El Banco Central analiza liberar controles cambiarios “siempre y cuando” no haya riesgo de aumentar la inflación

Las autoridades del organismo financiero expresaron que este “proceso lo definirán las propias autoridades de Argentina contemplando la evolución de las variables económicas relevantes”.

El Banco Central analiza liberar controles cambiarios “siempre y cuando” no haya riesgo de aumentar la inflación

Luego de que el Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobara el desembolso de US$ 800 millones, el Banco Central de la República Argentina (BCRA) comunicó que analiza flexibilizar los controles cambiarios “siempre y cuando estas medidas no impliquen riesgos excesivos para el proceso de reducción de la inflación y fortalecimiento de su hoja de balance

De acuerdo con Noticias Argentinas, el BCRA dijo que “continuará conduciendo la política monetaria de manera flexible, prudente y pragmática”.

El proceso lo definirán las propias autoridades de Argentina contemplando la evolución de las variables económicas relevantes, quienes compartirán con el FMI los parámetros que serán monitoreados, sin incluir compromisos de fechas o medidas específicas”, dijo el BCRA.

Precisó que la aprobación de la 8va revisión del Programa de Facilidades Extendidas vigente con Argentina libera el desembolso de 600 millones de Derechos Especiales de Giro (DEG), equivalentes a alrededor de US$ 790 millones, un monto que supera la próxima amortización al FMI (julio de 2024) de aproximadamente US$ 645 millones.

El pago previsto para julio es el último de amortización al FMI contemplado dentro del marco del programa actual que vence en noviembre 2024.

A partir de ese pago, y durante los próximos 2 años (hasta septiembre de 2026), la Argentina no enfrenta más vencimientos de amortización de principal con el FMI.

“La decisión del Directorio del FMI se produce en un contexto en el que las acciones de política económica implementadas por la actual administración resultaron en un sobrecumplimiento de las metas cuantitativas establecidos en la 7ma revisión del Programa (acumulación de Reservas Internacionales netas del BCRA, equilibrio fiscal del Sector Público, y financiamiento monetario del Tesoro)”, destacó el Central.

Meta de acumulación de Reservas.

El Banco Central acumuló US$ 9.000 millones de reservas netas al 31 de marzo, cuando la meta a esa fecha era de US$ 6.000 millones.

“Este sobrecumplimiento holgado, sumado al crecimiento de las reservas observado en los meses posteriores, arroja una recuperación acumulada de US$ 11,3 mil millones hasta hoy, que próximamente será engrosado por el desembolso de US$ 790 millones aprobado”, subrayó.

El BCRA anunció que “en vista de que el nivel actual de acumulación de reservas ya excede el previsto en el programa para todo el segundo trimestre (meta original de US$ 9,2 mil millones al 30 de junio de 2024), se acordó elevar la meta del segundo trimestre a US$ 10,9 mil millones, sin afectar la meta anual original (que se mantiene en US$ 9,7 mil millones al 31 de diciembre de 2024)”.

El indec difundió los datos de inflación de mayo 2024 que dio un aumento en precios al consumidor de 4,2%, con una suba internual de 276,4%. Fuente: Indec
El indec difundió los datos de inflación de mayo 2024 que dio un aumento en precios al consumidor de 4,2%, con una suba internual de 276,4%. Fuente: Indec

Meta de equilibrio fiscal

El BCRA destacó que “el férreo compromiso del Gobierno con la implementación inmediata de un ancla fiscal resultó clave para la estabilización macroeconómica”.

“El equilibrio financiero del Sector Público No Financiero logrado a partir de este año ha eliminado la necesidad crónica de financiamiento del déficit fiscal vía el endeudamiento neto del Tesoro o la emisión monetaria”, señaló.

Y destacó que “el objetivo de equilibrio financiero contemplado en el Acuerdo se alcanzó en tiempo récord. Partiendo de un déficit financiero de 4,6% del PIB en 2023, en el primer cuatrimestre del año el superávit primario ascendió a 0,7% del PIB y el financiero a 0,2% del PIB. Este resultado se alcanzó con una combinación de recorte permanente de gastos y suba transitoria de impuestos”.

“El gasto primario se redujo 32% en términos reales, con bajas de 85% en gastos de capital, 76% en transferencias corrientes discrecionales a provincias y 43% en otros gastos corrientes”, indicó.

Y destacó que el equilibrio fiscal “se alcanzó sin descuidar a la población más vulnerable, reforzando en forma significativa los programas sociales que, sin intermediarios, llegan en forma directa a los beneficiarios”.

La Asignación Universal por Hijo se incrementó 335% entre noviembre de 2023 y junio de 2024, resultando en un incremento en términos reales estimado de 90%, según el BCRA.

En tanto, la Tarjeta Alimentar y el programa Primeros Mil Días de Vida también exhibieron subas reales estimadas en 4% y 470% en ese período.

Las jubilaciones sin incluir el bono registraron un incremento estimado en 3% en términos reales, como consecuencia del refuerzo de 12,5% otorgado en abril y el cambio a una actualización automática por inflación con un rezago de dos meses habilitado por el Decreto de Necesidad y Urgencia 274/2024 del Poder Ejecutivo Nacional.

Es de esperar que las jubilaciones continúen creciendo en términos reales dado el proceso de desinflación en curso”, aseguró el BCRA.

Dijo que “en el segundo semestre, con la economía retomando el crecimiento y el efecto pleno sobre las cuentas fiscales de los cambios en las tarifas de energía, la actualización en el impuesto a los combustibles y la reducción en los gastos de funcionamiento, el Gobierno espera iniciar una reducción significativa en los impuestos más distorsivos, comenzando por el Impuesto PAIS una vez promulgada la Ley Bases”.

Meta de financiamiento monetario

En un marco de estricta disciplina fiscal, el BCRA dijo que pudo implementar un giro radical en el manejo de la política monetaria.

“Mientras que en los 12 meses previos al 10/12/23 el BCRA había financiado, de manera directa e indirecta, al Tesoro en $50 billones (a precios de junio 2024), estos flujos fueron revertidos a partir de la nueva administración. Al finalizar el 1er trimestre el financiamiento monetario neto del BCRA al Tesoro arrojó un saldo de -$2,1 billones corrientes, sobrecumpliendo la meta trimestral que contemplaba un límite en $0″, señaló.

La inflación acumulada de los últimos seis meses ha sido cerca de 50 puntos porcentuales menor a la esperada por el consenso de los analistas de mercado (REM) en diciembre. Foto: José Gutierrez / Los Andes
La inflación acumulada de los últimos seis meses ha sido cerca de 50 puntos porcentuales menor a la esperada por el consenso de los analistas de mercado (REM) en diciembre. Foto: José Gutierrez / Los Andes

Este saldo representa una fuente de contracción en la cantidad de pesos en circulación, contribuyendo de esta manera al saneamiento del balance del BCRA. Sin embargo, no refleja el impacto monetario total de las operaciones del Tesoro.

A la fecha, la meta de financiamiento monetario neto al Tesoro continúa en terreno negativo (-$82 mil millones corrientes) y el impacto monetario contractivo de la operatoria del Tesoro arroja una absorción total de pesos por parte del BCRA muy superior, $17 billones, contribuyendo al proceso desinflacionario.

El acuerdo con el Fondo no contempla metas cuantitativas de orden monetario o cambiario. El BCRA eligió priorizar acciones con el objetivo de reducir drásticamente la monetización endógena originada en los intereses de los pasivos remunerados existentes.

Los intereses sobre pasivos remunerados del BCRA cayeron en un 80%, desde más de $5 billones en noviembre de 2023 (a precios actuales) a alrededor de $0,6 billones por mes en la actualidad, contribuyendo a anclar las expectativas de inflación.

Junto al avance en la solución de la deuda de importadores se ha reducido el excedente de la base monetaria amplia (base monetaria más pasivos remunerados), aproximándose hoy a niveles de la base monetaria que históricamente se han asociado a períodos de equilibrio del mercado monetario.

El equilibrio macroeconómico resultante del sobrecumplimiento de las tres metas establecidas en el Acuerdo con el FMI junto a las demás acciones de las autoridades ha contribuido a una rápida reducción de la inflación. La inflación de mayo fue de 4,2%, una tasa que representa la mitad de la inflación proyectada para ese mes en diciembre por el sector privado.

La inflación acumulada de los últimos seis meses ha sido cerca de 50 puntos porcentuales menor a la esperada por el consenso de los analistas de mercado (REM) en diciembre.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA