En qué invierten los argentinos y para qué lo hacen

La decisión de invertir puede deberse a diferentes objetivos que tienen que ver con la vida y la psicología de los pequeños inversores.

Aunque la divisa estadounidense sigue siendo una de las modalidades más elegidas, sólo hay una que ha logrado ganarle a la inflación en lo que va del 2023. Y no es el dólar.
Aunque la divisa estadounidense sigue siendo una de las modalidades más elegidas, sólo hay una que ha logrado ganarle a la inflación en lo que va del 2023. Y no es el dólar.

Con una inflación que parece “comerse” el rendimiento de cualquier inversión que se elija, muchos argentinos se preguntan cuál es la decisión más acertada para que los ahorros no pierdan valor. Aunque la decisión depende de diversos factores, como el tiempo que se puede dejar inmovilizado el dinero y para qué se quiere utilizar en un futuro, en la actualidad el 40% ahorra en dólaresel 31% en plazo fijo, el 17% en una cuenta remunerada y el 12% en oro.

La consultora Focus Market realizaron un relevamiento para el Blog de Educación Financiera de Naranja X “Hablemos de plata”, sobre una base de 9.750 casos, para saber en qué invierten y ahorran los padres argentinos (se realizó en la previa del Día del Padre).

“El mes del padre coincide con el cobro del aguinaldo y su destino para el 25% de los casos será stockeo de compras en el supermercado, para adelantarse a la evolución futura de precios generando un mecanismo adicional de ahorro. Para el 19% de lo casos lo destinará a gastos generales o corrientes, y el 18% pagará deudas. El aguinaldo en algún momento en nuestro país era para gratificarse o guardarlo para las vacaciones. Ya su destino es otro y son muchos menos los que en forma alternativa pueden ahorrarlo o invertirlo”, indicó Damián Di Pace, director de Focus Market.

Y si hablamos de inversión, los padres invierten su dinero en los siguientes instrumentos del mercado financiero: el 31% en fondos comunes de inversión, para estar líquidos ante la incertidumbre económica; el 29% en Cedears, es decir, mercados argentinos y en pesos, y que representan acciones en las compañías más importantes a nivel internacional, pero con rendimientos que ajustan en dólares por la evolución del tipo de cambio (Meta, Meli y Tesla pican en punta entre las elecciones para este instrumento). Otro 13% opta por obligaciones negociables y el 9% en acciones locales. Estas últimas, sólo en mayo, treparon 14,5 %. Sin embargo, es la última elección ante la opción de renta variable. Y el 18% se inclina por una inversión inmobiliaria.

“Es difícil encontrar mecanismos de ahorro con rendimiento positivo frente a la evolución de la inflación. Hasta ahora, en el acumulado del año, salvo con el oro, que tuvo un rendimiento positivo, el dólar y el plazo fijo perdieron frente a la suba de precios del período. Con la cuenta remunerada se mantuvieron líquidos para cambiar de posición o afrontar gastos en pesos. La inflación se acelera y el Gobierno intenta que los argentinos se queden en pesos. Sin embargo, cae la demanda en nuestra moneda doméstica en el actual contexto”, analizó Di Pace.

Para qué ahorrar

La decisión de invertir puede no estar generada únicamente por los deseos de rentabilizar los ahorros. Sino que puede deberse a diferentes objetivos que tienen que ver con la vida y la psicología de los pequeños inversores. La plataforma de inversiones inmobiliarias Simplestate quiso conocer qué pasa por la mente de los inversores para llevarlos a arriesgar una buena parte de su patrimonio.

Con el objetivo de saber qué mueve a los argentinos a invertir el dinero ahorrado, la compañía consultó a 2.600 clientes sobre sus motivaciones a la hora de realizar inversiones. Lo primero que surge es que la principal motivación es de carácter económico, pero con sus particularidades: el 56,8% lo hace para obtener una renta, el 54,3% como una manera de ahorrar y el 52,5% para dolarizarse. Pero dentro de estas motivaciones, los resultados volcaron que hay un 17,3% que decide invertir para cumplir con objetivos puntuales y personales.

El primero de ellos se debe al deseo de rentabilizar los ahorros para concretar viajes, por parte del 35,8% de los encuestados; seguido de un 34,6% que tiene la necesidad de pagar gastos y deudas; un 22,8% para mudarse; un 16,7% para cambiar el auto; y un 43,2% con otros objetivos, entre los cuales se encuentra el de asegurarse ahorros para el momento del retiro y la jubilación.

“Los inversores no solamente tienen motivaciones monetarias para invertir sus ahorros. Hay otras que dependen más de sus deseos o necesidades personales”, comenta Gonzalo Abalsamo, fundador y CEO de Simplestate. “Hoy, gracias a la tecnología y las nuevas herramientas de inversión que hay en el mercado, como es invertir en real estate, se puede acceder a una forma más cómoda, fácil y rápida de generar ahorros y poder cumplir objetivos de corto, mediano o largo plazo, como puede ser la jubilación”, agrega.

Otro aspecto importante que dio a conocer la encuesta fue que el casi 92% de los consultados demanda mayor información y “educación” financiera y sobre inversiones por parte de las empresas e instituciones del sector.

Simplestate permite invertir online desde $2.000 pesos en proyectos inmobiliarios de toda la región. De esta manera, el inversor puede dolarizar su capital con una gran performance en rentabilidad y refugio de valor, como es el ladrillo, y así lograr ahorros para cumplir con sus objetivos personales

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA