Jimena Latorre: “La geología de la provincia de Mendoza ofrece oportunidades en materia de cobre”

La ministra de Energía y Ambiente de la provincia, asegura que la provincia está frente a una oportunidad histórica para agrandar la matriz productiva.

Jimena Latorre ministra Energía y Ambiente de Mendoza 

Foto: Orlando Pelichotti
Jimena Latorre ministra Energía y Ambiente de Mendoza Foto: Orlando Pelichotti

Desde el comienzo de la administración de Alfredo Cornejo, poner en marcha la actividad minera en Mendoza, se terminado cristalizando como uno de los objetivos de la gestión. En esta entrevista con Los Andes, la ministra de Energía y Medio Ambiente, Jimena Latorre, da su visión sobre el papel de la minería en la matriz productiva de Mendoza.

Durante la charla, Latorre destacó la diversidad de la matriz productiva de la provincia y subrayó el potencial de la minería, especialmente en el mercado actual impulsado por la transición energética y la demanda de cobre. Además, expresó el creciente interés de empresas en el Distrito Minero Malargüe Occidental y los esfuerzos del gobierno para facilitar la inversión y el desarrollo sostenible en la región.

-¿Cómo crees que la minería puede contribuir a diversificar y fortalecer la matriz productiva de Mendoza?

-La matriz productiva de Mendoza ya es diversa, pero hay oportunidades para profundizar en ciertas actividades, como la minería. En particular, la minería metalmelífera y particularmente del cobre tienen una gran oportunidad en el mercado actual, porque hay una altísima demanda vinculada a la transición energética, a la electromobilidad, a la electrificación de las ciudades, al almacenamiento de energías renovables y los compromisos internacionales y mundiales que existen de descarbonización y de cambio de la matriz de energía más limpia. Entonces, ese escenario de mercado ofrece oportunidades.

- ¿Cómo describirías el potencial minero de Mendoza en términos de recursos?

-La geología de la provincia de Mendoza ofrece oportunidades en materia de cobre. Además, el cambio de rumbo económico del país, si se concreta, también podría impulsar aún más estas inversiones. Es importante destacar que, aunque la exploración minera en Mendoza ha estado en un stand-by, en comparación con otras provincias, esto no significa una desventaja. De hecho, considero que estamos en una posición ventajosa, ya que la minería que buscamos desarrollar ahora se adhiere a estándares de sustentabilidad ambiental y social que antes no eran exigidos.

Hoy en día, se nos presenta la oportunidad no solo de realizar minería, sino de llevar a cabo una minería de calidad, una minería que respete los principios de la sustentabilidad, un requisito fundamental para los habitantes de Mendoza. Aunque las comparaciones pueden ser odiosas, es importante reconocer que los estándares y demandas de los mendocinos nos desafían como diseñadores de políticas y estrategias. Esta exigencia constante nos impulsa a mantener niveles altos de responsabilidad, no solo en la industria minera, sino en cualquier actividad extractiva o productiva. Es fundamental comprender que, así como lo hacemos con la actividad petrolera, en la cual tenemos una amplia experiencia, los mismos estándares rigurosos de cuidado y preservación ambiental deben ser aplicados en esta actividad.

-Han tenido varias reuniones con empresarios del sector minero en el exterior, ¿cuál es el nivel de interés por parte de las empresas en el Distrito Minero Malargüe Occidental?

-El impulso para promover la actividad minera en la provincia ha generado un aumento en el número de propiedades dentro de este polígono desde que comenzamos a estudiarlo. Estamos trabajando en una secuencia estratégica que incluye la modificación del Código de Procedimientos Mineros y la evaluación del Distrito Minero Malargüe Occidental en colaboración con la Autoridad Ambiental. Este enfoque busca garantizar que la actividad minera en Mendoza se lleve a cabo de manera responsable y en línea con los estándares ambientales y sociales que exigimos.

Desde diciembre hasta la fecha, hemos visto un incremento significativo en el número de propiedades mineras dentro del Distrito Minero Malargüe. De las 240 propiedades que había en diciembre, ahora estamos por encima de las 315. Es importante tener en cuenta que este aumento no es lineal, ya que una empresa puede solicitar múltiples propiedades para diferentes proyectos. Por ejemplo, la empresa Hanaq , de capitales chinos, ha solicitado más de 20 permisos dentro del distrito. Además, otras empresas extranjeras también están mostrando interés y han comenzado estudios en propiedades existentes cuyos propietarios actuales no tienen la capacidad de realizar las inversiones necesarias para la exploración.

- ¿Cuál crees que será el impacto económico de este movimiento para la provincia en términos de ingresos y generación de empleo?

-Cada empleo directo en la minería suele estar acompañado por siete empleos indirectos en sectores como la gastronomía, servicios de metalmecánica, entre otros. Además, proyectos como Hierro Indio y Potasio Río Colorado, que están avanzando hacia la etapa de producción, contribuirán significativamente a la reactivación económica. En cuanto a los ingresos específicos, es difícil predecir cifras exactas en este momento, pero el impacto será considerable y se extenderá más allá de la mano de obra directa.

-¿Cuáles son las expectativas del gobierno para el proximo semestre en cuanto a la minería en Mendoza?

-La aprobación del Distrito Minero Malargüe Occidental es un hito fundamental que esperamos lograr en el corto plazo, lo que nos permitirá avanzar con los proyectos en la próxima temporada de exploración. Además, seguiremos trabajando en promover un desarrollo minero responsable que cumpla con los estándares ambientales y sociales que exigimos como provincia.

-Es crucial que la Declaración de Impacto Ambiental del Distrito Minero Malargüe se apruebe este invierno...

-Exacto. Estamos trabajando arduamente para asegurar que la Declaración de Impacto Ambiental se apruebe a tiempo para que los proyectos puedan avanzar según lo planeado. Además, seguimos avanzando con el Polo Industrial de Pata Mora, ya que reconocemos la importancia de la infraestructura para apoyar el desarrollo económico generado por la actividad minera. Recientemente, se llevó a cabo una audiencia pública en Malargüe y estamos en proceso de concluir la resolución de impacto ambiental. También estamos trabajando con una consultora internacional para diseñar el proyecto que se licitará para atender a los prestadores que trabajarán en el servicio.

-¿Cuál es el cronograma esperado para la operatividad del Polo Industrial de Pata Mora? ¿Se espera que esté en funcionamiento para fin de año?

-No, sería ideal que ya estuviera licitado y que para entonces ya estuvieran en marcha las primeras obras en el parque. Es importante tener en cuenta que este desarrollo es impulsado por inversión privada. Por lo tanto, el ritmo de inversión y la estabilidad macroeconómica jugarán un papel crucial en el avance de estos proyectos.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA