Una empresa citó a sus empleados a una reunión y le mostró un PowerPoint que los dejó impactados

La multinacional De Laval cierra su planta en la ciudad de El Trébol, Santa Fe, y dejó sin empleo a 50 trabajadores.

Los convocaron a una reunión matutina y con un PowerPoint les comunicaron que la empresa cerraba.
Los convocaron a una reunión matutina y con un PowerPoint les comunicaron que la empresa cerraba.

Este martes, la empresa De Laval, dedicada a la fabricación de partes, repuestos y accesorios para la industria láctea, cerró abruptamente su planta en la ciudad de El Trébol, dejando sin empleo alrededor de 50 trabajadores. La planta, ubicada en el departamento San Martín, cesó sus operaciones de manera sorpresiva.

La noticia del cierre impactó a los empleados, quienes fueron convocados a una reunión matutina en la que se les proyectó en una pantalla la decisión de la empresa y las instrucciones para formalizar la interrupción de sus contratos laborales. La forma inesperada y directa en que se comunicó el cierre generó sorpresa y consternación entre los trabajadores, delegados y representantes gremiales.

Damián Calderón, uno de los trabajadores afectados, relató al diario La Capital que esperaban una reunión rutinaria para revisar las metas alcanzadas durante el año y discutir el futuro de la empresa. Sin embargo, durante la reunión se proyectó un PowerPoint que anunciaba el cierre de la planta en El Trébol. “Estamos perdidos, no entendemos nada, dijo.

Los convocaron a una reunión matutina y con un PowerPoint les comunicaron que la empresa cerraba. Foto: TodoLechería.
Los convocaron a una reunión matutina y con un PowerPoint les comunicaron que la empresa cerraba. Foto: TodoLechería.

Los empleados ingresaron a la planta a las 6:30, como todos los días, y estaban a la espera de una reunión sobre las metas alcanzadas y las conclusiones del trabajo. “Llegamos a la reunión, nos explicaron el tipo de producción a la que apunta De Laval y en ese momento me di cuenta de que no se trataba de lo que hacemos en esta planta. En un momento proyectaron en una pantalla un gráfico en el que se podía leer un agradecimiento por nuestro aporte, pero que no teníamos más trabajo”, explicó Calderón.

“Detallaron que la fábrica de El Trébol cerraría sus puertas, que después de esa charla teníamos que pasar a un salón en el que nos llamarían por lista para firmar una notificación para reconocer que habían realizado la reunión en la que explicaron que nos quedábamos sin trabajo”, detalló.

“Te hacían pasar a una oficina en la que te recibían dos abogados y dos escribanos, te hacían firmar lo que te informaron y después te acompañaban hasta tu casillero para que busques tus cosas y te retires” y añadió: “Fue algo recontra mil programado, no nos dieron chance a nada y no dejaron cabos sueltos”.

Los convocaron a una reunión matutina y con un PowerPoint les comunicaron que la empresa cerraba
Los convocaron a una reunión matutina y con un PowerPoint les comunicaron que la empresa cerraba

Calderón contó que junto a los trabajadores de la empresa se comunicaron con sus representantes gremiales, que luego de analizar la situación les ratificaron que De Laval hizo todo como corresponde para evitar todo tipo de reclamo.

Hasta el momento, no se proporcionaron detalles adicionales sobre las razones específicas que llevaron a De Laval a cerrar la planta en El Trébol. Sin embargo, el trabajador de la planta explicó: “De Laval no tiene en sus planes futuros la producción que se hace acá en El Trébol: pezoneras, mangueras, bombas de vacío e intercambiadores de calor, entre otros accesorios. Ellos apuntan ahora principalmente al desarrollo de la robótica y automatización”.

DE LAVAL DEJA A 50 PERSONAS SIN TRABAJO

DeLaval es un productor de maquinaria agrícola y láctea, con sede en Tumba, Suecia, y forma parte del grupo Tetra Laval. La empresa tiene 18 fábricas en todo el mundo y emplea a más de 4.500 personas.

La planta de El Trébol fue adquirida firma fabricante de ordeñadoras automáticas Bosio. La multinacional comenzó a comprar las acciones hasta que se quedó paulatinamente con la totalidad de la empresa.

Ahora 50 empleados se quedaron sin trabajo, incluyendo a todos los obreros de la planta y personal administrativo. Los altos cargos de la empresa seguirán hasta que se venda la maquinaria y se cierren las dependencias. Según contó Damián Calderón, hay “compañeros de 25, 30 y hasta 35 años, incluso unos cuatro o cinco acercándose a la edad jubilatoria” y añadió: “Esa es la parte más dolorosa. Hay compañeros que tienen 55 años de edad y aún les resta 10 de trabajo para jubilarse y al perder el empleo en esta etapa quedan fuera del sistema. Les darán una indemnización que no les alcanzará para vivir mientras esperan la jubilación”.

SEGUÍ LEYENDO:

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA