Unicef alertó por la no presencialidad en las escuelas y pidió que las medidas duren el menor tiempo posible

Unicef y la Sociedad Argentina de Pediatría mostraron su preocupación ante el regreso a las clases virtuales en el AMBA. Orlando Pelichotti.
Unicef y la Sociedad Argentina de Pediatría mostraron su preocupación ante el regreso a las clases virtuales en el AMBA. Orlando Pelichotti.

El organismo internacional y la Sociedad Argentina de Pediatría mostraron su preocupación ante la suspensión de las clases en el AMBA.

La Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) y UNICEF Argentina instaron hoy a las autoridades a que la decisión de suspender las clases presenciales por razones epidemiológicas “sea durante el menor tiempo y lo más sectorizado posible”.

En un documento conjunto presentado para “alertar por los riesgos” para los niños y niñas “de la no presencialidad en las aulas”, aseguraron que “la escuela es indispensable para su desarrollo y bienestar, para la adquisición de conocimientos y el fortalecimiento de aspectos psíquicos y sociales” en tanto que “su ausencia genera graves consecuencias para su salud, tanto emocionales como físicas”.

Reiteraron también que constituye “un sitio seguro mientras sus padres, madres y cuidadores/as trabajan, contribuyendo así a la actividad económica de la sociedad”.

En otro orden, ambas instituciones valoraron que la escuela “es una herramienta de equidad social indispensable, particularmente en los grupos sociales más vulnerables”.

“La educación es un derecho humano fundamental, que tiene como finalidad garantizar una educación de calidad para todos los niños, niñas y adolescentes del país”, enfatizaron.

La SAP y Unicef expresaron que “la situación de encierro, la falta de interacción social, la pérdida del trabajo, y la incertidumbre general que ha originado esta pandemia es el ambiente propicio para aumentar el estrés y las situaciones de violencia”.

“La escuela, por definición, es un ámbito donde esas disparidades sociales se pueden compensar”, remarcaron.

Y, apuntaron que “en este contexto la educación no puede verse relegada ni los derechos de los niños y las niñas anulados. La escuela educa, crea lazos sociales, alimenta, da refugio, democratiza conocimientos, orienta y contiene”.

Al reiterar que la escuela “no es un factor de riesgo”, llamaron a las autoridades que la decisión de no presencialidad “sea durante el menor tiempo y lo más sectorizado posible”.

Esta mañana, el presidente Alberto Fernández defendió la suspensión durante 15 días de las clases presenciales, al expresar que “no son las clases presenciales solamente: hay que ir a un colegio primario y ver el horario de salida, madres que se agolpan, donde el contagio puede hacerse más fácil, chicos que juegan cambiándose los barbijos”.

En el mismo sentido se pronunció la ministra de Salud, Carla Vizzotti, al respaldar la decisión presidencial y recordar que la infección “no está en las aulas” pero sí “se genera alrededor de las clases”, en alusión a las actividades “informales” y extracurriculares, todo lo que se genera alrededor de las clases”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA