para la pesquisa. La fiscalía maneja tres hipótesis del móvil.

Matías Miralles (33) fue encontrado tumbado en el patio de su departamento, herido de bala y sin vida, en la calle Montecaseros de Ciudad, el pasado jueves en horas de la siesta. Quienes escucharon los disparos fueron los vecinos del complejo, los mismos que dieron aviso al 911. La fiscalía maneja varias hipótesis, pero ahora tiene más firmeza la línea de que serían dos sujetos en moto quienes acribillaron al hombre, tal como describieron varios testigos el día del crimen, que se hicieron pasar por repartidores de comida.

En las últimas horas se conoció un video grabado por una cámara de seguridad de una propiedad privada en el que se puede ver a dos sujetos a bordo de una moto de baja cilindrada circular en contramano por un par de calles aledañas a la casa de Miralles, con rumbo al Norte. Las características de ambos coinciden con la descripción que hizo de ellos uno de los vecinos que aseguró haber visto salir a dos sujetos en moto ese día, después de los disparos.

En las imágenes se puede ver a ambos disfrazados de cadetes de una conocida empresa de entrega de comidas, hasta con la mochila que lleva su eslogan. También se los ve con cascos y el rodado sin la patente.

Crimen y misterio

Miralles vivía en un pequeño complejo ubicado en la calle Montecaseros al 2850 de la Cuarta Sección. Tenía 33 años el día en que fue ultimado pero a los cuatro días sería su cumpleaños. Era oriundo de Maipú y tenía una pequeña hija. Su trabajo era un misterio: algunos afirmaron que era “arbolito”, pero aún no se ha podido comprobar.

El 9 de junio pasado, alrededor de las 13, los vecinos de la enorme casa convertida en varios departamentos, ubicada frente a la plaza Cobos, escucharon fuertes detonaciones. Luego vieron a dos hombres salir corriendo e irse a toda velocidad en una moto, versión que coincide a la perfección con las imágenes que les llegaron a los pesquisas.

Los mismos vecinos dieron aviso al 911 y de inmediato llegó un patrullero al lugar. Los uniformados cruzaron el pasillo que desemboca en el departamento 3 y se encontraron con Miralles yaciendo en el patio, rodeado de su propia sangre y casquillos de balas. El hombre, cuya identidad aparecía en varios antecedentes judiciales entre los que resaltaban violencia de género y estafas, tenía tres disparos en el pecho.

Dieron aviso inmediato a la ambulancia y una unidad del Servicio de Emergencias Coordinado llegó al lugar a revisar al hombre. Cuando lo vieron pudieron comprobar que estaba ya sin vida y que los tiros habían sido precisos y letales.

Minutos más tarde llegó a la escena del crimen el fiscal de Homicidios Gustavo Pirrello, quien tomó las riendas de la investigación comenzando por hablar con los vecinos.

Varias hipótesis

Hasta el momento la única prueba es el video que coincide con los testimonios, por lo que los investigadores rastrean a los dos sujetos que habrían efectuado los disparos.

El representante del Ministerio Público Fiscal ha pedido una batería de pericias, como los análisis de balística sobre los casquillos encontrados, las cuales resultarán claves para armar el rompecabezas que envuelve la misteriosa muerte de Miralles.

Según informaron fuentes allegadas a la investigación, la víctima tenía una pésima relación con su ex pareja. Además tenía causas y denuncias por violencia de género, lo que podría derivar en una de las hipótesis del móvil.

Aunque otra de las líneas investigativas apunta a la venta de estupefacientes por parte de un familiar de Miralles. Mientras que la última va por el lado de que el joven ultimado había protagonizado varias peleas en boliches con un hombre que en varias oportunidades lo habría amenazado de muerte.

Esas hipótesis que maneja la fiscalía aún no han podido ser comprobadas para formar una teoría firme de por qué asesinaron a Miralles.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA