sábado 23 de enero de 2021

Sólo suscriptores
Cobro anticipado. Aseguran que este mecanismo genera un sistema de cobro anticipado del tributo provincial. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes.
Economía

Queja empresaria por la retención de un impuesto en compras con tarjetas

Es un sistema unificado tributario que permite retener ingresos brutos. Aseguran que la puesta en marcha es “un golpe más a las pymes y comercios”.

Cobro anticipado. Aseguran que este mecanismo genera un sistema de cobro anticipado del tributo provincial. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes.
Sólo suscriptores

En el mes de diciembre comenzó a operar el Sistema Unificado de Retención Tributaria para compras hechas con tarjetas de crédito, débito y con PSP. Una docena de provincias, entre las que se encuentra Mendoza, adhirieron al mismo, y en marzo se sumarían otras cuatro.

En principio, el SIRTAC (Sistema de Recaudación sobre Tarjetas de Crédito y Compra), busca “simplificar y unificar las retenciones del Impuesto sobre los Ingresos Brutos sobre operaciones de comercio electrónico abonadas con medios de pagos digitales”, y evitar la doble imposición entre jurisdicciones, según detallaron desde la cartera económica nacional. Sin embargo, empresarios locales objetaron su aplicación, ante la posibilidad de que “cree un mecanismo de cobro anticipado de Ingresos Brutos cuando los comercios vendan con tarjetas de débito, crédito y Pay Pal”.

Desde la Federación Económica de Mendoza (FEM), se habían anticipado a esta medida, señalando que “va en sentido opuesto a los esfuerzos de estimular el uso de medios de pago electrónico”.

De hecho, Juan Roth vicepresidente Comercial de FEM, sostuvo que “tenemos doble impuesto, cuando se hace una venta con tarjeta, cuando la tarjeta realiza la liquidación retiene ingresos brutos, y cuando la tarjeta realiza el pago al comercio a través del depósito o transferencia al comerciante, la entidad en donde se realiza la operación vuelve a hacerlo, esas retenciones se suman y luego se deducen con el pago de Ingresos Brutos, pero siempre tenemos saldo a favor”.

El representante de la FEM estimó ademas que el sistema está duplicado, y el sistema origen, que es por el que nos retienen a nosotros los contribuyentes, Sircreb, desde allí es abusivo. Nos genera un gran perjuicio que se suma al sistema macroeconómico que en cuanto a impuestos y retenciones”.

No obstante, a pesar de los reclamos de las cámaras, el Sirtac comenzó a operar en la provincia, y también en Jujuy, Salta, Santiago del Estero, Catamarca, Chaco, La Rioja, San Juan, Córdoba, Neuquén, Santa Cruz y Tierra del Fuego; y se prevé que en marzo se sumen Chubut, Río Negro, Misiones y Entre Ríos.

Simplificación tributaria

Lejos de los reclamos, el secretario de Política Tributaria de la Nación, Roberto Arias, sostiene que la medida favorecerá el uso de medios de pago electrónico y la bancarización por parte de los pequeños contribuyentes.

El funcionario resaltó que este nuevo sistema tiene previsto el establecimiento de mínimos no sujetos a retención, favoreciendo el uso de medios de pago electrónico y la bancarización por parte de muy pequeños contribuyentes; y adujo que en un momento donde se verifica un aumento sustancial en el uso de los medios de pago electrónicos, el Sirtac podrá dar un nuevo impulso al brindar mayor certidumbre y reducir el costo tributario asociados a los mismos.

Arias explicó que “como todas las provincias tienen sistemas de retención de impuestos sobre operaciones abonadas con medios de pago electrónicos y estos sistemas operan sin ninguna coordinación, hoy se da el caso que una venta puede sufrir retenciones de más de una jurisdicción, generando un perjuicio muy importante para los comercios, en especial los más pequeños.”

Asimismo, señaló que “esta multiplicidad de retenciones desalienta la aceptación de medios de pago electrónicos por parte de los comercios, una barrera más para una mayor inclusión financiera”.

El funcionario nacional destacó que desde el área que conduce se continuará “impulsando la puesta en marcha de sistemas de retención unificados, así como la adhesión de todas las jurisdicciones provinciales”.

Siete meses de trabajo para pagar impuestos

Desde la Unión Comercial e Industrial de la provincia (UCIM), emitieron un comunicado señalando la falta de “propuestas claras” del Estado. “Es obvio que a los empresarios les preocupan sus negocios. Están para eso. Generar riqueza, empleo, tributar al estado como forma de repartir la riqueza”, se inicia.

Desde la cámara hacen hincapié en el aspecto de “tributar”, ya que aseguran que se requieren entre 6 o 7 meses para pagar, “la gran cantidad de impuestos que se pagan por vivir y trabajar en Agentina”.

“Si hablamos de empresarios mendocinos en pandemia, tras un 2020 con caída de actividad, nos encontramos con un panorama para nada alentador, con muchas pérdidas en la gran mayoría de las actividades y con perspectivas de profundización de la crisis”, se agrega.

Desde la UCIM señalaron las principales preocupaciones de los empresarios que integran la cámara, que inician con “funcionarios que exigen sacrificios de parte de todos los argentinos y que no están dispuestos a renunciar a sus dietas y privilegios”; la “falta de apoyo, en general, de las actividades económicas”; “falta de una política económica clara (‘vemos cómo la pandemia se ha llevado todo el protagonismo’); y la “falta de preocupación de las autoridades frente al abismo que enfrentan no solo empresarios pymes y medianos que se llevaránn con ellos una gran cantidad de empleos”.

El ATP sirvió para que los empresarios pudieran sostener su planta de empleados durante lo peor de la cuarentena, pero las actividades no han demostrado recuperarse al ritmo de la apertura de los cepos existentes. Apareció el fantasma del desabastecimiento y la falta de insumos para numerosas actividades productivas. El desempleo de muchos, la caída en la informalidad de muchísimos, la inflación que nunca se fue y la falta de poder adquisitivo, producto del combo mencionado no parecen poder esperanzarnos en el mediano plazo”, agregaron.

La conclusión de los empresarios, ante este panorama, es que “ante la aparente parálisis de los gobiernos frente a la economía, deberán asumir protagonismo, llevar ideas, dialogar y proponer salidas creativas , para constituirse en una positiva ayuda . La conjunción entre el sector público y privado es indispensable: despertar interés en los responsables de que todo vuelva a funcionar -no solo de recaudar, a cualquier costo y en cualquier contexto- , es fundamental para el logro de programas económicos adecuados que permitan la recuperación de las actividades productivas. Para que nos pongamos de pie y así lograr que todo el cuerpo social recupere la confianza”. Los Andes intentó comunicarse con el Ministerio de Hacienda pero no recibió respuesta al cierre de esta edición.