La voz del “Condor” mendocino, Sebastián Torrico: “Siento que cerré la etapa de jugador en el momento justo”

A meses de haber colgado los guantes, el Cóndor cumplió 43 años. Cuenta su nueva vida como dirigente deportivo de FADEP y, a pesar de los rumores, descarta la posibilidad de volver a jugar.

Sebastián Torrico ex jugador de fútbol y dirigente de FADEP
Sebastián Torrico ex jugador de fútbol y dirigente de FADEP

Es el mediodía del miércoles 22 de febrero, un día especial para Sebastián Alberto Torrico: nada menos que su honomástico número 43. Por eso, mientras el plantel de Independiente Rivadavia entrena en el predio que su club posee en Russell, el Cóndor vuela de un lado a otro atendiendo la requisitoria de propios y extraños. No es para menos. Metódico y dedicado como siempre, el “Seba”está en todos los detalles. Y a las tareas que realiza día a día, le agrega los millones de saludos que llegan en forma de mensaje a su teléfono celular.

-¿Es un cumpleaños especial este para vos? O toda la gestión que estás llevando adelante con tu club suple el haber colgado los guantes.

-La verdad, hacía mucho que no tenía un cumple en mi casa y con mi familia porque siempre me tocaba jugar o concentrar, eso quizá es lo distinto. También estoy mucho más tranquilo, esto te mantiene ocupado, con miles de tareas y no extraño tanto el día a día de los entrenamientos ni la competencia.

Sebastián Torrico ex jugador de fútbol y dirigente de FADEP junto a su hermano Emanuel.
Sebastián Torrico ex jugador de fútbol y dirigente de FADEP junto a su hermano Emanuel.

-¿Cuántas ofertas tuviste para seguir jugando en todo este tiempo?

-Varias, cinco o seis de Primera y tres o cuatro de Primera Nacional.

-¿Te hicieron dudar?

-No, yo estaba convencido de que mi ciclo como jugador estaba cerrado, siento que cerré la etapa en el momento justo y como yo quería, jugando de local, con San Lorenzo, ganando, terminando con el arco invicto y en buenas condiciones físicas. Por ahí sentía que tenía hilo en el carretel todavía para seguir jugando, pero a veces hay que saber dar un paso al costado y abrirle las puertas a otras cosas.

-Hay muchos jugadores de fútbol que después del retiro profesional volvieron a jugar aunque sea de manera amateur. ¿A vos todavía no te picó el bichito? ¿Pensaste alguna vez retirarte en tu club?

-Lo hemos charlado en varias oportunidades, pero sinceramente no quiero que se confundan los roles. Soy el presidente, estar en el vestuario es otra cosa y prefiero no mezclar. Además, hoy siento que no lo voy a hacer con el profesionalismo de siempre, así que por ahora descarto esa posibilidad. Sí me gusta sumarme a algún entrenamiento, participar de manera informal, pero no competir.

-¿Es cierto que a veces entrenás a los arqueros de FADEP?

-No, a veces me sumo a los entrenamientos para tratar de sumar algo que pueda ayudar a crecer a los muchachos. Y después por la tarde entreno entre treinta y cuarenta minutos para tratar de mantenerme, nada más.

-El cariño del hincha de San Lorenzo siempre está. ¿Lo seguís sintiendo cerca a pesar del retiro?

-Sí, la verdad que el hincha de San Lorenzo me sigue haciendo sentir importante y me transmite su cariño de manera incondicional. He recibido saludos de amigos, excompañeros, socios, hinchas, dirigentes, empleados del club, allegados, periodistas y toda esa gente que compone ese gran mundo y familia que es San Lorenzo. Tengo un cariño especial con ellos porque es mutuo y se los extraña porque siempre me respetaron mucho y me brindaron su cariño desde el primero hasta el último día en el club.

-¿De Godoy Cruz también te hacen sentir ese cariño? No sé si sabías, pero el otro día, en una encuesta, los hinchas del Tomba te eligieron como el mejor arquero de la estadía del club en Primera División.

-La verdad que en Godoy Cruz también fueron diez años especiales, fue un club que me hizo debutar profesionalmente en el Nacional B y en Primera División, me recibieron después cuando volví de Argentinos Juniors. Soy un agradecido porque los hinchas siempre me trataron con mucho cariño y por todo lo que viví, que fueron momentos muy lindos que me marcaron en mi carrera, como el ascenso, haber jugado copas internacionales, No sé porqué, pero en todos lados donde fui siempre tuve un cariño especial. En Argentinos fueron dos años y en los últimos partidos que me tocó ir con San Lorenzo siempre me recordaban de la mejor manera.

-Empezaste de abajo y tocaste el cielo con las manos después de los 30 años. ¿Imaginaste todo esto?

-No, nunca lo imaginé y la verdad que salió mejor de lo que yo pensaba. Pero sí tenía los objetivos claros de entrenarme por completo para llegar a Primera. Y cuando decidí ser jugador profesional, me dediqué de lleno, dentro y fuera del campo. El entrenamiento invisible: cuidarse, llevar una vida saludable, descansar. Creo que eso me hizo llegar a los 42 años con vigencia en un club grande. También creo que sobreponerme a las adversidades fue una de las virtudes. No rendirme ante cada cosa mala que me pasaba y entrenar física y mentalmente para estar siempre a pleno.

-Estamos sentados en las tribunas de tu club, Fundación Amigos por el Deporte, ese que soñaste desde siempre con tu gente. ¿Es otro sueño hecho realidad?

-Sí, la verdad que el año que pasó fue muy bueno en cuanto a infraestructura, es el principal objetivo de la institución, pudimos inaugurarlas en un partido del Regional Amateur y ahora están listas para el inicio de la Liga. Estamos contentos porque todos los meses hay avances en el predio para mostrar esa energía de que siempre queremos ir por más.

-Cuatro canchas nuevas, un gimnasio de una conocida franquicia que pronto se va a instalar, gente trabajando por todos lados y se respira fútbol. ¿Qué más viene?

-A mí me gusta ir de la mano con la infraestructura. Primero empezamos con una cancha para entrenar, después con una cancha para jugar, luego se hizo la cancha de césped sintético para no perder días de entrenamiento de las inferiores, se construyó un buffet muy cómodo y ahora estamos terminando la sala de videos, la sala de prensa y una oficina administrativa. El gimnasio está en la última etapa y va a ser muy importante para la institución porque lo van a poder ocupar tanto los jugadores del club como el público en general.

Después tenemos pensado hacer canchas de pádel y agregar futsal, que es un deporte muy importante en la provincia. Vamos a construir un playón deportivo detrás de estas tribunas para que se puedan incorporar otras disciplinas como voley y handball. También adquirimos un terreno y ya se sembraron cuatro canchas de fútbol once con pasto natural para que las inferiores tengan mejores espacios para trabajar.

En una próxima etapa tenemos previsto agregar una cancha más de elite, como la que usa nuestro primer equipo, con un hotel para alojar delegaciones porque en la provincia hay mucha demanda y estamos permanentemente con equipos de afuera que necesitan de una cancha y de un lugar tranquilo para quedarse.

-Tienen tres estrellas en el escudo y un ascenso al Federal B, pero me imagino que la cuenta pendiente es el ascenso al Federal A. ¿Este tiene que ser el año?

-Sí, a nosotros nos gusta armar planteles y cuerpos técnicos para todo el año, más allá de los resultados , tratando de respetar los procesos. El primer semestre del año pasado fue bueno, si bien no pudimos ni pasar la primera fase del Regional ni tampoco ser campeones de la Liga, la realidad es que perdimos un solo partido del campeonato. Para este año decidimos bancar el proceso con la misión de ser protagonistas en la Liga. Necesitamos ganar el torneo para obtener la plaza para el próximo Regional Amateur y ese es el principal objetivo. Esto es un continuo aprendizaje, uno por ahí pretende ganar todo ya, pero a veces hay que esperar los momentos. Lo que sí me enseñó esto es que no hay que detenerse en materia de infraestructura, que es lo que después te va a mantener cuando vengan los éxitos.

-¿Qué opinión te merece el ascenso de San Martín al Federal A?

-Para mí fue merecido porque institucionalmente hubo un cambio importante desde la estructura. Hicieron obras, mejoró la cancha y la gente acompañó el proceso. Hubo energía de querer todos el mismo objetivo y se logró. San Martín era un gigante que estaba dormido en una categoría amateur y tiene más perfil para estar en un Federal A o B Nacional que en un Regional. Es muy bueno para el fútbol de Mendoza, para nosotros fue una linda experiencia enfrentarlo en varios torneos regionales porque somos un equipo que tiene solamente diez años y ya hemos jugado finales con ellos.

-A ustedes les pasó perder una final ante Independiente de Chivilcoy, pero no coincidió con una reestructuración como la que terminó beneficiando a San Martín…

-Sí, pero a veces son momentos. Ese torneo posterior a la pandemia fue muy difícil y después llegamos a la final después de dejar en el camino justamente a San Martín. Pero por algo pasan las cosas, siento que el día que nos toque, siguiendo de esta manera nos va a agarrar mejor preparados porque considero que el día a día es la clave de sostenerse.

-FADEP es un club nuevo, con apenas diez años. ¿Cómo es el proceso de captar socios e hinchas?

-Cuesta, es mucha gestión. Estamos buscando el sentido de pertenencia con los chicos de inferiores, con los familiares y también con la gente de la zona. La base de los chicos de la Primera es de hace un tiempo y ellos también tienen su grupo de amigos. Además, la gente de la zona se siente identificada con el club y cada vez nos apoya más gente.

-¿Tienen apoyo del municipio?

-Sí, el intendente de Maipú (Matías Stevanato) y todo su equipo de trabajo siempre nos apoyó. Soy agradecido porque confió en nosotros desde un primer momento.

-Se habló hace poco de la posibilidad de que integres a futuro el cuerpo técnico de la selección argentina como entrenador de arqueros. ¿Qué hay de cierto?

-Son posibilidades que se manejaron, pero no era mi intención. Mi idea es comenzar mi carrera como dirigente deportivo y estoy más abocado a eso, es lo que más me gusta:poder transmitir la experiencia que tuve dentro del campo más la poca experiencia que tengo con FADEP en alguna otra institución.

-¿Soñás con tener algún día a la selección campeona del mundo entrenando en tu predio?

-Sí, seguro. Ojalá que algún día se pueda dar esa posibilidad. Sería otro sueño hecho realidad.

-¿Tenés algún amigo en la Selección Argentina?

-Conozco a Angelito Correa, a quien conozco de haber compartido plantel en San Lorenzo.

-¿Y con el presidente de AFA, Chiqui Tapia, tenés relación?

-Tengo buena relación, desde ese momento que se dio la chance de ir a Barracas, que fueron dos veces, charlamos mucho. Sabe del proyecto de FADEP y me interioricé de cómo hizo su carrera como dirigente y lo que hizo con su club, que también empezó de abajo como nosotros.

-¿Te hacés un tiempo para ver los partidos de San Lorenzo?

-Sí, siempre me acomodo y me hago mi tiempo para ver los partidos de San Lorenzo y de Godoy Cruz porque me gusta estar actualizado de todo. Y también mi familia, mis nenes se hicieron muy fanáticos de San Lorenzo y ven siempre los partidos.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA