lunes 10 de agosto de 2020

El cierre de muchos comercios hizo que la demanda eléctrica se redujera en Mendoza
Economía

La cuarentena hizo caer la demanda eléctrica en Mendoza por el cierre temporal de comercios e industrias

En abril, en todo el país, se marcó la caída más pronunciada en 20 años. En mayo repuntó y a pesar de que el consumo de luz creció en los hogares, el uso general marcó un descenso en el índice.

  • jueves, 18 de junio de 2020
El cierre de muchos comercios hizo que la demanda eléctrica se redujera en Mendoza

La demanda de energía eléctrica en el país durante mayo se redujo 7,6% interanual, “en plena cuarentena” y con “temperaturas superiores a las del año pasado”, aunque se registró un crecimiento de 13,2% frente a abril, de acuerdo con un informe de la Fundación para el Desarrollo Eléctrico (Fundelec).

El consumo de Capital Federal y el Conurbano bonaerense mostró una importante caída, tanto en Edesur (- 4%) como en Edenor (- 2%), aunque algo menor que en el resto del país (- 9%), según datos provisorios de Cammesa. En Mendoza también bajó (- 7%), aunque menos que el promedio nacional.

Fundelec destacó el “fuerte ascenso en los usuarios residenciales”, aunque la caída en los comerciales e industriales “fue más importante, tras el aislamiento social, preventivo y obligatorio decretado el pasado 20 de marzo y que aún continúa en vigencia”.

En la comparación interanual, la demanda residencial de electricidad ascendió 6,2%, la comercial cayó 14%, mientras que la industrial bajó 30,4%.

Luego de abril, que tuvo la caída interanual más pronunciada de los últimos 20 años (- 11,5%), mayo presentó una caída de la demanda algo menor, con lo cual el acumulado de los primeros cinco meses acumuló una caída del 1%.

El descenso interanual de mayo fue el segundo consecutivo, luego de que abril encabezara el ranking de mayores bajas desde 1992.

El retroceso, explicó Fundelec, “se debe fundamentalmente a la coyuntura de la cuarentena y a la gran inactividad comercial e industrial”, aunque previamente respondía a la recesión económica.

“Para encontrar un mes de mayo de menor consumo al de este 2020, hay que regresar hasta 2011”, precisó la entidad.

Fundelec resaltó que “la curiosa coyuntura hizo que la máxima demanda de potencia de este mes quedara a 7.000 Mw del récord histórico y a menos de la mitad de la potencia instalada que informa Cammesa: 19.000 Mw es el máximo consumo de potencia de mayo, contra 26.320 Mw de febrero de 2018 y 40.139 Mw de potencia instalada”.

En cuanto al consumo regional, sólo hubo dos ascensos en mayo: EDES (5%) y Misiones (12%), mientras Jujuy mantuvo el mismo nivel de consumo del año anterior.

A la vez, 24 provincias y empresas marcaron descensos, especialmente Chubut (- 27%); Río Negro (- 20%); Neuquén y Corrientes (- 15% cada una); Catamarca, Córdoba y Santa Fe (-10%); San Luis (- 9%); Santa Cruz, Tucumán y San Juan (- 8% en cada caso).

También bajó la demanda eléctrica en La Rioja, Mendoza y Santiago del Estero (- 7%); Chaco, Formosa, Edelap y Salta (- 6%); Entre Ríos (- 5%); La Pampa y EDEA (- 4%); y EDEN (-2%), concluyó Fundelec.