Creció 40% el flujo de personas en el paso fronterizo: cuatro horas para ir a Chile y 8 km de fila para regresar

La intensidad se debe al inicio de vacaciones de invierno. La cifra es en comparación a los días previos, aunque la semana pasada hubo un pico luego de que el paso internacional Cristo Redentor permaneciera cerrado por 18 días debido al mal tiempo.

Más de 8 kilómetros de fila en Uspallata para regresar desde Chile a Mendoza.
Más de 8 kilómetros de fila en Uspallata para regresar desde Chile a Mendoza.

El inicio del receso invernal, o el equivalente “vacaciones de invierno” para muchos, impulsó un notorio aumento del tránsito de personas hacia Chile por el paso internacional Cristo Redentor. En relación a los días previos, se observa un incremento que supera el 40%. Se da en un contexto en el que más argentinos buscan ir a hacer compras en el vecino país a un precio conveniente y con el paso abierto luego de pasar 18 días cerrado para el tránsito de particulares.

El cruce internacional había sido cerrado el 13 de junio por fuertes tormentas y gran acumulación de nieve. El fin de semana anterior, el sábado 29, permanecía cerrado. El domingo 30 fue habilitado pero exclusivamente para transporte de cargas, mientras que desde el 1 de julio se permitió el tránsito de particulares.

Paso Cristo Redentor  (Prensa Gendarmería Nacional)
Paso Cristo Redentor (Prensa Gendarmería Nacional)

Durante jueves, viernes y sábado, los egresos no superaron los 3.000 y fueron 2.293, 2.043 y 2.428 personas respectivamente. Pero pasaron a 3.093 y 3.359 el domingo y lunes, este último día coincidente con el inicio del receso.

Incluso en esos primeros días los ingresos eran casi cercanos en número a los egresos, mientras que estos últimos dos días prácticamente los egresos los duplicaron.

Cabe destacar que el miércoles pasado hubo un pico de personas que se dirigieron a Chile y que llegó a 4.029, lo cual puede atribuirse a tantos días de cierre.

Cuatro horas de demora

Así las cosas, desde la coordinación del Sistema Cristo Redentor ayer informaron que no se registraban demasiadas demoras en Horcones, aduana Argentina, para ingresar desde Chile. Según se había señalado el día anterior, para hacer el trámite se requerían unos 30 minutos.

Por el contrario, las cosas iban más lentas para ingresar a Chile por el Paso Los Libertadores, y ayer la demora estaba en torno a las 4 horas. Es más del doble de la que había el lunes cuando era de una hora y media.

Este atardecer, se había generado una fila de 8 kilómetros de autos que regresaban a Mendoza en la zona de Uspallata.

Ruta por el paso Cristo Redentor con nieve (Prensa Gendarmería Nacional)
Ruta por el paso Cristo Redentor con nieve (Prensa Gendarmería Nacional)

Por el aumento del tránsito en vacaciones, Chile tenía previsto sumar a las 15 casillas habituales unas 6 más, mientras que en Argentina se trabaja al máximo de la capacidad. Hay obras en el complejo local y eso dificulta un poco el movimiento. Además, están reducidos a la mitad los baños ya que hay dos en refacción.

Cabe recordar que en esta época, el paso tiene horario de invierno. Esto implica que el tránsito por el corredor está habilitado de 9 a 21. En Libertadores (Chile) es hasta las 20. Para evitar que se acumulen vehículos en espera en alta montaña, se realiza un corte de la circulación en Uspallata a las 19 (horario de Argentina) y en Guardia Vieja a las 18 horas, horario de Chile.

En tanto, el viaje se realiza en condiciones extremas de frío ya que se atraviesa una ola polar que afecta una buena parte del país. De este modo, las temperaturas son marcadamente inferiores a las de la semana pasada en la zona.

Esta mañana había buen tiempo en alta montaña pero se registraban -9°C en Uspallata, -13°C en Punta de Vaca, -16°C en Puente del Inca y -17°C en Las Cuevas.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA