Emesa y y la educación energética

La Empresa Mendocina de Energía lleva a cabo el desarrollo de la matriz energética desde una perspectiva integral, sostenible y en armonía con el bienestar, el respeto por los derechos humanos y el cuidado con el medio ambiente. En cada proyecto que Emesa emprende, busca impactar de manera positiva en la comunidad.

De esta manera, atendiendo las necesidades de la sociedad, lleva adelante diferentes programas y acciones que promueven el crecimiento de las personas como su permanente labor en educación.

Fomenta y promueve programas de educación energética y sensibilización sobre el cambio climático en las escuelas de todos los niveles educativos y capacitaciones docentes como contribución a las metas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), impulsadas por Naciones Unidas en vista al 2030.

Eficiencia energética en entornos formativos

Actualmente Emesa desarrolla la formación docente en “Eficiencia energética”, que busca como fin último concientizar y capacitar a estudiantes de escuelas técnicas de Mendoza acerca de la importancia del uso racional de la energía, sobre las diversas fuentes y tipos de energías para avanzar hacia un mejor y mayor cuidado de los recursos, la producción energética y del ambiente.

La iniciativa es implementada por la Empresa Mendocina de Energía en conjunto con la Fundación Pampa Energía y el Instituto Superior Tecnológico (INSUTEC) con el apoyo de la Dirección General de Escuelas (DGE).

El objetivo del proyecto es formar a docentes sobre el uso racional y eficiente de la energía, dotándolos de capacidades de análisis, auditorías energéticas simples y autogestión para el uso eficiente de la energía. Posteriormente, esos docentes realizarán la transferencia de conocimiento a los alumnos, en la cual deberán incluir instancias prácticas y/o de implementación de acciones concretas tendientes a la optimización del consumo energético de algún espacio o lugar puntual, utilizando los instrumentos y equipos recibidos en kits específicos para su aplicación.

El proceso deberá estar documentado y ser medible en pos de aprovechar la gran capacidad de aprendizaje que tienen los estudiantes de las escuelas técnicas, que permite desarrollar con ellos proyectos que transformen la realidad cotidiana de su escuela. Por medio de estas prácticas se integran en métodos en los que aprenden haciendo.

Cabe destacar que es un primer acercamiento piloto con 23 docentes de 5 escuelas técnicas, que busca generar capacidades para luego ser replicado en las demás escuelas técnicas de Mendoza.

Aprender con energía

Emesa también lleva delante el programa “Aprender con energía sostenible”, cuyo objetivo principal es incluir la educación en energía como factor clave para el desarrollo de la región a través de la incorporación de la metodología de Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP). Esta metodología tiene como punto de partida una problemática de interés que convoca a los mismos estudiantes a cuestionar e indagar, desplegando una actitud investigativa para vincularse de manera genuina con el aprendizaje.

Es un método que intenta colocar al alumno como protagonista de sus propios aprendizajes. La propuesta comprende la educación en energía como factor clave para responder a las necesidades de aprendizaje del siglo XXI. Permite que los estudiantes reflexionen y conozcan la importancia del desarrollo de la energía sostenible y el cuidado de los recursos. La iniciativa desenvuelve herramientas en los docentes para que ellos puedan impulsar proyectos sostenibles en cada una de sus comunidades.

El programa es organizado de manera conjunta por Emesa y la Dirección General de Escuelas y suma a la Fundación Varkey como socio estratégico. La primera edición dictada en el 2020, se realizó en escuelas de gestión estatal de la Regional Sur y Este de la provincia de Mendoza. Esta edición incluyó escuelas primarias y escuelas secundarias orientadas y técnicas, aportando contenidos a las aulas con un alcance de más 6.000 estudiantes directos de distintos niveles.

La segunda edición dictada durante el 2021 fue más federal e integró a escuelas secundarias técnicas, orientadas y de educación permanente de jóvenes y adultos de Capital, General Alvear, Godoy Cruz, Guaymallén, Junín, Las Heras, Lavalle, Luján de Cuyo, Maipú, Malargüe, Rivadavia, San Carlos, San Martín, San Rafael, Santa Rosa, Tunuyán y Tupungato.

Este año 2022 también se replica la formación con una tercera cohorte.

Anteriormente, Emesa participó en el desarrollo de un Manual de Educación Ambiental para escuelas secundarias, en conjunto con la Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial y la Dirección General de Escuelas. También desarrolló un programa de capacitaciones para docentes de los diferentes niveles educativos y un seminario de formación de formadores en temáticas de energía y ambiente.

Cabe destacar que Emesa trabaja ininterrumpidamente en conjunto con la DGE, distintos tipos de proyectos, en los cuales estudiantes y docentes adquieren conocimientos en energía desde el año 2016.

Además, aportó becas económicas técnicas a estudiantes de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Cuyo con Orientación en Hidráulica y ha recibido pasantes en prácticas profesionales de la Tecnicatura de Energías Renovables del INSUTEC.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA