Ómicron es la única variante de Covid que circula en Mendoza

La variante ómicron logró dominar el escenario y es, desde febrero, la única que circula en Mendoza. Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes
La variante ómicron logró dominar el escenario y es, desde febrero, la única que circula en Mendoza. Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes

Es el mismo escenario que se observa en el país desde febrero. Además, las subvariantes BA.4 y BA.5 van en ascenso como en el resto del mundo

La variante ómicron logró dominar el escenario y es, desde febrero, la única que circula en Mendoza. Lo mismo se aprecia en el país: logró conquistar el territorio y destronar a sus antecesoras. Atrás quedaron alfa, beta, gamma y delta, las otras variantes de preocupación que circularon fuerte durante lo más intenso de la pandemia de Covid y también tuvieron su momento de fama.

Desde la Dirección de Epidemiología de la provincia advirtieron esta particularidad sobre la variante que provocó la tercera ola de Covid local que tuvo pico en enero. Lejos de la disparada de casos que provocó por aquel entonces, cuando rompió todos los récords, hoy, pese a que acaba de cerrarse la temporada fría, la situación por fin parece serena.

“100% de los casos investigados en vigilancia genómica de Sars CoV-2 en la Argentina entre la semana epidemiológica (SE) 04 y la SE 31 corresponden a variante ómicron en todas las regiones del país”, detalló la titular del área, Andrea Falaschi. La variante surgió en noviembre en varios países y se extendió rápidamente, su gran poder de contagio elevó drásticamente las curvas de casos en poco tiempo.

Cabe señalar que la semana 4 se extendió hasta el 29 de enero mientras que la 31 terminó el 6 de agosto.

Aumentan las subvariantes BA.4 y BA.5

En tanto, las últimas subvariantes que ganan contagios en el mundo, las BA.4 y BA.5 también comienzan a tener más circulación a nivel local. “Entre la SE30 y la SE31 se observa que BA.4 y BA.5 se encuentran en ascenso mientras que la proporción de BA.2 disminuye”, apuntó la funcionaria.

Pero la situación está tranquila, hay pocas internacionales por la infección, los casos detectados descienden y la normalidad se instala. Los especialistas aprecian que para la mayor parte de la gente la pandemia parece haber terminado.

En un mes los nuevos casos informados en Mendoza bajaron 60% y el promedio diario de notificaciones se redujo a menos de la mitad. Si se toman los últimos 4 informes semanales emitidos por el Ministerio de Salud de la provincia, entre el 22 de agosto y el 18 de septiembre, se reportaron 756 nuevas infecciones. Esto corresponde a 27 días, un promedio diario de 28 casos.

En tanto, las 4 semanas previas se acumularon 1.872 notificaciones en 28 días, un promedio diario de casi 67 casos.

En tanto, la ocupación de camas se ha mantenido relativamente baja durante toda la temporada fría, cuando se esperaba mayor circulación, muy lejos de la ocupación casi plena del primer cimbronazo en 2020. Aún así, las últimas semanas también expresan un descenso: hace un mes era de alrededor de 30% mientras que el último informe, hasta el 18 de setiembre, mostró el Gran Mendoza con 18,18% y 12,96% en todo el territorio mendocino.

Perspectivas hacia adelante

La pregunta que se desprende es si los especialistas creen que podría surgir algún riesgo o complicación respecto de la infección, como nuevas variantes con rasgos preocupantes o grandes brotes. “El virus sigue circulando en la población -respondió Falaschi- por eso el riesgo de mutación siempre existe y es necesario continuar con las medidas de cuidado que han llegado para quedarse”.

En ese sentido consideró que la población debería seguir observando medidas preventivas de cuidado personal tales como: lavado de manos, mantenerse aislado durante la presencia de síntomas para evitar la diseminación del virus, la ventilación de los ambientes, el uso de tapabocas en algunos casos. Para la especialista es algo que sigue teniendo vigencia.

Además, entre las recomendaciones de cuidado a seguir destacó: “Es necesario completar los esquemas de vacunación, especialmente de grupos de riesgo, continuar con las pruebas de detección y con la vigilancia genómica para controlar posibles nuevas variantes y mejorar los sistemas de salud a fin de evitar complicaciones y mortalidad”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA