Perdió sus audífonos en la escuela y necesita ayuda para comprar unos nuevos

El niño mendocino perdió sus audífonos en la escuela y no consigue recuperarlos.
El niño mendocino perdió sus audífonos en la escuela y no consigue recuperarlos.

A Lleó Soliz se le extraviaron en un colegio de Las Heras. Valen $120.000 y no ha podido recuperarlos, así que su madre, desesperada, acude a la solidaridad para que el chico vuelva a tener contacto con el mundo.

Lleó Benjamín Soliz es hipoacúsico, tiene 7 años y es fanático de River Plate. Tanto, que hace un tiempo su mamá le cumplió el sueño de viajar a Buenos Aires para conocer el Estadio Monumental.

El pasado jueves, en un recreo de la escuela 1-622 Julio Quintanilla, de Las Heras, Lleó perdió sus audífonos marca Phonak y desde ese día parece como si se los hubiera tragado la tierra: nadie sabe nada.

“A la noche, mientras me pedía que subiera el volumen del televisor durante el partido, se puso a llorar y me confesó que los había perdido. Lloraba con angustia porque entiende que es su herramienta para poder escuchar y conectarse con el mundo. Los cuida muchísimo, los deja a un costado todas las noches y trata de que no se le enganchen con el barbijo. No entiendo qué habrá sucedido”, relató Carina Soliz, su mamá.

De inmediato el pequeño comenzó a escribir cartas pidiendo ayuda para encontrarlos y su mamá armó panfletos para distribuir en la escuela.

También pidió un presupuesto para comprar otros audífonos. “Es una suma inaccesible para mí en este momento, cuestan 120 mil pesos. Yo me hago cargo de mis tres hijos, uno de ellos con retraso madurativo, y alquilamos. Trabajo haciendo manualidades, la verdad es que no los puedo comprar”, contó.

Carina tranquilizó a su hijo y le prometió que iba a resolver el problema. “Y así lo haré, pero necesito ayuda”, sostuvo, para agregar que familiares y amigos organizaron bingos y rifas para recaudar dinero.

Inteligente y sensible al extremo, Lleó recibe apoyo de un instituto de Godoy Cruz por su condición. “Lo ayudan muchísimo y lo apuntalan, es un nene muy inteligente que sufre muchísimos problemas de salud además de su hipoacusia”, relató la mamá.

Su fanatismo por River Plate data de muchos años. “Cuando el equipo visitó Mendoza lo llevé a la cancha y luego pudimos viajar a Buenos Aires gracias a su certificado de discapacidad. Conoció el estadio y quedó maravillado, fue una experiencia inolvidable. Conocer a los jugadores es otro de sus sueños”, relató.

Quienes deseen colaborar pueden hacerlo a través de Mercado Pago por transferencia de dinero al CVU 0000003100016417388561.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA