Un curso sobre Taylor Swift en la Universidad de Harvard bate récord de inscriptos

La obra de la cantante demuestra una sensibilidad literaria que se desmarca de la media en el pop comercial.

La artista estadounidense tendrá una asignatura en Harvard.
La artista estadounidense tendrá una asignatura en Harvard.

Un curso basado en las letras de las canciones de Taylor Swift de la Universidad de Harvard recibió más de 300 solicitudes de inscripción y ahora la docente que lo imparte busca asistentes técnicos que le permitan organizar la cursada.

“Nuestro curso de Taylor Swift en Harvard es tan popular que necesitamos asistentes docentes adicionales”, tuiteó Stephanie Burt, poeta y crítica literaria.

Hace unos días Burt lanzó la convocatoria para el curso dedicado a la cantante de “Willow” y “Cruel Summer” que dictará en la célebre casa de estudios a partir de marzo.

Aunque no se dio a conocer la cifra final, el curso titulado “English 183ts”, contaba hasta hace unos días con 300 estudiantes matriculados, a pesar de que la convocatoria también había recibido algunas críticas.

“Deberían recordar que todo lo que importa hoy en un departamento de Literatura Inglesa fue, en su momento, considerado una forma de arte popular y sin prestigio que nadie se molestó en estudiar, de los sonetos de Shakespeare al auge de la novela”, había dicho en declaraciones al diario The New York Times.

La artista estadounidense tendrá una asignatura en Harvard.
La artista estadounidense tendrá una asignatura en Harvard.

Ahora, la docente salió a difundir por X la búsqueda de “refuerzos” para hacer frente a su demandado curso: “Si vives en el área metropolitana de Boston/Providence, amas a Tay y tienes calificaciones o experiencia para impartir un curso universitario intensivo de escritura, mis mensajes directos están abiertos”, convocó.

La poesía en las letras de Taylor Swift

La obra de Swift demuestra una sensibilidad literaria que se desmarca de la media en el pop comercial, explicó la agencia de noticias Télam.

Lo dicen incluso los académicos: en un artículo en The Times, sir Jonathan Bate, especialista en Shakespeare, calificó a la cantante como “una poeta de verdad” y detectó referencias explícitas a los grandes autores.

Por ejemplo, Robert Frost (aquel poema sobre “el camino no escogido” aparece citado en “Illicit Affairs”), Pablo Neruda (cuyo “corto amor y largo olvido” guían su canción “All Too Well”) o Nathaniel Hawthorne (su “letra escarlata” aparece en “New Romantics”).

La Queen Mary University ofreció el verano pasado un curso que vinculaba la obra de Swift con nombres como Roland Barthes, cuya famosa teoría sobre “la muerte del autor” sirve para explicar las infinitas interpretaciones que los fans hacen de sus canciones- en las que siempre importa más la opinión del receptor que la intención de quien escribe las letras, como enunció Barthes - , o los artículos de Zadie Smith sobre cultura pop.

Un año antes, la New York University y la Universidad de Texas, en Austin, ofrecieron las primeras clases sobre Swift, a las que se sumaron, poco después, otros centros como Stanford, la Universidad de Misuri o la de Arizona.

En UC Berkeley, el abordaje de la figura de Swift fue distinto: inspiró un curso de negocios sobre emprendimiento artístico por su meticulosa elaboración de su propia imagen y los esfuerzos que ha hecho para adueñarse de su trabajo. Y, naturalmente, la creadora de palabras también ha inspirado un grupo de clases de inglés que comparan su trabajo con el de los titanes del canon occidental, desde Shakespeare hasta Yeats.

La artista estadounidense tendrá una asignatura en Harvard.
La artista estadounidense tendrá una asignatura en Harvard.

“(Swift) nos da esta palanca para hablar sobre lo que de otro modo tendríamos más dificultades para convencer a la gente de que es importante”, sostuvo Elizabeth Scala, profesora de romance medieval, historiografía y cultura en la Universidad de Texas en Austin, quien el próximo semestre repetirá su curso de estudios literarios que utiliza el cancionero de la vocalista y compositora como uno de sus textos principales.

En Europa, una de las primeras casas académicas que puso en marcha un curso inspirado en Swift fue la Universidad de Gante, fundada en 1817 por Guillermo I de Orange.

En un auditorio del campus situado junto a la abadía de San Pedro de la ciudad belga, Elly McCausland imparte cada lunes un seminario ante 60 estudiantes. Durante todo el otoño, esta profesora inglesa de 34 años, formada en Oxford y reconocida como swiftie-como se autodenominan los fans más intensos de la cantante-, ha explorado la relación entre sus canciones y los clásicos de la literatura inglesa entre los siglos IX y XIX.

Titulado “Literature (Taylor’s Version)”, el curso recorre 10 siglos de literatura relacionando las canciones de la protagonista de la gira “The Eras Tour” con los grandes tropos de la tradición inglesa y estadounidense. Por ejemplo, la mujer enloquecida propia de la literatura decimonónica permite vincular “El papel pintado amarillo”, la mítica obra de Charlotte Perkins Gilman, con canciones de Swift como “Mad Woman” o “Dear John”.Y la presencia de antiheroínas, figuras prefeministas en las obras de William Thackeray o Charlotte Brontë, anticipan a las protagonistas de las canciones “Look What You Made Me Do” o, por supuesto, “Anti-hero”.

Por su parte, en febrero la Universidad de Melbourne (Australia) celebrará el primer simposio académico dedicado a Swift, al que se han postulado 400 expertos de 78 instituciones de todo el mundo, pertenecientes a 60 disciplinas distintas. Además, nuevas universidades, del elitista Berklee College of Music de Boston a la Rice University de Houston, ultiman cursos sobre la artista de cara a su semestre primaveral.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA