lunes 3 de agosto de 2020

Economía

Aguinaldo: empresarios esperan ayuda y miran lo que hace el Gobierno

El Estado considera abonar de forma escalonada a partir de setiembre. Muchas firmas aseguran que no podrán cumplir con la obligación sin asistencia.

El sector privado está atento a las medidas que tomará el Gobierno para hacer frente al pago del aguinaldo. A nivel nacional, el Ministro de trabajo, Claudio Morni explicó que el gabinete socioeconómico analizará si habrá ayuda estatal para pagar el salario complementario y dijo además que no se piensa en una prorroga. En el ámbito local, por el contrario, atento a la baja de la recaudación, Suárez y el plantel de intendentes provinciales se reunió para analizar el pago escalonado de los aguinaldos desde setiembre. El empresariado analiza esta situación.

Mauricio Badaloni, presidente de la Unión Industrial de Mendoza (UIM), destacó: “Lo que vemos muy complicado y hace mucha presión sobre el aguinaldo es como están planteados los ATP, en todos los casos esta ayuda sería decreciente porque están armados sobre una fórmula que siempre paga sobre el 50% del mes anterior. Por otro lado, se ha comunicado que las actividades que están aprobadas -con sus protocolos- verán eliminados los ATP; no serán tomados como un subsidio por parte del estado sino como un préstamo”.

Mientras que sobre la puesta en marcha de los diferentes sectores, Badaloni agregó: “Las empresas que tienen habilitación, con la capacidad de trabajo que tiene ven con mucha dificultad el poder cubrir sus costos, y entre ellos los salarios. Todavía no hay nada definido, pero si no se pueden cubrir el 100% de los sueldos va a ser muy difícil poder cumplir con el sueldo complementario. Entendemos al gobierno provincial que ha anunciado la posibilidad de pagarlo en cuotas, aún hay actividades que no tienen actividad como el turismo y el trasporte de larga distancia”.

“Las empresas están operando con niveles de actividad muy pobres, como la metalmecánica o la gastronomía que están trabajando por debajo del 35% en la mayoría de los casos. Es una situación muy difícil, tenemos algunos datos: cerca del 20% de las compañías van a poder pagar el aguinaldo, todas las relacionadas con la industria alimenticia y algunas de servicios esenciales; hay un 30% que ven imposible poder pagar y un 50% está analizando una analítica para el pago en cutas”, concluyó el empresario de trasporte.

Por su parte, el titular de la Federación Económica de Mendoza (FEM), Alberto Carletti, sobre las posibilidades de pago que analiza el Estado detalló: “Esto demuestra fundamentalmente los problema que genera la caída de la recaudación provincial a causa de la cuarentena. Lo que obliga al Gobernador a tomar este tipo de medias, que no son agradables de tomar. Desde la Federación hemos sostenido la necesidad de continuar con los ATP, porque si no existe algún tipo de ayuda muchas empresas no van a poder pagarlo, pero no hay nada para el Estado”.

“Programar un diferimiento puede ser una de las salidas, un alivio para poder hacer frente al aguinaldo en el trascurso de los meses. Hay actividades que aún siguen muy afectadas -como es el caso del turismo- e incluso no tienen posibilidades, mientras que otras de a poco han entrado en actividad pero con niveles muy bajos a causa del aislamiento y las restricciones de circulación. El gobierno está pensando en habilitar el traslado interjurisdiccional, lo que va a permitirle al turismo gastronómico del Valle de Uco más posibilidades, pero falta para hacer girar la rueda y mejorar la recaudación”, señaló Carletti.

Mientras que Federico Pagano, titular del Concejo Empresario de Mendoza (CEM), respecto al pago del aguinaldo agregó: “Hay realidades muy disimiles, incluso entre las empresa que forman el Consejo. Evidentemente hay empresas que tiene muchas dificultades para pagar los sueldos y difícilmente puedan afrontar el aguinaldo por lo menos en las condiciones normales. Me parece razonable lo que plantea al estado, porque no tiene capacidad para hacerle frente a su pago y posponerlo a setiembre tiene razonabilidad”.

Al comparar la situación del sector público y privado, Pagano agregó: “Si la empresa está en condiciones de pagar el aguinaldo debe hacerlo como corresponde, sino tienen que tratar de que el traslado del impacto del no pago sea el menor para el empleado, esto es si puedo en liquidarlo en tres pagos -incluyendo julio- es mejor que todo en setiembre. Creo que en este sentido, el estado debe brindar una posibilidad para que el empresariado se maneje de acuerdo a la realidad de su compañía”.