Le regalaron una computadora y se construyó una casa minando criptomonedas

El hábil joven empezó a explorar en internet foros en inglés que explicaban cómo minar criptomonedas. Foto: Web / Los Andes
El hábil joven empezó a explorar en internet foros en inglés que explicaban cómo minar criptomonedas. Foto: Web / Los Andes

El joven bonaerense de 23 años se armó su primera PC con piezas electrónicas que le regaló la fundación para la que trabaja. Aprendió a minar y con los bitcoins obtenidos pudo construirse su propia casa.

El negocio de las criptomonedas sin dudas es el que impera en estos tiempos, miles de personas han emprendido en este incipiente terreno comprando y vendiendo monedas virtuales. Hoy en día, con el bitcoin a la cabeza, ya es una realidad la importancia que está teniendo este negocio, generando expectativas así como incertidumbres en sus inversores.

El proceso de minado consiste en programas que realizan operaciones matemáticas complejas relacionadas al mundo de la programación. Foto: Web / Los Andes
El proceso de minado consiste en programas que realizan operaciones matemáticas complejas relacionadas al mundo de la programación. Foto: Web / Los Andes

Sebastián, oriundo del barrio Amancay, en Escobar, es un joven de 23 años quien con mucho esfuerzo emprendió en el negocio de las criptomonedas y gracias a ello logró construirse su nueva casa.

En una entrevista que el medio de noticias TN le hizo al muchacho este relató su historia.

Sebastián fue abandonado por su padre desde muy chico, a la edad de 13 años. Como consecuencia de ello, totalmente desahuciado, tuvo que irse a vivir con su hermana.

Después de un tiempo, mientras estaba cursando la secundaria, conoció a su actual pareja y se fueron a vivir juntos. “La pasamos feo” manifestó Sebastián.

Mientras estaba rindiendo las últimas materias que le quedaban para finalizar el secundario y siendo el alumno con el mejor promedio de la clase, comenzó a trabar para la fundación Qué Reciclo como ayudante para el taller de reparaciones. Allí Sebastián se dedicaba a la instalación de software en computadoras.

“En un principio me enseñaron a instalar Windows y hacía eso” contó el joven.

Ganando cada vez más experiencia en el ámbito electrónico, Sebastián aprendió a soldar placas y un poco de electrónica. Al cabo de un tiempo, con algunas piezas de computadoras que le regaló la fundación y sumado al aprendizaje que había adquirido, el chico pudo armarse su primera pc.

Una vez que logró tener la computadora, el hábil joven empezó a explorar en internet foros en inglés que explicaban cómo minar criptomonedas, para traducir lo que decían los manuales en inglés se valió del clásico traductor de Google. Todo esto a la par que seguía trabajando para la fundación.

El negocio de las criptomonedas sin dudas es el que impera en estos tiempos. Foto: Web / Los Andes
El negocio de las criptomonedas sin dudas es el que impera en estos tiempos. Foto: Web / Los Andes

Todo marchaba bien hasta que llegó la pandemia y esto incidió drásticamente en su economía, teniendo que vender algunos aparatos electrónicos con los que minaba. Hay que entender que el servicio para minar criptomonedas se puede usar desde cualquier computadora, porque al estar descentralizado se puede alquilar y de esta manera comenzar a minar. El proceso de minado consiste en programas que realizan operaciones matemáticas complejas relacionadas al mundo de la programación.

De esta forma, con mucha fuerza de voluntad, el joven emprendedor se compró un terreno, lo limpió usando un machete y procedió cimentar la propiedad. El joven explica que tuvo que trabajar el doble a causa de las inundaciones que se producían por las lluvias, pero el duro trabajo valió la pena.

“Todavía me quedan muchas cosas de la casa por hacer” señaló Sebastián.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA