Un jubilado quiso invertir sus ahorros en bitcoins y lo estafaron: “Tengo que vender mi casa para pagar la deuda”

Además, según contó, su esposa murió recientemente y tuvo que lidiar con los gastos del funeral. Ahora el hombre intenta advertir a otros por este tipo de estafas y reflexiona acerca de las inversiones.

Un jubilado quiso invertir sus ahorros en bitcoins y lo estafaron: “Tengo que vender mi casa para pagar la deuda”.
Un jubilado quiso invertir sus ahorros en bitcoins y lo estafaron: “Tengo que vender mi casa para pagar la deuda”.

Gary Edmunds, un jubilado británico de 72 años, tenía ganas de comprar una casa rodante para irse de vacaciones con su esposa, que padecía Alzheimer. En ese momento, si bien tenía una estabilidad económica debido a sus años de trabajo como empresario, le faltaba un poco de plata para poder adquirirla. Por esta razón, se unió a un grupo de Facebook en donde se compartía información de compra y venta de vehículos, y vio una oportunidad única: un programa de inversión en bitcoins.

Esta supuesta inversión no solo le permitiría financiar su escapada sino que también lo ayudaría a ganar más dinero en el futuro. A pesar de aquella promesa, el hombre fue estafado y ahora tiene que vender su casa para pagar la deuda.

En cuanto Edmunds se unió a la comunidad de dicha red social, rápidamente conoció a Abelie, una supuesta vendedora de una concesionaria de autos Bentley en la ciudad de Nueva York. Cuando él le contó la idea que tenía para sus vacaciones, ella le preguntó si había considerado invertir en criptomonedas para tener el dinero más rápido, detalla TN.

“Me puso en contacto con un financista llamado Máximo por WhatsApp, quien volvió a llamarme al día siguiente y me dio más detalles. Puse entre 2.000 y 3.000 libras esterlinas y lo leí todo. Mis fondos comenzaron a crecer bastante”, contó el hombre. Al ver que la estrategia funcionaba, se preguntó cómo podía hacer para retirar la plata y se enteró que para eso tenía que depositar un 20% más del total.

Con el tiempo, Gary logró acumular 100.000 dólares pero no tenía lo necesario para sacar la plata del banco, por lo cual sacó un préstamo para cumplir con las condiciones y así, finalmente, poder comprar la casa rodante que quería.

Al cumplir con todos los pasos, se encontró con una situación inesperada: el dinero nunca se había transferido a su cuenta bancaria. En ese momento, su esposa estaba en una etapa avanzada de Alzheimer y él la cuidaba, por lo que no le prestó atención al tema. “Durante un par de días no me preocupé demasiado, pero luego Máximo empezó a ignorar mis mensajes”, recordó.

Según TN, el presunto inversor nunca le respondió los mensajes y la vendedora de los autos Bentley tampoco. Así fue cómo Edmunds quedó con una enorme deuda. “Estoy desesperado y en bancarrota”, expresó. Además, su esposa murió recientemente y tuvo que lidiar con los gastos del funeral.

Ahora el hombre intenta advertir a otros por este tipo de estafas y reflexiona acerca de las inversiones: “Cuando te engañan de esta manera te hace sentir muy estúpido. Una vez que caíste es como estar en una trampa para ratas: no podés salir de ella. Ahora tengo la casa a la venta y una vez que esté vendida, espero poder pagar mis deudas y conseguir lo suficiente para conseguir una más pequeña”, concluyó.

Seguí leyendo

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA