El paso a Chile, tan complicado como siempre

Varados en Alta Montaña y aislados por 36 horas: así fue el reparto de comida y los traslados por postas. Foto: Gentileza Manuel Roco.
Varados en Alta Montaña y aislados por 36 horas: así fue el reparto de comida y los traslados por postas. Foto: Gentileza Manuel Roco.

La falta de infraestructura adecuada para un camino de riesgo, como es la vía de comunicación entre Uspallata y Las Cuevas, se volvió a apreciar en esta oportunidad, como ocurría a fines del siglo pasado y en los primeros años de la presente centuria.

Cientos de personas vivieron momentos de angustia y zozobra tras estar varados en medio de un temporal de nieve y viento en la zona fronteriza entre Argentina y Chile, en plena cordillera de Los Andes. Ocurrió el fin de semana coincidente con el aniversario patrio del 9 de julio.

Camiones de carga de gran porte, ómnibus con pasajeros y vehículos livianos con familias quedaron atrapados en plena montaña y sus ocupantes pasaron muchas horas de incertidumbre hasta que pudieron ser rescatados por gendarmes y otros servicios de auxilio.

Más de 250 vehículos varados en Chile
Más de 250 vehículos varados en Chile

La situación, muy grave porque orilló el drama, ya que la extrema temperatura sufrida por los viajeros pudo haberse cobrado víctimas, se ha repetido muchas veces en la historia del Paso Internacional Cristo Redentor.

En muchos años, las dificultades invernales de la ruta nacional 7, o Corredor Bioceánico, se resumieron en la falta de infraestructura en un terreno hermoso y propicio en la época veraniega, pero demandante de cuidados, alertas y disponibilidad de servicios durante el período invernal para que no ocurran o se atemperen episodios como los vividos hace algunas jornadas.

Cabe preguntar si no se respetaron las previsiones correspondientes, como cortar la circulación en forma preventiva de todo tipo de vehículos en las horas previas a la severa tormenta y evitar de esa forma los graves riesgos corridos por turistas y choferes de carga pesada. Con más razón disponiendo en la actualidad de tecnología de punta para establecer situaciones meteorológicas con mucha exactitud y antelación, capaces de impedir que personas en tránsito corran peligro.

La falta de infraestructura adecuada para un camino de riesgo, como es la vía de comunicación entre Uspallata y Las Cuevas, se volvió a apreciar en esta oportunidad, como ocurría a fines del siglo pasado y en los primeros años de la presente centuria. Cualquier crónica de los años ‘90 o de 2000 en adelante, reflejaba esa carencia de prestaciones, realidad que ahora, con los años transcurridos, se siguen manifestando.

Temporal en Alta Montaña: hay unas 400 personas y 300 vehículos varados en la ruta internacional por la nieve
Temporal en Alta Montaña: hay unas 400 personas y 300 vehículos varados en la ruta internacional por la nieve

Es obvio que los procedimientos de limpieza de la carpeta asfáltica han avanzado muchísimo y el equipamiento de la Dirección Nacional de Vialidad (DNV) es moderno y de gran tecnología. Pero, lo que falló en esta oportunidad es la toma de decisiones para impedir que los usuarios, no importa su categoría, avanzaran bajo condiciones de mal tiempo en curso.

Se comprobó, además, que muchos conductores no llevaban las imprescindibles cadenas, o que si las tenían en sus vehículos no las utilizaron, como se estableció con algunos de los grandes transportes.

Un operador turístico de vasta experiencia comentó sobre lo ocurrido que existe un playón en la estación Leñas, pasando el ingreso al Parque Aconcagua y antes de la Curva de la Soberanía, sobre una recta ancha de triple mano, donde los conductores podrían colocar las cadenas. Quien no lo hiciera debería retornar, pero nunca avanzar.

Por otra parte, con prescindencia de lo ocurrido en el último temporal, es inaudito que la alta montaña no disponga de suficientes sanitarios públicos, como debería tener. Hay baños en el área de Puente del Inca y uno en jurisdicción del Parque Aconcagua, pero no en el inactivo complejo de esquí Penitentes, sitio que quedará sin explotación por el momento al caerse la última licitación para su puesta en servicio.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA