Médicos mendocinos realizaron una inédita combinación de técnicas para salvar una nena con cáncer

Médicos mendocinos realizaron una inédita combinación de técnicas para salvar una nena con cáncer
El éxito de la cirugía le permitió a la nena pasar el post operatorio en sala común y obtener el alta a las 48 horas. Foto: Prensa Gobierno de Mendoza

Los profesionales del hospital Notti realizaron un procedimiento que no está descripto ni posee publicaciones previas, para erradicar un tumor pancreático en una paciente de 10 años. El resultado fue exitoso y la niña realiza su vida de manera normal.

Hace aproximadamente un año atrás una familia recibía un diagnóstico dramático capaz de paralizarle la sangre a cualquiera. Y es que a una paciente de sólo 9 años le detectaban un tumor maligno en la cabeza del páncreas.

Para poder determinar la malignidad del tumor los especialistas utilizaron una técnica mínimamente invasiva: una biopsia realizada por ecoendoscopía. Este procedimiento, que estuvo a cargo del doctor Jorge Isaguirre, no está descripto ni publicado en el país en un paciente pediátrico.

Al equipo de intervención además se sumó el doctor Jorge Bufaliza, quien tiene una vasta experiencia quirúrgica en adultos y es experto en Cirugía Pancreática. De esta manera, se marcó un hecho inédito: se realizó por primera vez una duodeno-pancreatectomía en un paciente de edad pediátrica en Mendoza.

La duodeno-pancreatectomía es una operación que involucra al páncreas, al duodeno y a otros órganos. Este procedimiento fue muy efectivo permitiendo que la pequeña no requiriera quimioterapia.

Pese a esto, hace tres meses la paciente comenzó a presentar pancreatitis a repetición, requiriendo incluso internación. En ese momento se diagnosticó estenosis del conducto de Wirsung, que es la estrechez del conducto principal del páncreas en la unión con el intestino. Esa estrechez es causa de pancreatitis. Este es el conducto principal del páncreas, que tiene como función drenar el jugo pancreático al intestino.

Frente a este panorama era necesaria una nueva intervención quirúrgica, que implicaba una reconstrucción de la cirugía realizada anteriormente. Fue por eso que un amplio grupo de profesionales se reunió para decidir conjuntamente la implementación de una nueva técnica innovadora, a nivel nacional, denominada Laparo-endoscópica, con colocación de un Stent pancreático. Ese Stent es un tubo que permite vencer la estrechez del conducto y mantenerlo permeable.

El objetivo del procedimiento era resolver esta complicación y evitar, de esa manera, una intervención sumamente invasiva.

La nena tuvo que permanecer internada en el Servicio de Internación Pediátrica 4 para estabilizarla y prepararla para la intervención quirúrgica. El sector que la hospedó está a cargo del doctor Daniel Meoño.

Finalmente, con la aplicación de esta combinación de técnicas, endoscópica y laparoscópica, en forma simultánea, se logró erradicar el tumor pancreático.

Además, el éxito de la cirugía le permitió a la pequeña transcurrir el post operatorio en sala común, con realimentación a las 24 horas, obteniendo el alta a las 48 horas, ya que tuvo una buena evolución.

En cuanto a los parámetros de laboratorio indicadores de alteración pancreática también tuvieron un resultado factible.

Trabajo en equipo

En diálogo con Los Andes, el doctor Humberto Scherl, jefe del servicio de cirugía infantil del hospital Notti, contó: “En este caso es muy infrecuente lo que tenía la niña. A nivel mundial es infrecuente en niños esta patología, no hay muchos casos. El tratamiento se dividió en dos etapas, la primera cirugía fue hace un año, que fue una gran cirugía que no se hace en niños habitualmente, ya que estos pacientes no tienen enfermedades en esa parte del páncreas. Esta nena justo lo tenía y hubo que buscar la manera de solucionarlo. Hablamos con el cirujano de adultos que hace páncreas, el doctor Bufaliza, y juntos pudimos operarla hace un año”.

Y agregó: “Anduvo muy bien en el post operatorio, pero después comenzó con problemas de pancreatitis y era porque estaba estrecho uno de los conductos del páncreas. Y ahí viene la segunda parte del tratamiento, que es la novedad en cómo pudimos resolver. Normalmente lo que se hace es desarmar todo lo realizado en la cirugía anterior hace un año. En este caso entramos, como se opera una cirugía laparoscópica para operar vesícula, y así logramos encontrar el intestino que teníamos que trabajar, lo exteriorizamos y por ahí pudimos hacerle la endoscopia”.

El doctor Scherl destacó que para tal intervención se requirió de otro profesional que se especializa en endoscopia y pudo colocar el stent. “Se trata de un tubito que dilata y deja permanentemente abierto la vía pancreática y logramos solucionar el problema sin tener que desarmar y operar a la niña de nuevo. En la primera cirugía estuvo 30 días en el hospital y por lo menos 15 días en terapia intensiva. Y ahora a las 48 horas estaba en la casa. Estar en el hospital siempre es un riesgo y en este contexto de pandemia más. En este momento el hospital está repleto de enfermedades respiratorias, no Covid-19, sino de otras infecciones”, detalló el galeno.

Y añadió: “La solución última no creo que se haya realizado antes en niños. La complicación que tuvo es rara y se pudo solucionar. Esto habla de lo que hay entrelazado entre todos los hospitales de Mendoza. Nos mantenemos en contacto, nos reunimos. También tuvimos teleconferencias con el hospital Italiano de Buenos Aires, el hospital Garrahan, incluso con un hospital de Brasil que se especializa en enfermedades pancreáticas en niños”.

Para cerrar, el profesional dijo: “Estamos muy contentos con el deber cumplido; es lo que uno quiere solucionar y que todo salga bien. Aunque siempre se pone el mismo empeño con todos los pacientes, a veces no se puede lograr. Es una satisfacción grande que todo haya salido bien. Nos ayudó también la suerte del paciente; la naturaleza ayuda”.

Todo este procedimiento requirió de la participación de varios médicos y el equipo completo del Servicio de Cirugía del hospital Notti. Además de la intervención de los servicios de Gastroenterología, Oncología, Clínica Pediátrica, Laboratorio, Endocrinología, Diagnóstico por Imágenes y Nutrición Clínica.

En la actualidad, y a sólo semanas de la cirugía, la pequeña realiza su vida de manera normal, asiste al colegio y hasta realiza actividad física.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA