Un grupo de docentes denunció problemas en los certificados de aptitud psicofísica y la DGE lo relativizó

Se trata de educadores de toda la provincia que temen perder sus cargos. Desde el gobierno escolar afirman que están trabajando en el problema.

Un grupo de docentes denuncia discrecionalidad, falta de idoneidad y de criterio por parte del personal de Salud Laboral de la DGE. 
Foto: Orlando Pelichotti
Un grupo de docentes denuncia discrecionalidad, falta de idoneidad y de criterio por parte del personal de Salud Laboral de la DGE. Foto: Orlando Pelichotti

Un grupo de educadores que aguardan el certificado de aptitud psicofísica denuncian problemas para obtener dicho certificado y la imposibilidad de acceder a cargos dentro del sistema educativo estatal, entre otros perjuicios.

Se trata de docentes de todos los niveles que afirman estar sufriendo el rechazo sistemático por parte de Salud Laboral, organismo dependiente de la Dirección General de Escuelas (DGE), y al que acusan de interponer argumentos ‘cuestionables’ para rechazar de forma sostenida a gran cantidad de postulantes.

Los afectados son trabajadores que reciben la negativa del organismo son de toda la provincia, por eso decidieron congregarse a través de plataformas como WhatsApp y coordinar acciones conjuntas para poder destrabar la situación

Los testimonios de docentes que no pueden obtener el psicofísico

María José –prefirió no dar su nombre- tiene 37 años y es docente de primaria. La joven detalló a Los Andes que comenzó a dar clases con un certificado de salud provisorio emitido por un organismo estatal. A partir de allí inició en noviembre de 2022 los trámites en Salud Laboral para gestionar el de “aptitud laboral”. En enero recibió el “No apto” por problemas en las cuerdas vocales y desde ese momento no pudo volver a trabajar.

“Me pidieron un estudio complementario rinofirbolaringoscopía  -que es para ver si hay daños en las cuerdas vocales-, me salió mal y tuve que hacer un tratamiento foniátrico. Luego, con el alta y un estudio complementario para corroborar el alta volví a ser rechazada”, aseguró la maestra.

“Desde Salud Laboral respondieron que tenía nuevas patologías, que son las tres patologías que suelen repetirse en el resto de los casos de docentes que rechazan”, agregó y detalló que el estudio de las cuerdas vocales tuvo que hacérselo dos veces, con un costo de $20 mil por análisis que debió costear ella.

“Estamos en la condición ‘inhabilitada para docente’”, declaró con indignación y agregó que “La fonoaudióloga se negó a tratarme por una patología que no tengo. Lo que denunciamos es discrecionalidad, falta de idoneidad y de criterio de los profesionales que hacen los estudios. Somos cerca de mil personas en las que sufrimos este problema”, cerró.

Otra maestra de primaria llamada Alejandra (41) –tampoco quiso dar su apellido completo- contó que le dieron el “No apto” en el psicofísico por ‘cierre glótico incompleto’. “Voy al otorrino para que me haga una rinoscopia, me hago el estudio y el médico constató que no tengo ningún problema. Mandé el informe por correo a Salud Laboral y me devolvieron el mismo psicofísico pero con una escritura a mano donde decía que tenía ‘Avance de banda’ y me pusieron más patologías que no tengo”, expresó y agregó que además le pedían “tratamiento, informe y volver a presentar el estudio”.

La docente aseguró que hizo todos los pasos y la profesional de la salud le aseguró que no tenía inconvenientes. Tras enviar el informe, recibió una respuesta de Salud Laboral asegurando que tenía ‘Avance de bandas’ con el ‘No apto’.

La respuesta de la Dirección General de Escuelas

Diario Los Andes se contactó con la DGE y desde el gobierno escolar respondieron a través de un comunicado en el que se señaló que se “ha implementado medidas decisivas desde principios de noviembre para abordar de manera precisa estas situaciones”.

“La DGE, al recibir un listado de aproximadamente 100 docentes, actuó de inmediato coordinando con Salud Laboral para iniciar la revisión de los casos y asignar turnos en Junta Médica (no es OSEP)”, detallaron.

El comunicado completo de la DGE sobre los psicofísicos

“En respuesta a la reciente situación respecto a los certificados de aptitud psicofísica emitidos para docentes en la Provincia de Mendoza, la Dirección General de Escuelas aclara que ha implementado medidas decisivas desde principios de noviembre para abordar de manera precisa estas situaciones.

La DGE, al recibir un listado de aproximadamente 100 docentes, actuó de inmediato coordinando con Salud Laboral para iniciar la revisión de los casos y asignar turnos en Junta Médica (no en OSEP). Esta acción fue motivada por discrepancias identificadas por profesionales de la salud, quienes observaron incongruencias entre los certificados presentados por los docentes y los resultados de estudios realizados por médicos particulares. Algunos docentes no habían presentado estudios, o lo habían hecho hace más de un año, intensificando la necesidad de una evaluación exhaustiva.

Es relevante resaltar que, consciente de la trascendencia del tema, la DGE financió un estudio específico de cuerdas vocales para los afectados en el momento en que surgió la opción de realizar este estudio de Otorrinolaringología (ORL). Además, y en respuesta a las inquietudes planteadas, se emprendió activamente la gestión con el Ministerio de Salud para la reevaluación a través de esa cartera de los docentes en cuestión. Este proceso se está llevando a cabo actualmente, especialmente para aquellos aspirantes a la docencia cuyos estudios fonoaudiológicos no cumplen con los estándares óptimos para obtener el certificado de aptitud psicofísica en cuerdas vocales.

En el transcurso de esta reevaluación, se ha podido constatar que algunos docentes ya contaban con el apto, mientras que otros fueron reevaluados y se les otorgó el apto o un certificado provisorio, indicando que pueden ejercer sus funciones sin inconvenientes. Por otro lado, los casos restantes están bajo tratamiento en la ART o esperan el dictamen médico emitido por la Superintendencia de Riesgo de Trabajo.

La DGE asegura que las acciones emprendidas no solo resuelven la controversia sino que también garantizan las condiciones de salud de los docentes que formarán parte del sistema educativo provincial. Este compromiso busca evitar cambios de docentes de manera constante, asegurando estabilidad y continuidad en la enseñanza para no afectar a los alumnos.

La entidad educativa reafirma su compromiso con la calidad educativa y la estabilidad en las aulas, subrayando que la resolución efectiva de esta situación contribuirá a mantener un entorno educativo consistente y libre de interrupciones, permitiendo a los docentes desempeñar su labor frente al aula en condiciones óptimas”.

Cómo sigue el conflicto con Salud Laboral de la DGE y los docentes

El grupo de docentes que impulsa acciones para obtener el certificado de salud de la DGE acudirá este jueves a la Legislatura a las 11 para exponer el problema ante Diputados y la Comisión de Derechos y Garantías.

Seguí leyendo

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA