La cosecha 2022 fue hasta 75% más cara que la del año pasado

La recolección manual de uvas comunes, la más extendida, se incrementó entre 67% y 68% en promedio en la comparación interanual.

Foto: Los Andes
Foto: Los Andes

La cosecha representa el 30% del costo total de la producción vitivinícola. Por eso, cada año, la Asociación de Cooperativas Vitivinícolas Argentinas (Acovi) realiza un relevamiento de los costos de esta labor y elabora una comparación entre los distintos sistemas: manual, asistida y mecánica. Los resultados muestran que la recolección 2022 fue entre 35% y 75% más cara que la de 2021, dependiendo del sistema utilizado.

Desde la entidad resaltan que la cosecha manual de uvas comunes, tanto blancas como tintas, se incrementó entre 67% y 68% en el promedio interanual. Esto, debido, principalmente, al incremento de la mano de obra, que llevó a un alza en el precio del tacho de uva y que tiene una marcada participación en el total de costos bajo esta modalidad. Este año, las uvas tintas representaron el 61% del total, las rosadas el 23% y las blancas el 16%.

El estudio muestra que, en la mayoría de los casos, el sistema de cosecha asistida resulta el más conveniente desde el punto de vista económico, ya que, pese a que se trata de un análisis teórico y se debe estudiar cada caso en particular, permite ahorrar entre un 15% y un 19% con respecto a la cosecha manual.

Por otra parte, la modalidad asistida, al requerir menor cantidad de personas, es una buena alternativa ante las dificultades para conseguir mano de obra para realizar la tarea. Además, ofrece una mayor calidad de trabajo, menos extenuante, y reduce la probabilidad de accidentes ya que, al trabajar con bines, los cosechadores no deben correr ni acarrear tanto peso en los tachos.

Desde Acovi insistieron en la importancia de contar con líneas de financiamiento específico para la creación de empresa de servicios, que brinden herramientas para la cosecha asistida y para otras labores. Estos créditos deben estar enfocados en proyectos asociativos, de modo que las exigencias no sean las mismas que para una empresa.

Y recordaron que el 30% de los viñedos en todo el país tienen una extensión de entre 5 y 20 hectáreas y a estos productores les resulta imposible adquirir tecnología en forma individual. Pese a esto, el poder incrementar la rentabilidad y reducir los costos resultan esenciales para evitar que se acentúe aún más la concentración de los cultivos.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA