CES 2022: lo accesible y lo increíble de la mayor feria electrónica del mundo

La nueva edición del Consumer Electronic Show estuvo marcada por desarrollos imposibles, innovaciones para la vida cotidiana y notables ausencias por la pandemia.

El Consumer Electronic Show de 2022 arrancó el miércoles y terminó este sábado en Las Vegas.
El Consumer Electronic Show de 2022 arrancó el miércoles y terminó este sábado en Las Vegas.

El Consumer Electronic Show (CES) es la mayor feria de tecnología del mundo y se desarrolla en Las Vegas, Estados Unidos, un escenario ideal para que la espectacularidad acompañe los anuncios de las grandes marcas.

Aunque en la edición de este año, que comenzó el miércoles y concluyó ayer, mostró desarrollos asombrosos también estuvo marcada por la amenaza del Covid-19 que provocó que grandes marcas abandonaran a último momento y tuvieran menos público que nunca.

Más allá de los problemas, la edición 2022 no decepcionó a la hora de exhibir nueva tecnología que combinó dispositivos para la vida cotidiana con desarrollos que parecen sacados de una película de ciencia ficción.

¿Qué fue lo más loco, lo más útil y lo más destacado? Hacemos un repaso de lo que dejó el CES de este año.

Abrazos y balazos en el Metaverso

“¿Qué es el metaverso si no puedes sentirlo?”, se preguntó José Fuertes, el fundador de la startup española Owo, que diseñó una prenda que permite recibir abrazos dentro del mundo virtual que propone Meta.

El Metaverso fue el anuncio que hizo hace algunos meses Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, para proponer crear un mundo donde convivan la realidad humana, la aumentada y la virtual. Desde entonces varias empresas comenzaron a desarrollar opciones y varias presentaron sus productos en el CES 2022.

La chaqueta de la empresa española OWO permite "sentir" abrazos, caricias y hasta balazos cuando se la usa en el mundo virtual.
La chaqueta de la empresa española OWO permite "sentir" abrazos, caricias y hasta balazos cuando se la usa en el mundo virtual.

La vestimenta de la empresa Owo no es más que un dispositivo con capacidad inmersiva para que la experiencia de estar en un mundo virtual se sienta un poco más “real”. Aseguran que se puede sentir “un disparo, el viento, alguien agarrándote del brazo e incluso un abrazo de un ser querido”. La prenda se ajusta al cuerpo y posee sensores que se sincronizan con el celular y los anteojos de realidad aumentada. “Nuestra misión es agregar el sentido del tacto en el metaverso o los videojuegos”, sostuvo José Fuertes en declaraciones a la agencia AFP.

El atuendo de Owo se venderá por alrededor de 450 dólares cuando salga al mercado a fines de este año y se podrá usar en los incipientes y escasos desarrollos que hay disponibles.

Autos veganos que cambian de color

Las grandes marcas demostraron que el motor eléctrico no solo será la constante sino que ya no es novedad. La innovación ahora se enfocó en otras funciones. Los vehículos autónomos sumaron un nuevo jugador: Amazon. La compañía propone una especie de Alexa para automatizar parte del proceso de manejo combinado con comandos de voz y lo mostró en colaboración con Jeep, Chrysler, Dodge, Fiat y Peugeot.

También fue notable la presentación del Visión EQXX de Mercedes-Benz. La empresa alemana mostró un auto con una autonomía eléctrica de 1000 km que contó además con diseño hecho a base de materiales sostenibles utilizados en su interior, como manijas de puerta hechas de seda vegana o alfombras de fibra de bambú.

Pero si de personalizar hablamos los aplausos se los llevó BMW con su concepto de un auto SUV eléctrico iX que puede cambiar de color.

En la actualidad los fabricantes te brindan la posibilidad de personalizar prácticamente todo lo que quieras de tu vehículo antes de comprarlo. Sin embargo, en CES 2022, BMW llevó esa idea un paso más allá con una versión conceptual de su SUV eléctrico iX que puede cambiar de color la pintura. La tecnología E Ink y millones de microcápsulas con pigmentos blancos y negros hacen que el conductor decida si quiere que el vehículo se vea de un color o de otro. Esa tecnología no sólo sirve para la estética sino también para mejorar la eficiencia eléctrica del auto.

Celulares, sin innovación pero asequibles

Varias marcas presentaron smartphones en el CES y el más celebrado fue el Galaxy S21 FE. El dispositivo de Samsung fue bien recibido porque es la actualización de su móvil más popular. El modelo viene con 5G, triple cámara y batería duradera junto a otras prestaciones de la gama alta pero a un precio accesible: $699. Saldrá a la venta el 11 de enero y en Argentina estará antes de fin de mes.

La marca Vivo lanzó sus modelos V23 y V23 Pro, que aunque son gama media, tienen el atractivo de que pueden cambiar de color temporalmente cuando les da el sol. Además cuentan con dos cámaras frontales para selfies y una de ellas tiene 50 mpx de resolución.

También sorprendió Nokia que vuelva volver a pisar fuerte con una estrategia que combina altas funciones y bajos precios. La empresa HMD Global lanzó cinco nuevos modelos en Las Vegas y el más destacado fue el Nokia G400, un modelo con pantalla Full HD+ de 6,6 pulgadas con tasa de refresco de 120hz, batería de 5.000 mAh y compatibilidad con 5G por 239 dólares.

Salud, sexo y estética personal

Una de las apps más interesantes que se presentaron fue FaceHeart. Este desarrollo del departamento de Ingeniería Eléctrica e Informática de la National Chiao Tung University (NCTU) de Taiwán utiliza inteligencia artificial para medir signos vitales pero su verdadera innovación es que hace el análisis utilizando la cámara frontal del smartphone.

La intención es que con solo abrir la cámara se pueda medir la frecuencia cardiaca, la presión arterial, el nivel de oxígeno en sangre, la frecuencia respiratoria y el índice de estrés de una persona en un minuto. Por ahora está en etapa de ensayos clínicos y ya dispone de 76 millones de conjuntos de datos que se usarán como parámetros biológicos para la precisión médica.

Faceheart, la app que mide la salud usando la cámara del celular estuvo entre lo más destacado del Consumer Electronic Show de 2022.
Faceheart, la app que mide la salud usando la cámara del celular estuvo entre lo más destacado del Consumer Electronic Show de 2022.

La vida y salud sexual también tiene su lado tecno. La empresa Moriari Medical presentó unos parches que prometen mejorar el rendimiento sexual con neuromodulación. Estos parches son capaces de medir las señales que se envían del cerebro al pene mediante el sistema nervioso y analizar los mecanismos encargados de la eyaculación masculina. El producto espera la aprobación oficial del gobierno y creen que saldrá a la venta en 2023.

Menos trascendental pero igual de práctico es el producto presentado por el gigante L’Oreal denominado Coloursonic. Es un dispositivo de mano que mezcla el color para teñir el cabello de manera uniforme y su objetivo es usarlo en casa sin las complicaciones actuales. El aparato solo requiere colocar un cartucho de color y se pasa por el pelo como si fuera una “planchita.

El futuro es hoy

Gran parte de las presentaciones muestran la tendencia con prototipos dotados de tecnología que ya usamos: inteligencia artificial, eficiencia energética y conexión permanente. En esta mega feria podemos apreciar hasta dónde llegará el uso de esos desarrollos cuya límite parece ser la imaginación.

Los que brillan cada vez más por su ausencia son los smartphones. Apple es la empresa que nunca va al CES y otras tantas marcas, especialmente Samsung, imitan su actitud y se guardan los lanzamientos de sus modelos de alta gama para presentaciones en solitario con show propio.

Duro golpe de Covid-19

El CES 2022 no sólo es la vidriera más grande del mundo para exhibir la nueva tecnología sino también la feria que más personas convoca. Sin embargo, el alza de casos debido a la variante Ómicron tuvo un efecto negativo en la edición de este año. El organizador del evento informó que la asistencia cayó 75% en comparación a 2020, la última que se hizo de forma presencial.

Los numerosos contagios por la variante Ómicron hicieron que este año el CES tuviera menos público y marcas que se bajaron a último momento.
Los numerosos contagios por la variante Ómicron hicieron que este año el CES tuviera menos público y marcas que se bajaron a último momento.

La irrupción del Covid-19 forzó a que la edición 2021 fuera totalmente online pero hace varios meses se decidió que la de este año fuera presencial cuando todo parecía más calmo. El problema fue que a medida que se acercaba la fecha de apertura, los contagios de coronavirus crecieron de forma veloz y eso atemorizó a muchos.

La Asociación de Tecnología del Consumidor (CTA, por sus siglas en inglés) dijo el día de la clausura que más de 40.000 personas asistieron al evento de varios días en The Strip de Las Vegas. Esta cifra representa menos de una cuarta parte de las más de 170.000 que, según la CTA, asistieron a su convención de 2020.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA