Teléfonos reacondicionados o usados: cuál es la diferencia y cómo reconocerlos

Smartphones reacondicionados vs. usados, dos alternativas para comprar equipos más baratos.
Smartphones reacondicionados vs. usados, dos alternativas para comprar equipos más baratos.

Ambas opciones son más baratas que comprar un smartphone nuevo. En Argentina se consiguen ambos formatos aunque los de segunda mano son mayoría. Cuáles marcas se devalúan más rápido.

El bombardeo de marcas, modelos y funciones vuelve tentadora la idea de cambiar de smartphone. Sin embargo, a pesar de las ofertas, las cuotas o el plan canje, a muchos no les alcanza para comprar un teléfono 0 km. Las alternativas son buscar alguno que se ajuste al presupuesto o apuntar a uno con mejores prestaciones pero de segunda mano. Esta última opción es la que muchos eligen para tener un equipo de alta gama sin gastar una fortuna, pero lo que pocos saben es que no todos los equipos usados son iguales. Aquí es donde entran como opción los teléfonos reacondicionados pero ¿qué son y cómo se diferencian de los usados?

Aclarando conceptos

Lo primero que hay que saber es que usado y reacondicionado no son lo mismo. Los reacondicionados suelen ser dispositivos que tuvieron un dueño previamente pero que entregó el equipo para revisión y posterior puesta en venta.

Reacondicionar un smartphones significa que es sometido a pruebas de funcionamiento y de estado estético, o sea, asegurarse que esté en óptimas condiciones de funcionamiento tanto por dentro como por fuera.

Los dispositivos para reacondicionar suelen tener orígenes diferentes pero los más comunes son los que alguien compró, probó y devolvió por alguna razón - ya sea porque no le gustó o tuvo una falla y se lo cambiaron -. Otros que son candidatos a reacondicionarse son los smartphones (o tablets) que están exhibidos en comercios o fueron otorgados en préstamos para pruebas. Estos equipos han tenido poco uso y generalmente no presentan desgaste.

Smartphones reacondicionados vs. usados, dos alternativas para comprar equipos más baratos.
Smartphones reacondicionados vs. usados, dos alternativas para comprar equipos más baratos.

En Argentina también se someten a este proceso los teléfonos y tablets que se entregan en el Plan Canje de Samsung. El programa de recambios de la marca ofrece descuento de casi 50% para comprar sus smartphones de alta gama. La ventaja, además de renovar, es que la empresa se hace cargo de verificar el equipo entregado y decide qué destino darle. Si el usado funciona o se puede reparar saldrá nuevamente a la venta a través de canales alternativos, comercializados por empresas que venden equipos reacondicionados y con garantía de seis meses. Los que no tienen salvación, Samsung los desarma y recicla para que las partes no contaminen.

¿Cómo se reacondiciona un equipo? Técnicos especializados ponen a punto el equipo. Esto significa que verifican el estado de la batería, la cámara y otros componentes esenciales así como también el funcionamiento de la pantalla o el estado de la carcasa del teléfono para asegurarse de que no tenga daños o golpes. Si es necesario reemplazan alguna parte y lo limpian a fondo.

El componente esencial es la batería. El buen estado o condición – que es algo que se puede verificar en la configuración del sistema operativo- es lo que determina si se reacondiciona, se entrega para la venta como usado o se desarma y se recicla.

También se revisa y se repara los accesorios del equipo tales como cargadores o auriculares y se añaden en la caja sino hay ninguno.

Este reacondicionamiento está limitado solo por la antigüedad del equipo. Mientras más viejo sea, más difícil es ponerlo en funcionamiento como si estuviera nuevo.

El sometimiento técnico a pruebas y el reemplazo de partes son los principales atractivos de los teléfonos reacondicionados pero hay un tercer factor que también pesa mucho: salen a la venta con garantía.

Los celulares usados son parte del negocio de renovación para comprar equipos nuevos.
Los celulares usados son parte del negocio de renovación para comprar equipos nuevos.

El detalle de poder reclamar o reparar gratis si algo no funciona después de comprarlo es una diferencia clave con los equipos usados.

Los usados en el país suelen venderse de forma particular aunque también hay comercios que los ofrecen. El problema es que la compra es más un acto de fe que una inversión garantizada. Adquirir equipos de segunda mano de desconocidos puede presentar varios problemas: el equipo puede andar bien pero ser robado, estar en buenas condiciones pero con la batería casi muerta o directamente ser victima de una estafa al querer comprar un teléfono que nunca va a llegar.

La confianza en el vendedor es clave y por eso muchos intercambios comerciales se hacen con familiares y amigos que renovaron sus equipos y ponen a la venta el anterior.

(Re)vender y renovar

La renovación de teléfonos siguen la operación que se usa desde hace años con los autos. Se compra uno nuevo con la esperanza de venderlo algún día para comprar otro 0km sin tener que pagarlo al 100%.

Aquí es donde los reacondiconados suman más ventajas que los usados a la hora de la venta.

Los usados no son sometidas a pruebas y ni a revisiones y solo el ojo experto puede determinar en qué estado está y cuánto costará hacer la reparación más obvia, que es ponerle una batería nueva para que viva algunos años más.

Los precios son también determinantes. Muchos invierten en equipos usados de alta gama porque obtienen prestaciones muy buenas pero pagando la mitad de lo que costaría un smartphone nuevo. Sin embargo, los teléfonos “pro” aunque sea usados pueden costar más que un gama media totalmente nuevos. En números podemos decir que un iPhone 11 pro Max o un Samsung Galaxy S20 Ultra pueden conseguirse de segunda mano por encima de los 100 mil pesos.

Cuál tiene mejor valor de reventa

La reventa de celulares es moneda corriente en nuestro país. Se compran para uso personal, para regalar a los chicos como primer teléfono o para acceder a la alta gama con un precio accesible.

Sin embargo, no todos los smartphones usados cuestan lo mismo. Hay modelos y marcas que pierden su valor más rápido que otros, y ese fenómeno es global.

El iPhone 11 es el celular con mejor valor de reventa.
El iPhone 11 es el celular con mejor valor de reventa.

Un estudio de la compañía declutrr determinó, tras una investigación de uso y reventa, qué marcas son más valiosas que otras. El sonde se hizo en Estados Unidos pero es representativo para varios países debido a que las marcas están presentes en gran parte del mundo. Señalaron que los iPhone pierden 49% de su valor a los 12 meses de su lanzamiento y 66% a los dos años. Samsung, en cambio, a los 12 meses de su lanzamiento al mercado pierde el 65% de su valor y a los dos años ya es 74% más barato que su precio original.

Declutrr señala que en la lista de los 10 modelos que menos se devalúan, 8 son iPhones y el iPhone 11 es el que logró mantener 63% de su valor hasta un año después de su lanzamiento.

Una investigación de BankMyCell señaló que un dispositivo Android puede perder hasta el 50% de su valor en apenas seis meses. ¿Por qué no sucede eso con el iPhone? Porque Apple da soporte y actualización a un equipo hasta cinco años después del lanzamiento de un modelo mientras que un equipo con Android sólo recibe actualizaciones como máximo hasta dos años.

Apple con precio rebajado

Comprar un iPhone es un aspiracional de muchos y no sólo por tener un equipo de moda. La marca es la que mejor valor tiene a la hora de revenderse y también la que más vida útil ofrece para un smartphone. Sin embargo, sus precios en el país son casi prohibitivos y Argentina es el país más caro del mundo para comprar productos de la marca.

Pero incluso comprando en Estados Unidos, para los argentinos gastar alrededor de mil dólares en un teléfono es excesivo y financieramente complejo.

Pero la propia marca ofrece alternativas para adquirir algunos de sus productos con precios rebajados gracias al reacondicionamiento.

Apple tiene un apartado en su página web donde ofrece como reacondicionados modelos de iPhone, Macbook, iMac y Apple Watch.

Por ejemplo, ofrece un iPhone 11 Pro Max reacondicionado y liberado con 256GB de memoria a 849 dólares, o sea, 250 dólares más barato que el modelo nuevo. Tiene garantía de un año y se entrega en caja y sellado.

Claramente sigue siendo un precio elevado, pero a pesar de eso es un buen ahorro para un equipo con excelentes prestaciones y durabilidad sin necesidad de comprarlo usado a un tercero.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA