Un gesto que se viralizó: Torrico le pagó una operación de ligamentos a Alan González, jugador de San Martín

Un gesto que se viralizó: Torrico le pagó una operación de ligamentos a Alan González, jugador de San Martín
Alan González fue operado finalmente de su rodilla con la ayuda de los hermanos Sebastián y Emanuel Torrico.

El club y el futbolista no se pusieron de acuerdo para llevar adelante la intervención y, después de 80 días de espera, apareció el mendocino de San Lorenzo para hacerse cargo en solidaridad. La postura del Club San Martín.

El defensor bahiense Alan González se rompió los ligamentos durante un partido del Atlético San Martín, en el último Torneo Regional Amateur. Y después de 80 días inactivo logró operarse. Pero no fue por medio del propio club, sino por la ayuda económica del arquero de San Lorenzo, el mendocino Sebastián Torrico, quien se solidarizó y se hizo cargo de los costos.

“Después de la lesión, lo llamamos con mi hermano (Emanuel) para que contara con nosotros, ofrecerle nuestra ayuda. Y al ver que pasaba el tiempo y que todavía no se operaba empezamos a movernos para resolverle su situación. Porque, como jugadores, nos tenemos que acompañar. Es un jugador valioso de nivel profesional y sobre todo es sostén de familia. Como persona y jugador me puse en su lugar y buscamos la solución para que se pueda recuperar”, afirmó el Cóndor Torrico a Los Andes.

Al respecto y en agradecimiento, González soltó sobre el gesto del portero ex Godoy Cruz: “Es un ángel. Le voy a estar agradecidísimo junto a Emanuel por lo que hicieron. Se hizo largo, pero ya pasó. Posiblemente quede en una anécdota”.

Tras la intervención quirúrgica, Alan se siente “impecable, contentísimo. Sin dolor. El médico, un crack”, dijo al referirse a Fernando De Alzaa, el profesional de San Lorenzo que intervino.

Si bien Torrico es conocido por sus desempeños en el más alto nivel del fútbol argentino, el defensor bahiense confesó que nunca lo había tratado.

“Es más, con Emanuel casi nos fuimos a las trompadas en un partido en Fadep porque nos acusaron de robar. Incluso se metió el padre, pero por intervención de Seba, todo quedó ahí. Les voy a estar agradecido siempre”, afirmó el jugador que recién en diciembre podrá volver a las canchas.

-¿Y pensás en posibles clubes para el próximo año?

-En Fadep, se lo prometí. Ojalá que pueda demostrar mi agradecimiento.

Pese a la angustia y al tiempo sin fútbol, que para un jugador eso es muy perjudicial, Alan se expresó con mayor tranquilidad luego de su larga espera para que se concrete la operación.

-¿Cómo quedó todo con San Martín?

-Todo está en instancias legales. No han contestado la carta documento. Se comunicaron por teléfono con el abogado. Pero tenemos que resolver cómo seguimos en cuanto al resarcimiento económico.

Déficit en el sistema de torneos y ¿negligencia?

El exjugador de Villa Mitre (32 años) decidió regresar a su Bahía Blanca natal, lesionado, y tras finalizar el torneo de ascenso, el cual no incluye contrato profesional por ser amateur. Sin embargo, según comentó a Los Andes, la institución iba a responder. Finalmente, según declaró, no se hicieron cargo de la operación y el futbolista debió enviar una carta documento, la cual “no fue respondida” y los abogados de ambas partes están buscando llegar a un acuerdo de resarcimiento.

González contó que dos días después de haberse lesionado tuvo conversaciones al respecto con el presidente Gabriel Mostacchio: “Cuando me venía a Bahía, me bloqueó el WhatsApp. Ahí vi que no tenía buena fe y me mandaron a hablar con Walter Gatica, quien durante 70 días me estuvo a las vueltas con que no llegaban los tornillos para la intervención quirúrgica”.

Y el relato continuó: “Gatica me pidió que me operara en Bahía, que después cobrarían el seguro y me mandarían la plata. Cuatro días después me dijo que dicho seguro sólo cubría la cirugía en Mendoza, a lo que yo accedí a volver a viajar. Pero luego me volvió a decir que me tenía que operar en mi provincia porque el seguro no lo cubría. A lo que le contesté que sí lo cubría, y me dijo ‘no tenemos ni el seguro’. Tengo el audio”.

“Me dijeron que iban a conseguir los tornillos, mediante políticos, después que los traería el propio ‘Colorado’ Bertona, con quien luego hablé y me confió que no hacía eso y que él sólo operaba. Me di cuenta que desde la dirigencia era todo verso. Mandé carta documento y publiqué el video que después se viralizó”, confió.

La postura del club del Este

Ante la situación, el titular del club “Chacarero” Gabriel Mostacchio ofreció a este diario otra versión de los hechos: “Alan se lesiona en el último partido contra Fadep. Cobró hasta el último centavo. Y se fue a Bahía Blanca, porque él es de allá. Nosotros le dijimos que debía operarse en Mendoza, compramos las fijaciones ortopédicas y lo iba a operar Bertona, uno de los mejores médicos del país, quien es hincha del club y nos opera gratis. Pero Alan nos manifestó que no se quería operar acá sino en su provincia, sostuvo el titular de la institución.

A lo que agregó: “El jugador nos pasó un presupuesto de 180 mil pesos. Le dijimos que no podríamos pagar eso, que viniera a operarse acá. Le ofrecimos un hotel, comida y atención post operatorio. Era lo que podíamos hacer por él y lo que hicimos por cualquier jugador que se lesionó”, apuntó el dirigente.

Y siguió: “Nos pidió cobrar todos los sueldos hasta que se recuperara. Y la verdad es que al no haber contrato, si se lesiona y no juega, no cobra. No existe ese compromiso, pero sí creo que era correcto ayudarlo. Después aceptó venir pero con la condición de contar con un hotel para su familia también. Le dijimos que contara con hotel pero para él solo. Y no quiso”.

El presidente del club ratificó que de esta situación se están ocupando los abogados de ambas partes. Y “se estaba por acordar un monto de resarcimiento dentro de nuestras posibilidades”.

“Lo que nos duele fue que salió a escracharnos en sus redes cuando nosotros le ofrecimos lo que tenemos a nuestro alcance para hacernos cargo, como lo hicimos con todos los jugadores que se lesionaron. Y lo que él no entiende es que el club es tan víctima como el jugador amateur, en un sistema que debería cambiar”.

Ante esto, hizo referencia sobre un problema que desde hace años arrastran las instituciones que participan de los torneos de ascensos y dijo: “El torneo es tan precario que jugamos tres meses y no podemos tener seguros. El Consejo Federal no lo tiene, no está legislado. En el cual tanto clubes como jugadores sufren las consecuencias”.

Y explicó: “En un torneo que dura cuatro meses no podemos armar un proyecto deportivo. No tenemos recursos para mantenerlo. Ningún seguro acepta realizar prestaciones por ese breve lapso de tiempo. Por lo que desde el Consejo Federal debería responder ante estas situaciones, o desde un sindicato o agremiados. Porque todos los clubes en esta categoría tienen más déficit que ganancias. Los únicos ingresos que tenemos son de los socios. Y con eso el club se hace cargo del torneo e incluso de las operaciones, rehabilitaciones de los jugadores, etc”.

Y concluyó respecto de caso de Alan González: “El club también es víctima del sistema. Los clubes están cada vez más destruidos, porque no se pueden hacer proyectos deportivos. Y debería estar reglamentado. Nosotros tenemos derechos y obligaciones como tienen los jugadores. Y me parece que el reclamo no debe ser hacia el club, sino hacia el sistema, que es el que nos está perjudicando a todos”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA