El desarrollo no puede esperar más

Hay que conformar un fondo que sólo debe usarse en obras que nos permitan atender en forma continua un proceso de desarrollo.
Hay que conformar un fondo que sólo debe usarse en obras que nos permitan atender en forma continua un proceso de desarrollo.

Es fundamental que los recursos de Portezuelo no se vayan en rentas generales o se diluyan en instituciones financieras. Hay que conformar un fondo que sólo debe usarse en obras que nos permitan atender en forma continua un proceso de desarrollo.

La única forma de alcanzar el desarrollo Nacional es integrando todas las regiones argentinas para resolver las problemáticas, evitando anteojeras ideológicas o políticas.

Este es el caso de Portezuelo. Una obra que se encuentra paralizada por cuestionamientos políticos, cargados de ideologías y llenos de un sinsentido que distan de tener solución.

Esta situación es fogoneada por un gobierno nacional que no intenta poner en discusión un modelo de desarrollo. No le interesa al oficialismo nacional eliminar el déficit energético argentino, ni la correcta protección del agua. La provincia de La Pampa, ha tomado una postura combativa y enconada, muy parecida a la de los caudillos previos a la unidad Nacional.

En un mundo moderno, lleno de tecnologías y herramientas para proteger los recursos, nos aferramos a formas anticuadas para resolver los problemas de agua y recursos nacionales.

Mendoza, debe retomar las riendas de su propio destino, siendo un faro para lograr la integración Nacional.

Queremos defender los recursos para todos los sectores económicos y sociales mendocinos. La correcta utilización de los 1023 millones de dólares es una reivindicación de los logros mendocinos y deben disponerse para lograr obras de infraestructura básicas para la generación de energía y protección del agua.

Para ello es primordial definir criterios de elegibilidad y elaborar nuevos proyectos de represas que pueden ser alternativas en caso de no hacer Portezuelo (Uspallata y El Baqueano) y así lograr el encadenamiento de obras que bien estudiado tiene la empresa provincial de energía, EMESA.

Hay que conformar un fondo que solo debe usarse en obras que aseguren su repago y que nos permita atender en forma continua un proceso de desarrollo. Es fundamental que los recursos de Portezuelo no se vayan por rentas generales o se diluyan en instituciones financieras.

Debemos dialogar con el gobierno de La Pampa, y lograr un acuerdo que permita abastecer de agua a las dos provincias. A ningún argentino le debe faltar el agua.

La salida del COIRCO, no resuelve el problema. Los conflictos legales y jurisdiccionales seguirán existiendo si no llegamos a un acuerdo entre las provincias. No participar en este organismo solo logrará más distanciamiento y desintegración Nacional.

Nos encontramos frente a una causa nacional. Ver la obra del siglo como algo meramente provincial daña nuestro país y lo arroja cada vez más al subdesarrollo. Para lograr este cometido, debemos ser responsables de nuestra autonomía provincial, siendo ejemplo para las demás provincias que se encuentran desorientadas y confunden el verdadero federalismo con cuestiones ideológicas.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA