Minimalismo digital: cómo practicarlo y qué dispositivos nos ayudan a “desconectarnos”

La tecnología puede resultar abrumadora para muchos y por eso surgen alternativas más simples. Aparatos sutiles, desconexión temporal y productos retro son algunas opciones para “descansar” del mundo moderno.

Minimalismo digital: cómo practicarlo y qué dispositivos nos ayudan a “desconectarnos”

El primer minuto del 1 de enero de este 2024 en París se produjo un curioso fenómeno. Lo que debía ser una celebración por la llegada del Año Nuevo se convirtió en una postal de nuestra obsesión tecnológica: miles de personas frente al Arco del Triunfo tomaban fotos y videos de los fuegos artificiales con sus teléfonos en vez de abrazarse. No fue un hecho aislado pero sí se convirtió en un llamado de atención.

Mediar momentos reales a través de las pantallas se ha convertido en un fenómeno social preocupante, las empresas tecnológicas buscan ser parte de la solución y no solo del problema.

Qué es el minimalismo digital

Es una filosofía enfocada en limitar el uso de la tecnología y el tiempo que nos consume. Su principio básico es que una persona pueda enfocarse en cosas que realmente le importan sin distracciones. Dicho de otro modo, menos tiempo con el teléfono y más con los amigos, pareja o familia.

Lo más interesante de este fenómeno es que no reniega del uso de la tecnología pero sí de limitarlo para que no interfiera donde no es necesario.

Apple ya no fabrica ni vende el iPod pero es elegido por muchos para escuchar música sin usar el celular.
Apple ya no fabrica ni vende el iPod pero es elegido por muchos para escuchar música sin usar el celular.

Existe un “movimiento silencioso” de personas que proponen reuniones sin teléfonos ni ninguna otra pantalla, y aunque a los adultos les resulte nostálgico, para los más jóvenes es toda una novedad.

Se busca no ser presa del FOMO (sigla de Fear Of Missing Out), que es el mal que aqueja a muchos que sienten que se están perdiendo algo si no están conectados.

Metas y beneficios del minimalismo digital

Los expertos señalan que aplicar el minimalismo digital ayuda a reducir el sedentarismo, aumenta las actividades al aire libre, minimiza el esfuerzo de la vista ante una pantalla y reduce el estrés y la ansiedad.

¿Cómo se logra ser minimalista? Aquí algunos pasos a seguir:

- Darse de baja: cerrar cuentas en algunas redes sociales ayuda mucho, especialmente las que no aportan nada significativo ni ayudan al contacto real.

- Depurar usuarios y seguidores: en las redes que se conserve hay que filtrar a quien seguimos y quienes nos siguen para que las interacciones sean productivas.

- Desinstalar aplicaciones: una mirada rápida al teléfono nos basta para ver que muchas apps no las usamos desde hace meses o años.

- Establecer horarios: así como ponemos horarios para comer, dormir o trabajar, lo mismo se puede hacer con el celular.

- Apagar notificaciones: solo se debe dejar las vinculadas a familia o trabajo para reducir la ansiedad. También se pueden personalizar sonidos para contactos importantes.

Sutiles pero costosos

El minimalismo tiene su precio y no es barato. Muchos de los nuevos dispositivos enfocados en dar una experiencia más simple suelen tener precios más elevados. Por un lado se paga el diseño, y por el otro la exclusividad.

Así encontramos teléfonos, relojes, cámaras de fotos, reproductores de música o parlantes con diseño original, funciones limitadas y pantallas sutiles. El utilitarismo es su premisa básica y se alejan de las multifunciones de los aparatos más populares.

Una alternativa es revivir viejos dispositivos que quizá tenemos en casa como cámaras de fotos digitales o reproductores MP3 para intentar llevar una vida más minimalista, aunque quizá las baterías gastadas den poco margen para el disfrute.

Cinco dispositivos ideales para la desconexión

- Light Phone: impulsa un modelo híbrido entre lo “tonto” y lo inteligente. Son equipos minimalistas y cuentan con pantalla de tinta electrónica. Reproduce música y tiene bluetooth pero no cuentan con redes sociales ni navegador web. “Los consumidores se están dando cuenta de que algo anda mal y queremos ofrecer una alternativa”, dicen desde la compañía. Su precio es de U$D 800.

- Withings ScanWatch Nova: este es un reloj digital pero con apariencia analógica. Este dispositivo híbrido cuenta con sensores de seguimiento de salud con datos muy precisos y su batería puede durar hasta 30 días. Sin embargo no cuentan con aplicaciones de terceros ni GPS. Su precio ronda los U$D600.

- iPod: este popular reproductor digital de música de Apple ha vuelto a ser tendencia entre los fanáticos del minimalismo digital a pesar de que ya se dejó de fabricar. Es pequeño, elegante y poderoso y su falta conexión a internet lo hace ideal para escuchar música o podcast sin interrupciones. Se consigue en tiendas online entre $50 mil y $120 mil dependiendo de la capacidad y su estado.

- Remarkable 2: esta es una tablet que parece una libreta para tomar notas. Es ideal para arquitectos, diseñadores, escritores y cualquier fanático de tomar notas con un lápiz. Permite escribir o dibujar igual que en una hoja de papel pero se sincroniza con la computadora para digitalizar el contenido creado. Su batería le da dos semanas de autonomía y tiene 8GB de almacenamiento. Cuesta $630 mil

- Samsung Music Frame: este parlante es igual a un cuadro en su apariencia pero esconde un potente equipo musical con sonido Dolby Atmos. Permite personalizar su frente con una pintura o una lámina y por detrás tiene dos altavoces altos, dos de rango medio y dos bajos. Se puede conectar a un teléfono o televisor además de sincronizarse con una barra de sonido. Su precio ronda los U$D 350.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA