Luego de las fuertes tormentas, asisten a vecinos del piedemonte y del Valle de Uco

El Ministerio de Energía y Ambiente, junto con los municipios de Las Heras y Ciudad, está llevando a cabo tareas de reacomodamiento para restablecer servicios tras el desborde del arroyo San Isidro por la tormenta del viernes.

Asisten a vecinos del piedemonte
Asisten a vecinos del piedemonte

La noche del viernes, una intensa tormenta provocó el desbordamiento de la defensa aluvional en el margen derecho del arroyo San Isidro, en la frontera entre los departamentos de Capital y Las Heras. Esta área afectada incluye los barrios informales Quintas de San Isidro y Balcones del Cerro Arco, ubicados en la 12va. Sección Piedemonte de Ciudad, así como terrenos adyacentes en El Challao, Las Heras.

El rompimiento de la defensa generó el arrastre de material, agua y lodo, destruyendo calles y pasos de agua en estos barrios, que han estado establecidos de manera clandestina en la zona durante aproximadamente tres décadas, sin cumplir con requisitos de factibilidad hidráulica, ambiental o de servicios.

Desde tempranas horas del sábado, el personal de los municipios de Capital y Las Heras, en colaboración con el Ministerio de Energía y Ambiente, ha estado trabajando en el área con maquinaria y equipo especializado para restablecer la defensa aluvional, entre otras tareas. Es importante señalar que estos asentamientos no contaban con estudios de impacto ambiental y están situados en áreas de riesgo aluvional, circunstancias que fueron notificadas previamente por las autoridades municipales a los propietarios.

Es crucial recordar que la construcción sin los permisos adecuados y la adquisición de terrenos en lotes no aprobados por las autoridades competentes están prohibidos. En este caso, el municipio había instado previamente a los desarrolladores a regularizar su situación. Para evitar fraudes, se insta a los interesados en comprar terrenos que consulten el estado legal de los proyectos inmobiliarios ubicados en la zona en el municipio.

Estos barrios se encuentran en un ambiente pedemontano delicado, designado por el municipio como “Zona Natural de Amortiguación”, donde el uso residencial del suelo está prohibido. Además de ser una zona de transición entre la precordillera y la llanura, esta área actúa como un amortiguador de los procesos de escorrentía, protegiendo la ciudad aguas abajo.

Desde 2019, se ha estado llevando a cabo un proceso para detectar, concienciar y, en la medida de lo posible, regularizar siete conglomerados ubicados en la misma zona bajo la modalidad de condominios: Quintas de San Isidro Oeste, Balcones del Cerro Arco, Nuevas Quintas, Corredor del Oeste, Cerros Azules, Alto Challao y La Angostura.

En todos estos barrios mencionados, el mecanismo de tenencia de la tierra y la proliferación de construcciones ha sido similar: un propietario original de una gran extensión de tierra vende pequeñas porciones de propiedad a compradores inexpertos, quienes desconocen que en la zona está prohibida la construcción, la subdivisión de lotes y la falta de servicios básicos como agua potable.

Asistieron a 20 familias en el departamento de Tupungato

En el departamento de Tupungato, 20 hogares han solicitado asistencia a la Defensa Civil para hacer frente a las secuelas del temporal.

El equipo de Defensa Civil de Tupungato ha estado en alerta continua, vigilando de cerca la evolución de la situación y brindando asistencia a quienes la necesitan.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA