martes 18 de mayo de2021

Hilda Lizarazu: “Me gusta ser antigua para chicos que tienen 18 años”
Hilda Lizarazu, este lunes 12, en Cosquín.
Espectáculos

Hilda Lizarazu: “Me gusta ser antigua para chicos que tienen 18 años”

La artista se prepara para sacar un nuevo disco llamado Antigua y reflexiona acerca de sus años en la música y la experiencia de haber trabajado con otros grandes del rock nacional

Hilda Lizarazu: “Me gusta ser antigua para chicos que tienen 18 años”
Hilda Lizarazu, este lunes 12, en Cosquín.

Con su estilo personalísimo, más de 30 años de trayectoria y como una de las pocas cantautoras vinculada a los grandes del Rock Nacional, Hilda Lizarazu charló con Los Andes acerca de nuevo disco “Antigua” y su vida vinculada a la música.

Esta mujer consecuente con sus deseos, nacida en Corrientes y cuya adolescencia transcurrió en New York, donde estudió fotografía, dedica su vida a cantar y componer, actividad que le ha permitido vivir de eso -lo cual no es poco para un artista- ganar varias veces los Premios Gardel y erigirse como una de las voces más reconocidas en el país

Lizarazu que posicionó a lo largo de su carrera como solista, con su banda Man Ray -entre los que se destacan “Extraño ser”, “Perro de Playa” (1991) con famosos hits como “Sola en los bares”, “Caribe sur” y “Tierra sagrada”, “Hombre Rayo” (1993), “Aseguebu” (1994), “Piropo” (1995), “Ultramar” (1997) y “Larga Distancia” (1999)- y otros recordados temas de su paso por Suéter (donde hizo los coros de Amanece en la Ruta), Los Twist y con la banda de Charly García.

La cantante tenía previsto un show en Mendoza para el jueves 22, sin embargo en horas de la tarde de ayer confirmaron desde la producción que quedó cancelado debido a las medidas de restricción por Covid-19.

En esta nota, habla de su trabajo actual, de cómo se siente en relación a las nuevas generaciones, y reconoce que probó de todo, pero nunca fue adicta a nada.

Contame del disco, ¿Por qué el nombre Antigua?

Tiene como varias acepciones lo de antigua: un poco es una fantasía de esa isla en el Caribe, por otro lado también tiene como una reivindicación de lo antiguo -no por feo-, y también una sensación de sentirme yo medio antigua, pero con experiencia. Como los objetos que en una época tuvieron su esplendor y a través de los años esas antigüedades resultan bellas. También sintiendo mi propio paso del tiempo pero no desde un lugar con una connotación negativa sino sacándole lo despectivo. Así que nada un poco jugando con esa sensación de sentirme antigua, deseos de conocer la isla siempre me gustó y también jugar con las palabras y con los significados. Por eso me encantó como título.

Los grandes músicos como Charly, Lito Vitale, León Gieco, al igual que vos -que marcaron toda una época- nunca suenan antiguos

Puede ser. Evidentemente a mí también me gusta jugar con los tiempos verbales, con el pasado y el futuro, como en el tema Futuro Perfecto o Presente contínuo. Esto lo voy analizando mientras me van preguntando por qué le puse “Antigua”. Hay un tema en el disco que describe distintos objetos, como una máquina de escribir y todos los objetos que ahora están teniendo una transformación constante. Nosotros nos comunicamos desde otro lugar más digital y todo eso antiguo a mí me da un buen sentimiento Así que un poco empezó el juego de “Antigua” desde ese tiempo pasado como algo bueno. El sonido de la palabra me encanta y también me gusta ser antigua para alguien que tiene hoy 18 años.

¿Estabas haciendo presentaciones en formato dúo?

Sí, vengo presentándome así desde antes de la pandemia. Hicimos una gira europea junto a Federico Melioli, que es mi productor, músico y amigo, con quien vengo trabajando desde hace 17 años. Conformé “Hilda Lizarazu Dúo” donde nos acompañados rítmicamente por secuencias que Federico dispara a través de una computadora y estamos los dos con guitarras: yo con una acústica y él con una eléctrica y en ese formato presentamos un show muy bello por su sonoridad.

¿Tenés parientes músicos o sos la rara de la familia?

Soy la rara de la familia. Pero yo hace más de 30 años que estoy cantándole a los cuatro vientos y del lado femenino de mi familia son maestras de escuela. Mis dos hermanas, una maestra de inglés y la otra de Educación Física, ahora que ya son grandes y dejaron de ejercer están cantando en coros y haciendo cosas relacionadas con la música. Creo que fui un poco disparador de eso porque también seguir un camino musical en este país y en cualquiera, porque anduve por distintos países, no es algo fácil de sostener. Ni en Estados Unidos ni en los países más avanzados, porque son pocas las personas que viven de la música. Yo no dejo de agradecer a diario que en mi vida es también por mi propia determinación y valentía. Porque no es que como músico o como cantante tenés una cantidad de guita mensual, y hay que tener un espíritu especial, te tiene que gustar mucho y saber mantenerse en momentos más austeros, y no todo el mundo es así. Yo no diría la palabra bohemio, pero tenés que tener un espíritu más errático y sobre todo en los países con la mayor índice de pobreza.

¿Cómo lograste mantenerte en una industria netamente de hombres?

Cuando salía de gira con Charly García a veces eran 17 varones y yo. Lo único que puedo decirte es que he sido bastante varonera y en el caso de hacer música, lo que predomina y en mis años de experiencia, que me encanta la música. Obviamente hay una gran desigualdad de género pero la acción por la cual yo estaba ahí presente tenía que ver con acordes, con melodía, con palabras, y sobre todo trabajando con un tipo como el Charly García que es un compositor qué conectó con muchos artistas de Argentina y de latinoamérica. A mí las canciones de él siempre me encantaron, me conmovieron algunas, me hicieron bailar otras, pero siempre me encantó desde que era chica. Entonces en ese caso en donde había más varones, yo estaba feliz porque estaba haciendo música de la buena. Después con mis bandas siempre hubo una que otra mujer instrumentista, sobre todo en estas últimas décadas, llámese rock, pop, trap, lo que sea, y con las nuevas camadas de músicas, están ocupando lugares que antes éramos muchas menos, así que lentamente se está equiparando, como en muchas otras profesiones y carreras.

Tenés la voz impecable, ¿hay algún truco o cuidado especial?

Hace muchos años que tomo clases de canto y eso me mantiene las cuerdas -que son 2 milímetros diminutos de materia orgánica, porque no se le puede llamar carne- tonificadas a través de ejercicios vocales que hago dos veces por semana, desde hace 8 años y me coloca la voz en un lugar que me hace sentir muy segura, Tomo mucha agua, no fumo tabaco. Yo hice experimentación de todo, no tuve prurito ni prejuicios, pero tampoco fui una mujer que me gustaran las adicciones a nada. Pero por ejemplo si fumaba tabaco, que es una sustancia legal, al igual que el alcohol y que son un gran flagelo qué te arruinan el cuerpo. Yo tomo agua y no tengo consejos ni tips. Para mi el secreto es estar en contacto con el ejercicio para que el cuerpo no se nos vaya endureciendo y tener bien colocada la cabeza y el espíritu: Pero como dice Charly, no tengo una escuela que enseñe a vivir.