El mercado celebró los cambios de Massa, pero el Central volvió a vender dólares para cubrir las importaciones de energía

El ministro de Economía, Sergio Massa, y el embajador de Estados Unidos en Argentina, Marc Stanley. (Embajada de Estados Unidos)
El ministro de Economía, Sergio Massa, y el embajador de Estados Unidos en Argentina, Marc Stanley. (Embajada de Estados Unidos)

Las principales variables financieras operaron con alzas tras la salida de los funcionarios cristinistas de la secretaría de Energía. Sin embargo, el BCRA tuvo que desprenderse de u$s84 millones y preocupa la incesante sangría de las reservas.

El mercado expresó el lunes su entusiasmo ante los cambios en la Secretaría de Energía que consiguió el ministro Sergio Massa, aunque el drama en el frente cambiario obligó al Central a continuar con la venta de dólares para cubrir las importaciones de combustibles.

Los bonos y las acciones argentinas operaron con subas generalizadas, y los dólares financieros recortaron algo de terreno tras oficializarse la salida de los funcionarios identificados con Cristina Kirchner del área de Energía.

Massa encabezó el lunes una reunión para coordinar la transición entre Flavia Royón, la nueva secretaria de Energía, y su antecesor Darío Martínez. Y difundió una foto del encuentro para demostrar que el recambio fue una decisión consensuada con la Vicepresidenta.

Fue una decisión clave, sobre todo para acelerar las gestiones tendientes a reducir los subsidios a la electricidad y el gas. El paso entusiasmó a los inversores: los bonos en dólares subieron hasta 2,7% y las ganancias de las empresas del sector energético lideraron, con saltos de hasta 4,6% (Transportadora del Gas del Sur), la jornada de ganancias generalizadas en la bolsa local.

Esa mejora del clima permitió que el Riesgo País retroceda 34 unidades para ubicarse en 2.364 puntos básicos. También los dólares que se consiguen mediante operaciones bursátiles se acomodaron a la baja: el CCL retrocedió 83 centavos y quedó a $283,7, y el MEP perforó la barrera de los $280 para terminar a 279,65 pesos.

Incluso, en la plaza informal el denominado dólar “Blue” retrocedió $1 y terminó negociándose en torno a los 292 pesos.

Sin embargo, más allá de las expectativas que alimentaron esa buena reacción, todas las miradas apuntan a la acuciante situación del Banco Central, que el lunes continuó con sus ventas para contener la demanda de dólares.

La autoridad monetaria se desprendió de otros u$s84 millones en una jornada en la que se movió poco volúmen, pero en la que volvió a predominar la demanda para pagar importaciones de energía (con pedidos por u$s110 millones).

Fue la novena sesión consecutiva de ventas del Central, que en ese período se desprendió de unos 1.130 millones de dólares. El analista financiero Christian Buteler repasó la situación: “Las reservas terminaron en u$s37.155 millones; en el día bajaron u$s56 millones; en el mes cayeron u$s1.085 millones; en el año disminuyeron u$s 2.345 millones”.

Los desafíos inmediatos del Central preocupan a los agentes del mercado. “La urgencia se dirige a frenar el drenaje de divisas ya que dicha dinámica no resulta sustentable, por lo cual las miradas se dirigen hacia los adelantos de exportaciones y fondos frescos externos en busca de lograr un equilibrio”, apuntó el economista Gustavo Ber.

Massa intenta enviar señales auspiciosas ante ese contexto, aunque aún sin resultados concretos. Este lunes mostró una foto de su encuentro con el embajador de Estados Unidos, Marc Stanley, en el marco de los preparativos del viaje que emprenderá a ese país para reunirse con funcionarios de la administración de Joe Biden, del FMI y de otros organismos multilaterales de crédito.

También Economía anunció que el BID aprobó otra línea de crédito para la Argentina, de u$s80 millones para aumentar la productividad de las MiPyMEs.

Mientras se aguardan mayores precisiones sobre el plan para tratar de estabilizar la economía, el próximo jueves se conocerá el dato de la inflación de julio, que según las mediciones de los gremios se ubicaría en “7,3% en julio, acelerándose 1,8 puntos porcentuales respecto a los registros de junio”.

“Se trata de la inflación mensual más elevada desde abril de 2002, cuando había superado el 10%”, remarcó el informe del Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET), de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET) y el Centro para la Concertación y el Desarrollo (CCD).

Este martes, Massa avanzará con las gestiones tendientes a limitar el gasto público, para lo cual recibirá a los responsables de administración de cada uno de los ministerios del gobierno nacional. Y el miércoles anunciará el pago de un bono para reforzar el ingreso de los jubilados.

En tanto, el jueves está previsto que encabece una cumbre con referentes empresariales y sindicales “a los efectos de asegurar un mecanismo que permita recuperar ingresos en trabajadores del sector privado, que incluye la mejora de las asignaciones familiares”.

Ese día también se conocerán los detalles del modificado esquema de segmentación de tarifas, que ahora solamente subsidiará consumos hasta los kw. Y todavía falta la definición de un cargo clave en el equipo de Massa: el del viceministro de Economía.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA