Crimen de Fernando Báez Sosa: así se hablaban los rugbiers en el grupo de WhatsApp

El 18 de enero se cumplirán cuatro años desde el homicidio del estudiante de abogacía. Los estremecedores mensajes.

Los 8 rugbiers participaron en el crimen de Fernando Báez Sosa. (El Litoral)
Los 8 rugbiers participaron en el crimen de Fernando Báez Sosa. (El Litoral)

A cuatro años del crimen de Fernando Báez Sosa, se conocieron estremecedores chats de WhastApp que mantuvieron los rugbiers antes de llegar a la Costa, el durante la estadía allí y el después del ataque y asesinato del joven.

Todo comenzó el 20 de noviembre de 2019 cuando Enzo Comelli confirmó en el grupo “Los Desboca3″  que ya tenían casa para pasar el verano en Villa Gesell, informó la agencia Noticias Argentinas.

La charla recién continuó el 6 de diciembre cuando Máximo Thomsen les mostró cuánto salía ida y vuelta el micro desde Zárate a la localidad balnearia.

Tres días después, Thomsen vuelve a hablar en el grupo y aclara “yo ahora le mandé a mi viejo a ver si me presta el Corsa”.

Ahí con Cinalli, empiezan hacer cálculos sobre el gasto, dando a entender que era preferible viajar en auto por las bebidas alcohólicas, según los textos a los que tuvo acceso TN.

Ciro Pertossi se mete en la conversación y le pregunta a Matías Benicelli si iba a llevar su auto, a lo que el joven le responde: “No sé, a mi ni me cabe poner el auto porque haya hay que ver donde lo dejas y si está la mala leche que pase algo todos se lavan las manos”.

El 7 de enero de 2020, a pocos días de emprender el viaje, Thomsen les pide a sus amigos hacer la lista para el alcohol: “30 botellas de fernet es una banda ¿no?”.

Dos días más tarde, Máximo vuelve a insistir en cerrar el tema del auto y allí comienza una pequeña discusión con Lucas Pertossi por la plata.

“Si todo te va a molestar de mi ni voy y listo hermano. Te pones como una puta, rata no soy si tengo que poner plata la pongo, para eso trabajo. Solo dije que 8 mil pesos para viajar a Gesell es una banda”, expresó con enojo Lucas tras una mala respuesta de Thomsen.

El 13 de enero se lleva a cabo la compra del alcohol: 16 botellas de Fernet, 12 de vodka y un whisky. Luego de un cruce sobre si agregaban a mujeres al grupo, deciden viajar el 16 de enero bien temprano para llegar por la mañana.

La noche del crimen de Fernando Baez Sosa

Ya en Villa Gesell, el grupo disfruta de los días de playa y de las noches en los boliches, hasta que llegó la trágica madrugada del 18 de enero en LeBrique.

Antes de la 1 comienza la previa y a las 3.21 Ciro Pertossi les advierte a sus amigos que en el local bailable hay mucha gente. A pesar de que Matías Benicelli insiste en entrar, Pertossi sigue manifestándoles que el lugar está “explotado”. A las 3.38 Thomsen les confirma a los chicos que ya están “instalados”.

Ahí comienzan a mandar algunos videos y luego a las 4.10 de nuevo Pertossi comenta que le pegaron a una persona a lo que mandan otro video donde se observa como parte del grupo son echados del boliche por patovicas por una pelea.

Luego de aquel archivo, trasciende el video de como Fernando cae sobre la vereda y es golpeado de forma brutal. Antes de las 5, el grupo deja abandonado a la víctima ya sin vida y se van para su casa. En este momento comienza el macabro plan.

Todos dispersados, algunos en la casa alquilada y otros en la calle, Lucas Pertossi les manda un audio donde les comenta: “Amigo estoy acá cerca donde está el pibi. Están todos a los gritos, está la policía, llamaron a la ambulancia. Caducó”.

La conversación finaliza a las 5, pero se retoma minutos antes de las 6 cuando Pertossi y Thomsen se van al Mc Donalds, como si nada hubiese pasado.

Es ahí cuando Benicelli les advierte a sus amigos: “Eu amigo dejen de ´lorear´ que están preguntando los otros pibes que onda si nos peleamos”.

A lo que Ciro Pertossi responde: “No, no se comenta de esto a nadie”. A las 10.38 es que el WhatsApp se reactiva y pone en el grupo “policía afuera”.

En la mañana del 18 de enero los rugbiers fueron detenidos acusados de asesinar a golpes a Fernando Báez Sosa. De aquella madrugada trágica se cumplen cuatro años y el año pasado fueron condenados.

El Tribunal Oral y Criminal 1 de Dolores condenó a cinco de los jóvenes: Máximo Thomsen, Enzo Comelli, Matías Benicelli y Ciro y Luciano Pertossi, a la pena de prisión perpetua por ser coautores del delito de homicidio doblemente agravado de Fernando Báez Sosa.

En tanto, Ayrton Viollaz, Blas Cinalli y Lucas Pertossi recibieron una condena de 15 años de prisión por ser partícipes secundarios del asesinato.

La autopsia de la víctima confirmó que “falleció en forma traumática, producto de un paro cardíaco traumático por shock neurogénico producido por múltiples traumatismos de cráneo que generaron hemorragia masiva intracraneana sin fractura ósea”.

A más de un año de las condenas, la familia de la víctima y los abogados ratifican la necesidad de que el Tribunal de Casación confirme las sentencias. A su vez, solicitan el pedido para que todos reciban prisión perpetua.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA