Vasectomía: ¿Es verdad que aumenta el deseo sexual tras la cirugía?

Si bien es un método anticonceptivo cada vez más utilizado, aún muchos hombres manifiestan dudas respecto a posibles efectos secundarios como falta de deseo, impotencia y hasta una sensación de “incompletud” que la ciencia y los valientes vasectomizados refutan con énfasis

Imagen ilustrativa
Imagen ilustrativa

La vasectomía es un método simple y confiable como anticonceptivo y se utiliza desde hace más de 60 años con un creciente mejoramiento de las técnicas que incluyen, actualmente, la cirugía sin bisturí. Por lo que podemos afirmar que la parte médica (procedimientos y efectividad) no contempla dudas, sin embargo cualquier hombre que se haya planteado realizarse esta práctica pasa indefectiblemente por otros interrogantes que tienen más que ver con el placer que con el control de la natalidad.

Porque aunque lo confirmen la ciencia y los amigos, siempre queda un ápice de duda, que el valiente caballero deberá enfrentar a fuerza de experiencia propia, en caso de decidirse por este tipo de método.

.
.

¿La vasectomía afecta la vida sexual?

Existen ciertas inquietudes detrás de la vasectomía, haciendo que más de un hombre dé muchas vueltas antes de decidirse. Sin embargo, es un método ambulatorio, rápido y muy efectivo en la planificación familiar, embarazos y responsabilidad sexual.

La respuesta a la pregunta es “No, no afecta la vida sexual” porque no disminuye el deseo sexual. Esto se debe a que el cuerpo sigue produciendo testosterona como siempre, solo que se distribuye por otros canales.

“Una de las dudas más recurrentes es qué es lo que va a pasar con el deseo sexual”, comienza explicando Elsy Reyes, la sexóloga mexicana en su canal de Youtube. “En realidad el que tú no expulses espermatozoides, y las razones por las cuales sucede tras la vasectomía, no va a afectar en ningún momento tu deseo sexual” y completa “el deseo sexual, orgánicamente hablando, tiene mucho que ver con la producción de testosterona. Pero tú después de una vasectomía no vas a dejar de producir testosterona, sino que la vas a seguir produciendo en tus testículos y en tus glándulas suprarrenales”, completa.

Tampoco afecta la capacidad para tener una erección o eyacular dado que los espermatozoides constituyen una cantidad muy pequeña del semen.

Imagen ilustrativa
Imagen ilustrativa

Qué pasa con los espermatozoides

En este sentido Elsy Reyes completa: “Cuando te haces una vasectomía no dejas de eyacular, vas a seguir viniendote la misma cantidad con la misma intensidad. La única diferencia es que tu eyaculación ya no va a contener espermatozoides, que son producidos dentro de tus testículos y que salen a través de un tubito que se llama ‘conducto deferente’. Durante la cirugía van a seccionar ese conducto deferente” y los espermatozoides ya no pueden pasar al líquido seminal.

Según el médico urólogo Daniel Carrillo, hay que recordar que el semen está compuesto no solamente de espermatozoides, sino también de otros fluidos, como los producidos por la vesícula seminal o la próstata.

Entonces, tras la vasectomía los espermatozoides son absorbidos por el cuerpo y dejarán de formar parte de la composición del semen. “Algo que es importante recalcar es que después de la intervención, aún existirán espermatozoides en los conductos eyaculatorios, por lo que si la planificación familiar está de por medio, se aconseja y recomienda seguir utilizando métodos de anticoncepción como el condón por al menos tres meses”, asegura el especialista.

“Afortunadamente, para el hombre, como para su pareja sexual, la vasectomía no tiene efectos secundarios. Simplemente, el semen ya no contendrá espermatozoides y la vida sexual continúa con normalidad después del procedimiento”, enfatiza en su publicación el doctor Carrillo.

Estudios científicos aseguran que mejora el deseo

“El deseo sexual tenemos que comprender que es multifactorial, no todo es orgánico, ni todo es testosterona”, explica Reyes.

El urólogo especialista en vasectomía, Alex Shteynshlyuger, asegura en el New York Urology Specialist: “En general, los hombres no presentan cambios en su deseo sexual tras someterse a la cirugía. De hecho, muchos hombres presentan una mejoría en su función sexual, ya que no tienen que preocuparse de las medidas anticonceptivas”.

Sin embargo en la misma publicación el médico advierte: “Existe un pequeño riesgo de que se produzca una lesión en la arteria testicular que podría provocar atrofia testicular. La atrofia testicular podría conllevar niveles bajos de testosterona. El riesgo es menor al 2%. Los niveles bajos de testosterona podrían estar asociados a un deseo sexual reducido y requerir tratamiento”.

El portal de publicaciones científicas Revista Electrónica Psicología Iztacala, publicó en 2003 una investigación titulada “Deseo sexual en hombres con y sin vasectomía: experiencias y significados”, y en la cual se arrojan considerables conclusiones.

“Los hombres expresan y confirman su masculinidad a través de su deseo sexual, este último les preocupa cuando deciden realizarse la vasectomía”, por lo que el objetivo del estudio apuntó a “comparar las experiencias y significados del deseo sexual en hombres con y sin vasectomía”. Para ello se utilizó un método mixto con la participación de 15 hombres con y 15 sin la cirugía. Los resultados arrojaron que aquellos que no se habían hecho la intervención utilizaban más preservativos y coito interrumpido como método anticonceptivo.

Por otra parte, el grupo que sí tenía la cirugía, atravesó una etapa de menor deseo sexual debido a las molestias postquirúrgicas, que rápidamente fue superada tras dos o tres semanas luego de la cirugía.

Historia de la vasectomía

Si bien la práctica se popularizó durante la década del 60 y se incrementó en los siguientes años, la primera vasectomía se realizó en 1775, cuando el cirujano inglés John Hunter, realizó la oclusión del conducto deferente.

El siguiente dato histórico se traslada casi cincuenta años después, cuando Astley Cooper en 1823 empezó a investigar realizando trabajos experimentales de la vasectomía en mascotas.

Según la revista del Portal Médicos, “La vasectomía se ha realizado en varones por múltiples razones, marcando un hito en la historia al practicarse en varones como sistema de esterilización en asesinos, violadores, drogadictos, ladrones. En Europa se realizó de forma masiva durante la Segunda Guerra Mundial. Los alemanes la utilizaron como método de exterminio con la intención de conseguir erradicar a judíos y gitanos”.

A la vez la publicación asegura que se trata de una intervención que “constituye un fenómeno histórico, filosófico, social, médico, demográfico y legal”.

Imagen ilustrativa
Imagen ilustrativa

Conciencia de completitud

Una de las cosas que más llamó la atención de la sexóloga Elsy Reyes fue recibir mensajes en los que los hombres manifestaban una sensación de “incompletitud” ante la posibilidad de realizarse una vasectomía.

“Había personas que decían ‘yo no quiero ser un hombre incompleto’. Tú no eres los espermatozoides que expulsas porque además, los vas a seguir produciendo, simplemente se van a reabsorber por tu cuerpo porque ya no van a tener vía de salida”, explica la especialista.

En este sentido enfatiza “Si tu idea de masculinidad, virilidad o potencia dependen de que sueltes espermatozoides, desde ahí ya te generaste un asunto que podría afectar tu deseo sexual porque te vas a sentir menos” y agrega “muchísimas personas que se han sometido a vasectomías dicen lo contrario. Yo tengo más deseos sexuales porque ya no siento que está comprometida la posibilidad de un embarazo no planificado”, concluye.

PAREJAS. (AP / Archivo)
PAREJAS. (AP / Archivo)

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA